Almodóvar del Campo pide equidad territorial y económica frente al cáncer

El acto ha transcurrido este mediodía en la Plaza Mayor.
  • En la concentración de este mediodía en la Plaza Mayor, por el Día Mundial
  • La Asociación Española Contra el Cáncer ha dado datos sobre estas inequidades

Varias decenas de personas se han concentrado en la Plaza Mayor de Almodóvar del Campo al mediodía de este 4 de febrero, Día Mundial del Cáncer, para proclamar la necesidad equidad médica en España para hacer frente al cáncer de una manera eficaz.

Convocada por la Junta Local de la Asociación Española Contra el Cáncer, conforme al llamamiento hecho a todo el país, durante la cita se ha leído un manifiesto que da cuenta de que “el cáncer es igual para todos, pero no todos somos iguales frente al cáncer”.

Un texto contundente de denuncia al que han puesto voz una vecina de la localidad y la presidenta local de la organización Paloma Ramírez, tras las palabras de bienvenida y agradecimiento ofrecidas por la concejala de Participación Ciudadana, Lidia Paz.

La edil ha hecho hincapié en la necesidad de realizar este tipo de actos, por cuanto “la triste realidad es que el cáncer es una enfermedad que sigue su ritmo, que no entiende de pandemias y que es preciso atenderlo con igualdad de recursos y medios”.

El documento, atendido también por estudiantes de Secundaria, articula una campaña reivindicativa, en la que se apuntan tres inequidades, como no tener mismas oportunidades de prevención y detección precoz del cáncer en diferentes comunidades autónomas.

En unos casos porque en según qué territorios “no han conseguido que toda su población de riesgo tenga acceso a los programas de cribado; o que no la está protegiendo lo suficiente frente al humo del tabaco porque la aplicación de la ley es muy laxa”.

Otra de estas desigualdades es no tener garantizada “una atención integral y continuada que cubra todas sus necesidades cuando le es diagnosticada la enfermedad”, porque han de elegir entre pagar sus facturas básicas o hacer frente a los gastos frente al cáncer.

Teniendo asimismo en cuenta que “hay personas que tienen que desplazarse más de una hora, pudiendo llegar a ser hasta cuatro, todos los días para recibir un tratamiento que le puede salvar la vida; o personas que al final de su vida muere con dolor emocional por ausencia de CCPP con soporte psicológico”, conllevando así una mayor vulnerabilidad.

Y la tercera en cuestión radica en que “no todos los tumores se investigan lo necesario para que sigan aumentando sus índices de supervivencia, por lo que las personas a los que se les diagnostica este tipo de cáncer no tienen las mismas oportunidades sobrevivir”.

Otra clave del mensaje de este viernes por parte de la Asociación Española Contra el Cáncer es que, ante estas realidades, la organización “a través de nuestros recursos” busca paliar en el corto plazo paliar las desigualdades descritas en prevención, atención e investigación.

Y que a medio y largo plazo trabajan “con entidades públicas y privadas para conseguir que, en el futuro, todas las personas sean iguales frente a la enfermedad”, en el objetivo último de “garantizar el derecho a la salud de todas las personas”.

Observatorio del cáncer en España

En el manifiesto también se recogen datos como que el 42% de las comunidades autónomas no protege a la población del humo del tabaco, estando expuestos casi el 43% de los menores de 12 años a ello en espacios públicos.

También que más del 90% de las comunidades no tienen atención psicológica especializada o es insuficiente y siete de ellas y ciudades autónomas no han conseguido que toda su población de riesgo (50 a 69 años) tenga acceso al cribado colorrectal.

Que en España no se alcanza la ratio recomendada por la Asociación Europea de Cuidados Paliativos [2 por cada 100.000 habitantes] situándose la media del país en 0,6 por cada 100.000 habitantes, ligeramente por debajo de la media europea (0,8).

En términos socioeconómicos, el consumo de tabaco entre personas de estratos sociales más bajos es casi el doble que personas de clase alta y la exposición diaria al humo del tabaco en espacios cerrados es casi tres veces superior.

Entre gastos directos e indirectos, el cáncer provoca un coste económico al 41% de las familias superior a 10.000 euros durante la enfermedad. Cada año, casi 30.000 personas son diagnosticadas de cáncer en una situación de vulnerabilidad laboral, lo que hace que estos costes derivados de la enfermedad podrían no ser asumibles por ellas.

Y más del doble de mujeres que de hombres (25,7% de las mujeres) tienen unos ingresos por su trabajo menores que el Salario Mínimo, lo que puede hacer que los costes económicos derivados del cáncer sean inasumibles.

Además, se detecta un mayor porcentaje de mujeres con cáncer con malestar psicológico significativo (45%) frente a los hombres (27%) y, en general, casi 50.000 personas a las que cada año se les diagnostica un cáncer viven solas.

Y respecto a la investigación se pone el foco en tumores cuya supervivencia es baja como páncreas, esófago o hígado, o está estacada como laringe, estómago o pulmón) debido a que no se investiga lo suficiente. Y que gracias a la investigación en estos últimos años, hay un aumento de la supervivencia, 3,3 puntos en hombres y 2,6 en mujeres.