La familia de acogida y la pequeña ucraniana, posando con las concejalas

La familia de acogida y la pequeña ucraniana, posando con las concejalas