Almodóvar del Campo puso su primera mirada colectiva al cielo ya como Destino Starlight

La actividad se completó con la observación desde telescopio.

Unas 20 personas acudieron a la cita junto a Las 7 Cabrillas y Madronactiva

Virginia López expresa el interés municipal en torno al turismo astronómico

Amodóvar del Campo albergaba este sábado, por primera vez bajo el marchamo Destino Starlight, una observación de estrellas en la que participaron una veintena de personas y que fue muy didácticamente dirigida por integrantes de la empresa Las 7 Cabrillas, con la colaboración de Madronactiva, en el entorno del cerro de Santa Brígida.

Una iniciativa que ha girado por los nueve municipios de la comarca del Valle de Alcudia y Sierra Madrona bajo la organización de Fundación Starlight y la Administración autonómica y a la cual, en esta última cita de un calendario de observaciones que arrancaba el 13 de agosto, sumaba también su apoyo el Ayuntamiento almodovareño.

Precisamente su concejala de Turismo, Virginia López, destacaba el interés municipal por sacar partido a los cielos oscuros y nítidos del municipio como atractivo para sumar visitantes y recordaba que ya el pasado año tenía lugar una actividad similar en otro de los muchos emplazamientos óptimos para ello con que cuenta Almodóvar del Campo.

En primer término, algunos de los asistentes escuchan la introducción en el cerro de Santa Brígida.

“Desde el Ayuntamiento estamos muy orgullosos de estar certificados como uno de los destinos con los cielos más limpios para ver estrellas, ser Destino Starlight y por lo tanto muy contentos de asistir a esta actividad tan interesante como nos están comentando”, refería la edil durante un alto en la cita que daba inicio a las once de la noche.

David Oliver, de Madronactiva, abundaba a este respecto que la calificación Starlight obedece a “estos cielos oscuros que tiene Almodóvar del Campo y como el municipio tiene una extensión tan sumamente grande, se pueden hacer actividades cerca del pueblo como ésta y en otros puntos de su territorio, con cielos espectacularmente oscuros, donde se hacer actividades de auténticos especialistas de la astronomía”.

Esta última cita comarcal de observaciones estelares se iniciaba, como en todas las anteriores, con una introducción para que “la gente conozca primero los elementos principales que tenemos en el cielo, lo que diferencia una estrella de un planeta, qué es una galaxia para luego poder verlas con detalle”, añadiendo Oliver que en esta actividad “también se mezcla mucha mitología para darle un poquito de más interés a la noche”.

La observación con telescopios “es quizá el punto álgido y que todo el mundo está esperando”, dado que como apuntaba el integrante de Madronactiva, los participantes buscan ver muy de cerca planetas como los que suelen estar más a la vista en verano y que en la noche del pasado sábado fueron Júpiter y Saturno principalmente, sin desdeñar otros elementos del firmamento dignos de ser escudriñados a través de las ópticas de observación, todo lo cual fue magistralmente ofrecido por Las 7 Cabrillas.

La Certificación Starlight no supone esperar a la realización de alguna actividad organizada por parte de las administraciones públicas, ayuntamientos o empresas de turismo activo como las referidas, sino que está abierto también al uso y disfrute individual. “Lo que busca el Destino es que haya movimiento y que cualquier noche del año una familia pueda venir a hacer una actividad de estrellas”, apuntaba David Oliver.

Y Virginia López, que agradecía a Madronactiva y Las 7 Cabrillas su labor en la noche del pasado sábado, también coincidía en animar a los amantes de la astronomía a acercarse hasta cualquier enclave del municipio para disfrutar de todo el universo que se puede contemplar en noches tan oscuras como estos días permite la Luna nueva.

Referir por último que, conforme a los protocolos establecidos para luchar contra la propagación del coronavirus, los asistentes se dispusieron separados por grupos afines en torno a las personas que ofrecieron la charla introductoria y que los telescopios y elementos de observación fueron continuamente desinfectados.