Siete nuevos donantes de sangre entre los 90 que ayer dieron su mejor muestra de generosidad

Espacio reservado a las extracciones, que se hacían ocho simultáneamente.
  • En la visita de la Hermandad Provincial que albergó el Pabellón de Deportes
  • Ángel Morena y José Lozano valoran la solidaridad y la renovación generacional

La Hermandad Provincial de Donantes de Sangre recalaba en la tarde este lunes de nuevo en Almodóvar del Campo, recabando en la primera extracción colectiva del año 2021 la solidaridad de 90 personas, de la cuales siete lo hicieron por primera vez.

Para atender su visita, que antes de la pandemia se realizaban en el Centro de Salud de la población y durante el pasado año transcurrió en otros espacios como las sedes la peña del Real Madrid o de Cruz Roja, el Ayuntamiento facilitó el Pabellón de Deportes.

Allí, en parte de su pista polideportiva, se dispusieron cuatro espaciosas zonas para atender el protocolo de extracciones, con ocho camillas habilitadas; la zona de chequeo médico previo; la de recepción de donantes; y la de espera para tomar bebida y bocata.

Una decena de personas, entre enfermeras, médica, administrativos y personal auxiliar dieron cobertura por parte de la Hermandad de Donantes, contando con el apoyo del operario municipal y de Ángel Morena que, junto a Antonio Ruiz, coordinan estas visitas.

Zona de chequeo médico previo.

Morena expresaba como “últimamente y a pesar de la pandemia la Hermandad Provincial está viniendo más a menudo y el año pasado lo hicieron cuatro veces”, recordando que la anterior fue el 21 de diciembre y se mantiene esa regularidad.

Ofrecimiento continuado al que “el pueblo de Almodóvar está respondiendo como siempre lo ha hecho e, incluso, si cabe, mejor que antes de esta situación sanitaria que tenemos ahora”, alcanzándose en la anterior visita las 88 donaciones.

Y también celebra como en esta línea de correspondencia por parte de la ciudadanía, en cada visita se incorporan nuevos donantes, algo a su juicio “imprescindible y fundamental si tenemos en cuenta que se deja de donar al cumplir los 65 años”.

Se viene produciendo una renovación generacional continuada que “si no fuera así, esto evidentemente se acabaría”, abunda Ángel Morena, quien añade que sobre 130 pueden ser los donantes activos habituales, de una comunidad local que alcanza los varios centenares si bien ya muchos alcanzaron edad límite o razones médicas se lo impiden.

Zona de reposo donde reponer líquido y alimento.

Es el caso este último del alcalde, José Lozano, quien se acercó a comprobar con satisfacción la generosidad de sus conciudadanos, a la que él precisamente ya no puede sumar tras años haciéndolo desde bien joven.

El primer edil solo tenía palabras de gratitud pues, como destacaba, “son muchos los donantes que hay en Almodóvar que hoy hace gala de su solidaridad, en este caso con su sangre”, mostrándose deseoso de que más jóvenes se incorporen a la causa.

Causa que, enfatizaba Lozano, “es necesaria y aunque estamos en pandemia la sangre sigue siendo necesaria en operaciones y para gente que la necesita en otras circunstancias, por lo que nos podemos sentir orgullosos de tener un pueblo tan solidario”.

El alcalde ha valorado la labor de coordinación como la que se lleva a cabo desde Almodóvar del Campo, en las personas de Morena y Ruiz tantos años ya, “porque también es importante y necesario como demuestra el tiempo que se dedica en los días previos y luego estando aquí toda la tarde”.

Y el alcalde también se mostraba agradecido de que, en la versatilidad de instalaciones como el Pabellón, destinado en este caso a sala de extracciones, la Hermandad Provincial de Donantes de Sangre hubiese tenido a bien hacer uso de este recinto municipal, poniendo a su disposición cualquier otro que la entidad considere funcional.

José Lozano y Ángel Morena, junto a la zona de recepción de donantes.

Hacía unas tres décadas, desde la puesta en marcha del Centro de Salud, que no se hacía uso de una instalación municipal para extracciones, puesto que como apuntaba Ángel Morena, quien también daba las gracias por brindar el Pabellón, “a finales de los 80 y principios de los 90 venían hospitales de Madrid y lo hacíamos en el salón de plenos”.

Centro sanitarios tan de referencia como el Hospital Clínico o el Gregorio Marañón “y se hicieron dos extracciones multitudinarias”, que además se hacían en fines de semana y con las que podían cubrir sus bancos de sangre ante la gran necesidad para esas intervenciones quirúrgicas de gran envergadura.

Por último, tanto Morena como Lozano coincidían en el deseo de que pronto se pueda retornar al Centro de Salud, porque eso será la mejor seña de que la pandemia se ha dado por zanjada para beneficio de toda la ciudadanía.