Música en directo, chocolatada y bizcochada en la Residencia de Mayores ‘El Pinar’

  • El Ayuntamiento contribuyó a una agradable tarde al aire libre para los residentes
  • La directora valora el interés que siempre demuestran los gestores municipales

Usuarios y plantilla de trabajadores de la Residencia de Mayores ‘El Pinar’ de Almodóvar del Campo compartían en la tarde de este pasado jueves una muy agradable jornada de hermandad con música en directo y merienda especial, a base de chocolate y bizcochos.

Encuentro que transcurría en la antesala al aire libre del edificio residencial, con la actuación del cantante Alfredo, que hizo las delicias de las mujeres y hombres en unas fechas en que la localidad debiera está celebrando sus tradiciones Feria y Fiestas.

Un momento de la actuación de Alfredo.

“Aunque este año no es posible, pero como la situación de la pandemia ha mejorado, al igual que desde el Ayuntamiento hemos programado otras actividades culturales y lúdicas, hemos visto conveniente también hacer este ofrecimiento a nuestros mayores”.

Con estas palabras la concejala Carmen Santos señala el afán del Consistorio por tratar de alimentar la ilusión entre los residentes de ‘El Pinar’, “tras este larguísimo año y medio de alerta sanitaria que, por fortuna, apenas si ha afectado a este servicio”.

Plantilla y equipo directivo de la Residencia con el cantante Alfredo y las concejalas Carmen Santos y Virginia López.

La titular municipal de Atención a Personas Mayores, que estuvo acompañada por su homóloga de Cultura, Virginia López, trasladó así un mensaje de optimismo a residentes y agradeció personalmente a dirección y plantilla su esfuerzo y dedicación estos meses.

“Siempre se han caracterizado por su entrega para procurar el mayor bienestar posible a las personas mayores que tienen aquí a su cargo, pero con el coronavirus su empeño ha sido todavía mayor y así lo tenemos que reconocer”, apuntaba Santos.

Carmen Santos, conversando con una residente.

Palabras que agradecía la directora de ‘El Pinar’, Beatriz Copado, quien daba sentidas gracias al Ayuntamiento, en especial a las ediles, “por vuestra implicación y el cariño hacia nuestros mayores” y particularmente por haber llevado el chocolate y los bizcochos.

También se felicitaba por la alegría con la que todos disfrutaron el jueves de “una muy buena tarde y todos lo vivieron, lo vivimos, con una enorme alegría, con el deseo de que podamos seguir compartiendo estas vivencias tan nuestras”.