El Jardín fue una buena alternativa para el Festival de ‘La Mancha Baja’, cuya edición 34ª corría peligro

imageEl pulmón verde de Almodóvar del Campo, su Jardín Municipal, sirvió el oxigeno necesario a un Festival de Folclore de ‘La Mancha Baja’ que, de no haber sido por el cambio de emplazamiento, no hubiera podido celebrarse. La carencia del escenario desmontable que otros años sostenía los diferentes cuadros de música y baile tradicional ofrecidas por los grupos actuantes en la Plaza Mayor suponía este 2012 un importante lastre.

imageFinalmente comisión organizadora del evento, que este año alcanzaba su trigésimo cuarta edición y responsables municipales, apostaron por utilizar el emplazamiento de mampostería que tradicionalmente se usa para actuaciones musicales en verano o para la celebración de las fiestas septembrinas y que, a partir de ahora, demuestra su versatilidad para este tipo de festivales, aunque obligue a reducir los espacios.

imageMarta Blanco, responsables de la Concejalía de Cultura y estos días alcaldesa en funciones, agradeció la presencia del numerosísimo público que se volvió a dar cita en el nuevo emplazamiento, “al que nos hemos visto obligados a venir porque este año no contábamos con escenario.

imageTras hacer alusión a las “serias dificultades que ha habido para que este festival viera este año la luz”, Blanco quiso destacar el papel que en el sentido de dar con la alternativa ha tenido el grupo anfitrión, ‘Balálita’, y “especialmente a su presidente, Manuel Hipólito, cuyo esfuerzo, dedicación y comprensión ha permitido estar hoy aquí”. Así, “gracias a ellos llevamos ya 34 años de festival y no podíamos dejar que se perdiera este año”. Tampoco se olvidó la representante institucional de quienes colaboraron desinteresadamente, como la presentadora, la periodista Local Sofía Nevado, ni del personas municipal que ha contribuyó a dejar todo listo.

imageDe ahí que pocos minutos después de las 21,30 horas del pasado sábado, 21 de julio, diera comienzo ante varios cientos de espectadores, entre ellos una treintena de usuarios del servicio de Teleasistencia de Cruz Roja de Almodóvar, el XXXIV Festival de ‘La Mancha Baja’ con el ‘Himno a la Alegría’. Representantes de ‘Balálita’, del madrileño Grupo Folclórico ARA y de los también ciudadrealeños Asociación Folklórica ‘Tierra Roja’ de Almagro y la Asociación Folklórica y Cultural ‘San Isidro’ de Argamasilla de Calatrava, protagonizaron mientras la ceremonia de las banderas que simboliza el hermanamiento entre regiones.

imageDesde ese momento y por espacio de algo más de dos horas se sucedieron sobre el escenario de ‘La Rosaleda’ los distintos grupos, pudiéndose contemplar y escuchar piezas tan diversas como las jotas ‘de la vendimia’, ‘de Almagro’, ‘de las lavanderas’, ‘manchega’, ‘enredá’, las seguidilla ‘de Membrilla’ o ‘de Almodóvar’, las ‘manchegas de Albacete’, la estampa del lienzo ‘La pradera de San Isidro’ o ‘La boda de Luis Alonso’, entre otras muchas. Y todo con trajes tan diferentes y preciosos como el de ‘dulcinea’, ‘de gala’, o los goyescos llegados de Madrid.

image

Como es habitual, fueron los más pequeños de ‘Balálita’ los que abrieron el programa, un grupo infantil que se busca incentivar. “Queremos que haya una cantera y para ello tenemos previsto a principio de curso ir, tanto la rondalla como el grupo de baile, por los colegios con el fin de que nos vean y se ilusionen las familias y los chicos pidan venir a nuestra escuela”, apuntó Manuel Hipólito, quien se muestra convencido de que así se puedan repetir los buenos resultados que se están dando con la tradición de los mayos.

El presidente del grupo anfitrión reconoce que la situación económica que está haciendo mella en muchos ámbitos de la sociedad, también está haciendo mella en este tipo de colectivos, como lo demuestra el hecho de que este año no se celebran los festivales de Ciudad Real capital o Argamasilla de Calatrava, e incluso el de Almodóvar del Campo ha estado en peligro. “No se hacen no porque no quieran, dado que la ilusión y las ganas por que estos festivales sigan adelante son los mismos de antes, El problema es que no hay dinero para costear los gastos. En Almodóvar, afortunadamente, la Corporación ha hecho un esfuerzo y aquí estamos”, señalaba Hipólito.

Al parecer, este año la Diputación Provincial, que en los últimos años facilitaba gratuitamente el referido escenario, este año no ha suscrito convenio alguno con empresas del sector y el hecho de contratarlo directamente encarecía todo en una cuantía muy importante. “Por eso se optó por hacerlo en el Jardín, que aunque es un poquito pequeño creo que está resultando bastante bien”, en palabras del responsable de la asociación folclórica almodovareña.