El Pleno de este martes aborda el estudio de viabilidad de la depuradora

Ayuntamiento de Almodóvar del Campo.

Torres: “Pimienta, y su sustituto, deben mostrar mañana si están al interés de Almodóvar o al del PSOE”.

Solo este año, el alcalde ha pedido tres reuniones al consejero competente en la materia, sin éxito alguno.

Desde el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Almodóvar del Campo se llama al grupo municipal del PSOE que dirige Carmen Pimienta a conseguir para la localidad “lo que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha le ha dado a Argamasilla de Calatrava y le niega a Almodóvar del Campo”.

“En lugar de meter miedo a la población, que es la estrategia por la que últimamente han optado ella, su sustituto y sus compañeros de oposición, deberán mostrar mañana si están al interés de Almodóvar o al de su partido”, añade el concejal portavoz Fernando Torres, quien lamenta que “en estos meses los concejales socialistas hayan optado por las tres posturas posibles: abstenerse, votar a favor y, ahora, alegar todo”.

Hecho éste que a juicio del equipo de Gobierno “deja en evidencia el nulo compromiso con la depuradora que tantos años llevamos esperando y que, ante el ultimátum europeo que ha puesto el año que viene como límite para evitar sanciones mucho más severas que las actuales y ante el desprecio de la Administración regional, debemos sacar adelante”.

Torres recalca que, “en lugar de lo que están propagando los socialistas, de viva voz, en llamadas telefónicas o por redes sociales, además de la habitual propaganda por otros medios, este equipo que viene rigiendo con ejemplaridad y compromiso, garantiza que la amortización de las obras no se repercutirá en la ciudadanía”.

Por eso se le pide al grupo municipal socialista que “no sea desleal ni siga obstaculizando un estudio de viabilidad que no es el proyecto, porque éste ya nos lo hizo el Gobierno de Rajoy a Almodóvar y a Argamasilla, pero la ejecución solamente se la ha querido pagar la Junta de Comunidades de García-Page a este municipio vecino”.

Y eso a pesar de las numerosas reuniones que han mantenido el propio Torres y el alcalde, José Lozano, ante diferentes estamentos de la estructura del Gobierno regional, que “siempre se han quedado en buenas palabras, pero por sus actos, en este caso omisiones, los estamos conociendo y ahora este Ayuntamiento, en su responsabilidad de cumplir con la normativa ambiental, tiene que hacer uso de fórmulas alternativas”.

Gestiones que incluso han continuado estos meses y solo en lo que va de año el alcalde ha solicitado oficialmente tres reuniones al consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, la última “después de que hace unas semanas el Gobierno regional echase balones fuera durante un Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha en la que nuestro grupo parlamentario popular planteó con gran preocupación el tema”.

Así, el portavoz del equipo de Gobierno dice que “con todos los portazos que este Ayuntamiento y quienes velamos por dar los mejores servicios a la ciudadanía a un precio justo y adecuado, cuanto no menor, no nos ha quedado más remedio que tomar la iniciativa y resolver este tema, como tantos otros en los que el PSOE se ha puesto, se pone y, por desgracia, se seguirá poniendo de perfil”.