Zacarías Morena González, el afable vecino que suma 101 septiembres de longeva y provechosa vida

Posado de los asistentes al 101 cumpleaños de Zacarías.
  • Parte de sus muchos familiares compartieron tarta en la Residencia ‘El Pinar’
  • El alcalde pone en valor el sacrificio, “y sin quejarse”, de aquellas generaciones

Cuarto de ocho hermanos y candidato a formar filas en la denominada ‘quinta del biberón’, pero con la suerte de no participar finalmente en la contienda civil, Zacarías Morena González, un vecino soltero, cariñoso, muy familiar y querido, ha celebrado este martes, 13 de septiembre, su 101 cumpleaños.

La irrupción de la pandemia el pasado año, todavía sin vacunas y en medio de una gran incertidumbre, impidió y aconsejaba que el centenario no tuviese el carácter de celebración como la que este año, ya sí y con todos los protocolos sanitarios de la Residencia de Mayores ‘El Pinar’, ha compartido con sus cercanos parientes.

Junto a los dos hermanos que aún le quedan, Carmelo de 98 y Jacinto de 90, varias de sus 19 sobrinas y sobrinos y otros familiares y allegados ya en sucesivas generaciones, el amplio patio y pinar que antecede al edificio residencial fue nuevamente el marco para celebrar esta efeméride tan destacada en la vida de Zacarías.

También estuvieron, representando al Ayuntamiento y, por ende, a toda la población de Almodóvar del Campo, el alcalde José Lozano y la edil Carmen Santos, aportando la tarta preceptiva y un pequeño detalle. Pero el más emotivo, sin duda, fue el dado por sus familiares, una composición fotográfica con los padres y hermanos del celebrante.

Familiares de Zacarías, tras entregarle la emotiva fotografía de padres y hermanos.

En tiempos de tantas dificultades, sus padres, Paulina y Epifanio, labradores, pusieron a Zacarías de muy pequeño, como así fue con el resto de hermanos, a trabajar. Tenía 9 años y desde entonces estuvo sirviendo en dos casas de labor durante 43 años. Y ya después, al generalizarse la mecanización de las tareas agrícolas, hubo de cambiar en su vida activa a contratista para el sector de la construcción, en la vecina Puertollano.

Preguntado acerca del secreto para llegar a tamaña edad, con esa alegría que no le falta nunca, replica que “el Señor y la providencia divina te lo pueden decir” y reconoce que “nunca he sido delicado”, acompañando antaño la comida de alguna cerveza o vaso de vino y en fiestas señaladas también alguna copa de anís, pero de vez en cuando.

Zacarías, afable y agradable como pocos, se mostraba encantado del acompañamiento que siempre le han brindado sus familiares y amistades. Incluso sus parientes le daban traslado durante el sencillo y breve encuentro de cumpleaños, de felicitaciones de tantas personas como en Almodóvar del Campo también le aprecian.

El alcalde reconoce en la de Zacarías “una generación extraordinaria, de trabajo, de lucha, de sacar adelante familias, hijos y, en este caso, a sus hermanos y a sobrinos y sobrinas, siendo un hombre trabajador e incansable”, al que el propio José Lozano, como un vecino, ha tenido oportunidad muchos años de saludar cuando salía a sus paseos.

Carmen Santos y José Lozano, tras entregarle el detalle municipal a Zacarías, entre sus hermanos.

Destacaba una vez más el regido el homenaje y reconocimiento que se debe dar a personas como Zacarías, “porque si hoy en día tenemos estos medios y esta realidad con tantas oportunidades es gracias a todo el trabajo que han aportado durante su vida activa tantos vecinos y vecinas de este pueblo, con sacrificio y sin quejarse nunca”.

“A estas generaciones que tenían muy poquito, que tenían que trabajar de sol a sol, tenemos que darles las gracias”, recalcaba Lozano, quien se felicitaba por encontrar a tan jovial cumpleañero “en unas condiciones muy buenas y aunque ahora le pueda doler la rodilla, apenas si durante su vida ha tenido que tomar alguna pastilla”.

Por su parte, Beatriz Copado, directora de la Residencia de Mayores ‘El Pinar’, donde Zacarías vive desde el pasado mes de abril, señalaba de él como “está estupendo y, como se puede ver, es la vitalidad en persona y aunque necesita supervisión, él sigue vistiéndose solo”.

Y en este sentido, aunque se aprecia a simple vista, “mantiene muchas habilidades y cognitivamente te dice el día que nació, cuando es su cumpleaños, los años que tiene, los nombres de sus hermanos que han sido ocho y de toda su familia”, apuntaba también Copado.

Carmelo, Zacarías y Jacinto, los tres longevos hermanos.

Chocolate, bizcocho y música este jueves

Por otro lado, cabe señalar que este centro residencial para personas mayores en Almodóvar del Campo va a albergar este jueves chocolatada y bizcochada, amenizada en directo con los temas interpretados por Alfredo, en armonía con la programación especial cultural y lúdica que tiene lugar en la población en tan significadas fechas de septiembre.

Carmen Santos, concejala responsable de la Atención a Mayores, explica que “por esta época de celebraciones siempre ha sido tradicional también que nuestro Ayuntamiento haga extensivo el sentimiento festivo a residentes y plantilla de trabajadores, por lo que al retomar este año cierta actividad hemos querido hacer aquí también lo propio”.

Una cita que transcurrirá con todas las medidas preventivas “porque de lo que se trata es de seguir manteniendo a nuestras personas mayores con las máximas garantías de salud, sin que eso suponga coartarles la posibilidad de disfrutar de un mes de septiembre como siempre ha caracterizado a Almodóvar del Campo”, apostilla Santos.