Almodóvar del Campo saluda a sus cuatro nuevos agentes y dos oficiales de Policía Local

Posado con los efectivos protagonistas del acto.
  • La pandemia obligó a adelantar las prácticas para reforzar las tareas del cuerpo
  • El alcalde les expresó, tras colocarles respectivamente las placas y divisas del cuerpo, que “ser policía local es también labor de acompañamiento al civismo”

Tras varios meses de demora por las restricciones sanitarias a las que obligó la pandemia, este viernes finalmente se pudo realizar el acto pendiente por el que cuatro nuevos agentes han recibido la placa de la Policía Local de Almodóvar del Campo y otros dos de sus integrantes la divisa de ascenso a oficiales.

Un acto que se desarrollaba en el salón plenario del edificio consistorial, donde se daban cita los protagonistas, acompañados de familiares y amigos, así como otros compañeros del cuerpo policial y también por un miembro de la Policía Nacional de Puertollano por ser pareja de una de las nuevas agentes locales.

Con el preceptivo uniforme de representación, juraron o prometieron sus respectivos cargos Toñi Ruiz Ruiz, Ismael Nieto Acero, Laura Lillo Sendarrubias y Fernando Gavidia Osado, a quienes el alcalde, José Lozano, quien presidía el acto, imponía la flamante placa de la Policía Local de Almodóvar del Campo.

A continuación, se procedió de igual manera con Jacinto Cabrera Gijón y Juan Ramón Romero González, quienes ya atesoran una docena de años en el cuerpo y que, tras superar también sus preceptivos periodos formativos, ostentan ya así su condición de oficiales, colocándoles el primer edil en las hombreras las divisas que lo acreditan.

Gratitud por su entrega en estos difíciles meses

José Lozano les felicitaba por estos respectivos nombramientos formalmente realizados, agradeciéndoles, no obstante, su especial labor durante todos estos meses de pandemia, haciéndolo extensivo con la totalidad de la plantilla policial, en unas circunstancias que calificaba de “inéditas” para la humanidad de hoy en día.

“Mi enhorabuena por vuestra generosa entrega junto al resto de compañeros y vuestro subinspector jefe Miguel Ángel Susín, atendiendo no solo los cometidos habituales de un municipio como el nuestro. Si no, además, bajo las órdenes y directrices del Estado”, en referencia a cumplimiento de las normas sanitarias”, les dijo el alcalde.

Recalcando que “ser policía local es también labor de acompañamiento cercano hacia el civismo entre quienes compartimos una misma ciudad y de garantizar la convivencia de la ciudadanía y la normalidad en el día a día. Porque en nuestra democracia, el respeto al prójimo, si no sale de nosotros mismos, se ha de ajustar a leyes y reglamentos. Y es ahí donde entráis en juego, en especial ante la incomprensión de algunos”.

También se refirió José Lozano a la “constante evolución” de la Policía Local en la gestión municipal, “por la que esta Corporación municipal sigue haciendo cuanto requiere para garantizar sus cometidos. No sólo en recursos humanos como los que encarnáis, sino también en medios”.

Por eso ponía de manifiesto su deseo “de que en breve podáis contar con unas dependencias dignas y adecuadas a los servicios del siglo XXI”, en alusión al edifico adquirido por el Consistorio en el Pilar de Abajo y que va a albergar la nueva sede de la Comisaría de Almodóvar del Campo.

Desde la izquierda, Ismael Nieto, Toñi Ruiz, Laura Lillo y Fernando Gavidia, nuevos agentes de la Policía Local.

Palabras de los efectivos policiales

Esfuerzo en renovación de personal por las jubilaciones de hace un par de años, por la incorporación constante de medios técnicos y auxiliares y por las propias instalaciones. Así lo destacaron en sus respectivas intervenciones Juan Ramón y Jacinto. Ambos valoraron asimismo el compañerismo de compañeros y, en particular, la ayuda de los cuatro nuevos miembros que quisieron incorporarse antes de lo previsto.

Laura, en representación de estos, tomó también la palabra para agradecer al alcalde y a la Corporación municipal en general, su interés por el cuerpo, así como a familiares y amigos la compañía en “este día tan importante para nosotros y por apoyarnos día tras día a conseguir nuestro objetivo”.

Al subinspector jefe “por apoyarnos y ayudarnos siempre que lo hemos necesitado” y, con él, “a nuestros compañeros que desde el primer día que llegamos aquí, un poco antes de tiempo debido a las circunstancias que estábamos viviendo en ese momento, nos acogieron en esta gran familia con mucho cariño y paciencia”, dijo la nueva agente.

“Ellos nos ayudaron, nos enseñaron, nos aconsejaron siempre que lo necesitábamos y nos acompañaron en este gran camino, a veces tan gratificante, a veces tan complicado. pero sin duda el camino por el que tanto luchamos y conseguimos con mucho esfuerzo. […] Juntos hemos vivido cosas buenas y otras no tanto, pero siempre hemos aprendido de ellas. Esto es solo el comienzo. Nos queda mucho camino para seguir creciendo y aprendiendo”, concluyó.

Jacinto Cabrera y Juan Ramón Romero (de pie), nuevos oficiales.

Susín agradeció a los agentes “el sobreesfuerzo” por la pandemia

Por su parte, su mando directo, Miguel Ángel Susín, se sumaba a las enhorabuenas ofrecidas, en particular a los agentes que superaron en su día las pruebas selectivas y, posteriormente, todos los protagonistas del acto por haber superado sus respectivos cursos de formación.

El subinspector jefe explicó que toda la cronología habitual a la hora de que nuevos agentes lleguen al cuerpo, pasando primero por la fase formativa, se vio alterado por la situación de excepcional alerta sanitaria “y tuvimos que adaptarnos a las circunstancias imperantes”, agradeciendo el “sobresfuerzo que habéis hecho durante la pandemia”.

De hecho, las prácticas se pudieron adelantar a las clases en la Escuela de Protección Ciudadana de Castilla-La Mancha, en Toledo, porque “voluntariamente se incorporaron para ayudarnos”, explicó Susín, cursando finalmente las casi 1.700 horas lectivas de formación inicial.

Los diferentes módulos de estudio incluyeron temas jurídicos, de técnico policial, policía judicial, tráfico y seguridad ciudadana, policía administrativa, psicosocial y policía comunitaria, emergencias o tiro policial.

En el caso de los nuevos oficiales, fueron alrededor de 900 horas lectivas, con materias tales como dirección de personal, instrucción diaria de servicio, dirección de cuerpo policial, actuaciones, normativa policial, prácticas en centros de trabajo, otras actividades complementarias, técnico policial, informática e idiomas.

Posado de los efectivos policiales junto a autoridades municipales al término del acto.

Reconocimiento del concejal de Policía

El concejal responsable del cuerpo, José Carlos Soler, también tomó la palabra para brevemente trasladarles su enhorabuena y explicar que las circunstancias sanitarias obligaron a posponer el acto celebrado ayer.

Asimismo, compartió con los asistentes como durante el tiempo que lleva al frente de este departamento como responsable municipal, todos los integrantes del cuerpo “han demostrado la profesionalidad en unas circunstancias muy difíciles por el Covid”.

“Algo que es de agradecer por la ciudadanía de Almodóvar del Campo”, enfatizó y les reiteró los mejores deseos para mantener esa labor, contando para ello con su apoyo directo y la del resto de concejales “para cualquier cosa que podáis necesitar”.