El Ayuntamiento aplaude la creatividad del joven cineasta David Romero

• Un nuevo pase de su película ‘Sachiel’ se ha podido ver esta Semana de la Juventud • A sus 31 años, este autodidacta se muestra decidido a perseverar en la afición

David Romero, junto al cartel de su nueva película, este pasado viernes

La Semana de la Juventud, organizada por el Ayuntamiento de Almodóvar del Campo y que este último domingo de agosto se cierra con cine al aire libre, daba la oportunidad también a que jóvenes creadores aficionados a este género, como David Romero, hayan tenido la ocasión de enseñar a sus paisanos la que es su primera película como director.

Para el concejal del área, José Carlos Soler, sobran las razones para el respaldo a este autodidacta y en él personaliza el interés consistorial de “apostar por la iniciativa de nuestra gente joven y sus inquietudes culturales, en este caso el cine o ya sea la música o el deporte. Hay que volcarse con ellos y darles la oportunidad también con los medios de que dispone nuestro Ayuntamiento”.

Si bien este almodovareño de 31 años fue copartícipe hace cuatro años de ‘El Camaleón Negro III’, en sus dos partes, y ha participado en la realización de otras obras menores y cortometrajes, el estreno este verano de ‘Sachiel’ le está reportando una enorme satisfacción y, lo que es más importante, perseverar en ello de manera más decidida.

Este viernes, junto a la sala de proyecciones que tiene el Club Taurino ‘Almodóvar’ en su sede del Centro Multifuncional ‘Las Eras de Marta’, en los prolegómenos al tercer pase de un largometraje en el que lo mitológico se ambienta en estampas y tradiciones de la localidad, Romero expresaba su gratitud por la acogida que le brinda su propio pueblo.

“Siempre me ha gustado este mundo y me gustaría tener oportunidad de contactar con alguna productora para que vean qué he hecho y se interesen por mis historias”, comentaba, con la convicción segura de que “cuando hago las películas me siento vivo, me siento bien haciendo estas cosas”.

David Romero, joven cineasta autodidacta
José Carlos Soler, concejal de Juventud

Los medios técnicos con que cuenta a la hora de las grabaciones son muy limitados. Su empeño y el de otras personas de su generación como Macarena Romero, Alberto Seco, Ismael Ponce o Juan Gabriel Fayos, con quienes comparte el elenco de ‘Sachiel’, hace posible que las limitaciones queden en muy segundo plano, triunfando el argumento.

La película narra cómo el personaje que da título a la cinta asesina al rey, del que era su lugarteniente, con una espada de poderes maléficos y, como reacción, siete sabios lo intentarán destruir encerrando su espíritu en tan infernal acero, perdiéndose su pista en la memoria de los siglos hasta que, en la actualidad, alguien quiere hacerse con ella.

A lo largo de la trepidante historia, Romero deja bien a las claras su afición por la ciencia ficción, por ‘Márvel’ o por la intriga y el miedo como géneros del séptimo arte y sus guiños a lo contemporáneo. Uno de ellos, por ejemplo, identificar ‘Malvasia’, el reino bajo el domino de Sachiel, con el Valle de Alcudia.

Por eso valora mucho David la oportunidad que este verano está teniendo de mostrar su trabajo de manera pública, apenas unos días después de haber cerrado todo el montaje y posproducción de una película que concibió cuando tenía 17 años aproximadamente y en cuya grabación pudo finalmente emplearse a fondo hace ya tres años.

“Antes grabábamos cosas y lo veíamos los cuatro amigos […] pero cuando hicimos ‘El Camaleón Negro III’ fue algo tan grande, con la participación de tantas personas y un montaje tan grande, que dije que esto no se podía quedar solo entre nosotros y por eso decidí ponerla para que todo el mundo la viera”, afirma. ‘Sachiel’ nació ya para eso.

Reconoce con humildad que “de siempre ha tenido muchísima imaginación, escribiendo cosillas” y de hecho ya tiene concebida la segunda parte de la cinta. Su objetivo, recalca, es sobre todo “entretener y evadir al espectador de todo lo que está pasando hoy día, que se olvide de la realidad al menos por un rato” y por eso huye de historias tristes.