Alumnado aprende las particularidades de los cernícalos primilla

Captura de la videoconferencia celebrada entre los distintos centros docentes y Desarrollo Sostenible.
  • En una didáctica videoconferencia ofrecida por Ángel Arredondo y Víctor Díez
  • Marín y Torres han coincidido en el interés común por preservar esta especie

Alumnado de los cuatro centros educativos de Almodóvar del Campo han tenido la ocasión de conocer este viernes, víspera del Día Internacional de las Aves Migratorias, las particularidades de unos vecinos muy especiales como son los cernícalos primilla.

No en vano, las iglesias de Nuestra Señora de la Asunción y también la de Santa Catalina en la pedanía de Tirteafuera están declaradas como las primeras ZEPA’s Urbanas (Zonas de Especial Protección de Aves) de toda Castilla-La Mancha.

Y por estos motivos, tanto hoy como mañana, la Delegación Provincial de Desarrollo Sostenible y el Ayuntamiento colaboran en la organización de sendas jornadas de educación ambiental para escolares, jóvenes estudiantes y familias.

La de hoy ha sido una sesión muy didáctica, con dos sucesivas charlas ofrecidas por especialistas en la materia como son el naturalista almodovareño Ángel Arredondo y el jefe de servicio de Vida Silvestre de la JCCC en la provincia, Víctor Díez.

Intervenciones ofrecidas por videoconferencia y en la cual han intervenido también, abriendo la jornada desde Ciudad Real y Almodóvar del Campo el delegado provincial de Desarrollo Sostenible, Fausto Marín y el concejal de Medio Ambiente, Fernando Torres.

Ambos han mostrado la sintonía de ambas Administraciones en lo que al cuidado de la biodiversidad en general se refiere y, en particular, a las colonias de cernícalos primilla se refiere, máxime tras el establecimiento oficial de las ZEPA’s Urbanas el pasado año.

Durante las sesiones de los especialistas se ha puesto de manifiesto que la especie es un ave rapaz familia de los halcones, con garras y pico propios de su predadora y por eso su vuelo cernido le permite sostenerse en el aire para buscar desde ahí posibles presas.

Arredondo se ha referido a su pequeño tamaño y a la peculiaridad de vivir en colonias, ya sea en zonas urbanas zomo las referidas ZEPA’s, o en el campo, en casas de labor viejas y similares, aunque opta por entornos habitados fundamentalmente.

El también miembro de Harmusch Estudio y Conservación de Fauna, de la Sociedad de Historia Natural de Ciudad Real y de Descubre Alcudia, ha explicado que suelen llegar en febrero en época de la cría y a principios de septiembre ya están de vuelta a territorios subsaharianos, en particular en Senegal y Mali, a través del Estrecho de Gibraltar.

También ha aludido a los beneficios que para la agricultura ofrecen los cernícalos primilla al evitar plagas, pero ha lamentado que la química imperante en las labores del campo, vienen mermando desde hace una década la población de estas aves en diferentes puntos del país al reducirse drásticamente sus posibilidades de alimentación.

En este sentido Arredondo ha significado que entre Almodóvar y Tirfeafuera, en ese terreno agrícola, es muy fácil ver grandes concentraciones de estos pájaros a la caza de presas, sobre todo durante la siega y en torno a las cosechadoras.

Y ha valorado la dotación de nidos artificiales que se instalan en edificios cercanos a sus colonias, como el ayuntamiento almodovareño, para suplir falta de mechinales y oquedades donde habitan, y primillares que en el campo suplen la carencia de casas.

Por su parte, Víctor Díez ha explicado los pormenores que tienen las ZEPA’s como espacios de protección para las aves, su historia, ubicación y los razonamientos de estas primeras de condición urbana en toda Castilla-La Mancha.

Apuntando también que estas figuras suponen, por un lado, una oportunidad para contribuir a la conservación de la naturaleza y, paralelamente, una oportunidad de turismo especializado en la ornitología del que sacar provecho en otros ámbitos.

Estas jornadas se cierran mañana sábado con una actividad de educación ambiental para familias, con parte lúdica de juegos en el entorno de la parroquia de Almodóvar del Campo para, desde la Plaza Mayor, iniciar una ruta guiada hasta la Laguna.