La Cofradía del Cristo de la Caridad recabó más de mil kilos de alimentos y artículos de primera necesidad para personas vulnerables

Junto al Mercado de Abastos.
  • En una acción solidaria que el sábado articularon los jóvenes de la hermandad.
  • Agradecimientos para personas, empresas y entidades que apoyaron la causa.

Más de mil kilos de alimentos, productos de higiene, mascarillas y artículos para bebés donaba este pasado sábado la ciudadanía almodovareña, empresas y otras entidades, a personas de la localidad con especial dificultad para sortear esta grave crisis económica, respondiendo así a la acción organizada por la Cofradía del Santísimo Cristo de la Caridad.

Para ello se ubicaron mesas petitorias en varios puntos comerciales de la población, como los supermercados MaxiDÍA, La Despensa o Covirán, así como junto al Mercado de Abastos, donde se distribuyeron hermanos, cofrades y costaleros de la Hermandad y muy especialmente sus integrantes más jóvenes.

Todos ellos hicieron posible que la colaboración satisficiera con creces las previsiones más optimistas de una acción que se ha canalizado a través de Cáritas Parroquial y de la Asamblea Local de Cruz Roja Española, así como para la congregación conventual de clausura de las monjas jerónimas.

“Todo un orgullo porque ha sido un éxito sin precedentes”, significaba a modo de balance el capataz general Rodrigo Acero, quien se ve en la obligación de “dar las gracias al pueblo de Almodóvar por volcarse de la forma que ha hecho y realmente ha sido una sorpresa gratísima y estoy muy feliz por esta forma tan impresionante de colaboración”.

Iniciativa ésta que surgió a propuesta, “ilusionante”, de otro integrante de la hermandad, Cristian Pedrero, quien tras lanzar la idea contó con el respaldo de la organización cofrade, “trabajando codo con codo” junto a las jóvenes generaciones que vienen pujantes en el seno de la Hermandad del Cristo de la Caridad.

Un compromiso que atañe en particular a la joven cuadrilla de costaleros de la Cruz de Mayo y del paso de San Sebastián, cuyas puestas de largo, por cierto, esperan ya a que la pandemia pueda permitirlo. Entretanto, este amplio grupo de vecinos de entre 15 y 19 años de edad, se dedicaban a tan particular cuestación solidaria de alimentos.

En el establecimiento COVIRAN.

“Nuestra idea era involucrarnos no solamente en el día a día de la hermandad, sino también en el día a día de la vida religiosa propia de Almodóvar del Campo, caridad en lo teológico es el amor a Dios por encima de todo y en lo profano es ayudar al prójimo sin esperar nada a cambio y con ese espíritu están cuajando acciones así”, decía Cristian.

Desde ese punto de vista, mezcla de ambas perspectivas, trascendente y mundana que confluyen en esta cofradía que tiene su estación de penitencia en las primeras horas del Viernes Santo, “comparativamente, -añadía Pedrero-, hemos recogido los mismos kilos que los que pesa el paso de nuestro Cristo de la Caridad”.

Acero manifestaba además la gratitud de este colectivo por el acompañamiento y apoyo del alcalde José Lozano, quien revertía estas palabras para los integrantes de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Caridad, pues “han querido tener con el pueblo de Almodóvar para los más necesitados, este gran gesto de solidaridad”. Además, abundaba el primer edil, “es una alegría tener a estos jóvenes con esta participación tan alta y tan solidaria, así como a las personas que han estado contribuyendo con esos alimentos para los más necesitados”, reconociendo el papel social que juegan hermandades y asociaciones en general en la vida diaria de la población.

En el establecimiento MaxiDÍA.