Almodóvar del Campo visibiliza el trato desigual dado también la mujer a lo largo de la historia del arte

Posando ante dos de las obras expuestas

Ayer tarde dieron comienzo las Jornadas Contra la Violencia de Género 2019.

Con una exposición del artista contemporáneo Carlos Quiralte y la charla de la psicóloga social Asun Coello y la músico y docente Blanca Prieto.

Con la apertura en la tarde de ayer viernes de la exposición ‘Las mujeres del Quijote’, de Carlos Quiralte y una charla alusiva a la presencia del género femenino en el arte, ha dado ya comienzo en Almodóvar del Campo la programación de las Jornadas Contra la Violencia de Género 2019, auspiciadas por Ayuntamiento y Centro de la Mujer.

La teniente de alcalde y responsable de Cultura, Virginia López, celebraba que en la programación de “este año tengan cabida a perspectivas tan originales, pero también reivindicativas, como la toma en consideración de la mujer en el plano artístico” y, por tanto, agradecía esta propuesta a AFAMMER Almodóvar del Campo – Valle de Alcudia.

Su presidenta, Mari Carmen Cervera, se congratulaba de la gran acogida de este segundo acto del colectivo desde su reciente nacimiento y se mostraba contenta por haber tenido la ocasión de cuajar esta actividad en el marco de una fecha tan señalada como la del 25 de noviembre, Día Internacional Contra la Violencia de Género.

Cervera explicaba que en ‘El Quijote’, además de sus dos protagonistas principales, “también hay un personaje muy importante como es Dulcinea, que es la mujer manchega por excelencia y en ella vemos también a las mujeres rurales de toda la vida”, algo que a colación de este argumento daría paso también a una interesante charla.

Carlos Quiralte, el autor de la decena de lienzos expuestos, apostillaba que la mujer, a lo largo de la historia y hasta el siglo XX, “ha estado completamente minusvalorada en todos los campos artísticos, aunque hoy en día va cogiendo mucha más fuerza”, diferenciando este trato en función de ser abordado por creadores o por creadoras.

En su caso, con esta muestra que permanece abierta durante el fin de semana, ha recopilado parte de su obra que tiene que ver con la mujer y con posicionamientos al respecto bajo su particular prisma personal. Quiralte explicó que su irrupción en el arte fue con la técnica del grafiti, en una evolución desde el llamado ‘arte urbano’.

La psicóloga Asun Coello y la músico y docente Blanca Prieto, que se muestran “bastante activas en la lucha contra la desigualdad y de la reivindicación del papel de la mujer”, aportaron desde este plano, el artístico y lo psicológico, una serie de nociones a seguir en ese largo camino de la sociedad hacia la real equiparación entre mujeres y hombres.

Público asistente a esta primera actividad de las Jornadas Contra la Violencia de Género
En la mesa, desde la izquierda, Asun Coello, Mari Carmen Cervera, Carmen Quintanilla, Carlos Quiralte y Blanca Prieto

Coello, que durante su trayectoria profesional se ha ocupado de la mujer con algún tipo de discapacidad intelectual, subrayaba como a lo largo de la historia del arte, “en las obras que se muestran siempre se ha visto un poco de desigualdad en torno a la mujer”, reivindicando la necesidad de dar la relevancia que en este campo merecen.

Prieto enfatizaba sobre la necesidad de acercar al público el arte contemporáneo, como el que ejecuta Quiralte, “una técnica que no tenemos tan cercana como otras”, en una actividad que servía para “hablar de la mujer desde diferentes ámbitos, a través del análisis, de la simbología y, en definitiva, reflexionar”.

Y también se sumaba al acto, que resultaba multitudinario, la presidenta nacional de la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural (AFAMMER), para poner de manifiesto el afán del colectivo “por llamar la atención de lo que significa el 25 de noviembre y a colación de ello estamos realizando actividades en toda España”.

Carmen Quintanilla insistía en que “hay que decirle a la sociedad española que basta ya, que ni una más”, recordando que se contabilizan ya “tres niños muertos a manos de sus padres maltratadores, cuando han matado a sus madres y que nos hemos quedado con otros 43 niños huérfanos”, en una lacra social de asesinato a 51 mujeres ya este año.