El espléndido campo de tiro de El Raso acogió a unos 50 tiradores en el torneo provincial de codornices a tubo

imageEl campo de tiro de El Raso, tradicional paraje de Almodóvar del Campo donde tienen lugar este tipo de competiciones, acogió este pasado domingo, 24 de junio, el Campeonato Provincial de Codornices a Tubo, organizado por la Delegación Provincial de Caza que atendía así el ofrecimiento de la Sociedad de Cazadores de esta localidad ciudadrealeña.

En los días previos a la competición, personal del Ayuntamiento trabajó en la adecuación del campo de tiro para dejarlo listo con vistas al torneo. Además de desbrozarse el área de puntuación, se hizo lo propio con dos amplias zonas habilitadas para el estacionamiento de vehículos y se dispuso de un módulo portátil de servicios. También cabe destacar la barra de bar ofrecida para contrarrestar los rigores del calor dominical, cubierta para dar sombra y la presencia de voluntarios de la Cruz Roja local.

Todo un dispositivo que fue ensalzado por los responsables federativos. De hecho, el delegado provincial, Manuel Aranda, agradecía su colaboración “tanto a la Sociedad como al Ayuntamiento, que se han volcado en dejarnos el campo de tiro en perfectas condiciones”. Un interés que se traduce en el ofrecimiento por parte de los gestores almodovareños para acoger, de cara ya a próximas ediciones, el territorial de Castilla-La Mancha. “Por lo que a mí se refiere –apuntaba Aranda Castro– intentaré traerme el campeonato autonómico para Almodóvar”.

imageLa competición de este provincial se iniciaba sobre las 10 de la mañana, con la participación de medio centenar de tiradores llegados desde distintas poblaciones de toda la provincia. Con el fin de dar cobertura a estos competidores, la organización trasladó a la zona en torno a un millar de codornices, empleándose alrededor de 700. Pasada la una de la tarde se dilucidaba la clasificación definitiva con la celebración de los desempates.

El concejal de Deportes de la localidad anfitriona, José García-Minguillán, expresaba el orgullo que para una población “con tanta afición a esta modalidad” suponía la acogida de este evento de alcance provincial que, al parecer, se celebraba por vez primera en Almodóvar.

imagePor eso y por ser éste un “deporte muy arraigado en nuestro pueblo fuera de la temporada de caza”, añadía el edil, es intención de los gestores municipales “establecer aquí un campo de tiro que reúna las mejores condiciones para que las gente también practique habitualmente” y, de darse el caso como se comenzaba a plantear, esté en óptimas condiciones para acoger el territorial.

García-Minguillán, junto a sus compañeros de Corporación Fernando Torres, concejal de Agricultura y Medio Ambiente y el alcalde, José Lozano, acompañados del delegado provincial, participaban en el correspondiente acto de entrega de trofeos de una cita que, por otro lado, posibilitaba el pase al regional que a finales de septiembre acogerá la localidad conquense de Las Pedroñeras.

imageEn la competición sénior, el rabanero David Acevedo se alzó con el triunfo absoluto. Tras él y por este orden se situaron Pablo Molina, Raúl Martín Siller, Eduardo de Gregorio, Santiago González Espinosa, Francisco Javier Huerta, Isidro González Espinosa, Francisco Cárceles Martín, Julián Casas Arroyo y Benjamín Zamora; como reservas quedaron Julián Culebras y José Alejandro Soriano. Además, Gonzalo Santos Camacho ganó en junior; Rosario Medina Martín se impuso en veteranos; Juan Manuel Díaz del Campo en  superveteranos; cerrando las clasificaciones específicas, en este caso la de damas, Virginia Soriano y Arancha Martín.

Y Eduardo de Gregorio, Santiago González Espinosa, Isidro González Espinosa y Francisco Cárcerles Martín Moreno, presidente éste último de la Sociedad de Cazadores de Almodóvar del Campo, recibían como mejores locales clasificados en la competición, sus correspondientes recuerdos conmemorativos ofrecidos por el colectivo almodovareño.

A lo largo de la jornada, los presentes tuvieron ocasión de compartir impresiones, en general, sobre la actividad de la caza. “También estamos pasando tiempos difíciles, pero en la que nosotros representamos, la deportiva, afortunadamente se está notando bastante menos porque nosotros no comercializamos carne y las sociedades se centran en sus respectivos municipios y no necesitan hacer inversiones fuertes”, refería el delegado Manuel Aranda.

Y respecto al entorno adehesado en que se enmarca el campo de tiro del Raso, el concejal García-Minguillán apuntaba que “es una de las mayores zonas de caza de la localidad”, aprovechada por la amplia masa social de la Sociedad de Cazadores que “tienen aquí la posibilidad de continuar con su afición, después de que termina la temporada”.