Almodóvar del Campo arropó la procesión de Córdoba de su santo paisano

El alcalde, junto a trinitarios durante la procesión del pasado sábado por la tarde.
  • Se concedió al alcalde el honor de toque para una de las ‘levantás’ de la imagen de San Juan Bautista de la Concepción en una procesión histórica

El municipio de Almodóvar del Campo, a través de su alcalde José Lozano y otros paisanos, participaban este sábado 12 de febrero en Córdoba en la procesión extraordinaria de san Juan Bautista de la Concepción, el santo almodovareño cuyos restos reposan en la ciudad.

Fue una oportunidad muy especial, por cuanto no es habitual que la capital cordobesa saque a sus calles al reformador de la Orden de la Santísima Trinidad, de cuya iglesia de Nuestra Señora de Gracia partió un amplio y muy sentido cortejo de devotos.

Fue en horario vespertino y en los días previos a la festividad del santo, que hoy 14 de febrero se conmemora en el santoral y que este año está siendo asimismo fiesta local en Almodóvar del Campo, con los actos habituales que se desarrollan en su honor.

El alcalde tuvo así la deferencia de sumarse a la de Córdoba, acompañando al padre Manuel García, quien el viernes, en su prédica en la novena almodovareña, brindó la posibilidad de traer a su ciudad natal los restos de san Juan Bautista de la Concepción.

Por lo pronto, José Lozano quiso agradecerle y a toda la congregación trinitaria, como al superior, el padre fray José Luis Obispo, la gran acogida que recibió como representante de Almodóvar del Campo, tanto en su visita a la capilla como luego durante la procesión.

José Lozano, ante la urna con los restos mortales de san Juan Bautista de la Concepción, en Córdoba.

La cita transcurrió durante unas dos horas y media con gran fervor, participando profesores y alumnos, actuales y antiguos, del Colegio ‘Santísima Trinidad’, cofrades del Resucitado y del Cristo de Gracia o la Agrupación Musical ‘Santísimo Cristo de Gracia’.

Como portadores, una veintena, participaron una veintena de personas, entre integrantes de las cuadrillas del Cristo de Gracia, del Rescatado y la Virgen de la Amargura, además de antiguos alumnos del colegio trinitario.

Fue en un punto del recorrido cuando el alcalde José Lozano fue invitado por el capataz que dirigía el paso a dar los tres toques de ‘levantá’, en agradecimiento al acompañamiento y en señal de hermandad entre Córdoba y Almodóvar del Campo.

La procesión fue vivida con gran intensidad y entusiasmo. De hecho, fueron muchos los fieles que quisieron arropar al santo, con una petición muy clara, el cese de la pandemia, además de otras personas que habitualmente se encomiendan a san Juan Bautista de la Concepción en sus complicadas travesías ante afecciones como el cáncer o el sida.

Con todo, José Lozano ha subrayado lo “extraordinario” de la jornada y extendió su gratitud a la amplia familia trinitaria cordobesa, expresando además su deseo de que “se pueda repetir todos los años y podamos acompañar también parte de nuestro pueblo”.

Antes de la procesión, el regidor pidió ante la urna con los restos del paisano su intercesión ante Dios para que sean cumplidos los deseos y súplicas de cada uno de sus vecinos y vecinas y, ante todo, salud para Almodóvar del Campo y las pedanías.