La música antigua fue del virtuosismo de Audi Filia a lo sublime de Il Parnasso Musicale, a los pies de santa Brígida

Santa Brígida, ermita del S.XV situada en el cerro que da cobijo a Almodóvar del Campo acogió, abarrotada de público, el festival de música antigüa

Panorámica del interior de la ermita con parte del muchísimo público asistente
Panorámica del interior de la ermita con parte del muchísimo público asistente

Almodóvar del Campo, 28 de mayo de 2017. La ermita de santa Brígida se ha destapado como emplazamiento de conciertos de música antigua, en Almodóvar del Campo. El fin de semana, el público acudió masivamente para deleitarse con las magníficas interpretaciones que,  ofrecieron Audi Filia en la apertura como, Il Parnasso Musicale, en el cierre.

Alrededor de 150 personas subieron tanto viernes como sábado,  hasta este cerro y mirador que da cobijo a la población almodovareña. En ambas jornadas la calidad de la música y la afluencia masiva de personas fue la nota destacada de este festival celebrado en la ermita, que este año se ha revelado como espacio ideal para este tipo de eventos musicales.

Entre los presentes el viernes cabe destacar la presencia del alcalde. José Lozano, quien se mostraba muy entusiasmado con la respuesta de un público “que ha respondido enormemente y he de reconocer, sinceramente, que no esperaba esta respuesta aquí en santa Brígida, que la gente se desplazara al cerro, pero ha estado la ermita llena e incluso gente en los pórticos”.

El gran corro de danza con que despedió su actuación Il Paranasso Musicale involucrando a todo el público
El gran corro de danza con que despidió su actuación Il Paranasso Musicale involucrando a todo el público

El regidor felicitaba a Audi Filia por esta propuesta cuyo guante recogió en su día la concejala de Cultura, Virginia López, hasta el punto de hacerlo realidad a finales de un mes tan señalado en esta población manchega. Y es que mayo arranca precisamente con la romería en honor a santa Brígida, cuya ermita, como apuntaba Lozano, “atesora una gran historia; incluso ya venía aquí Catalina Gijón, la madre de nuestro san Juan de Ávila, a pedir para que naciera su hijo”.  Era a finales del siglo XV.

Además, Lozano destacaba el valor artístico del recinto, que para la ocasión contó con una ornamentación lumínica que jugaba en sucesivas tonalidades con el gran arco que separa la nave del presbiterio, zonas que quedan al cobijo de un artesonado mudéjar de tres paños. “Creo que es un sitio idóneo, la acústica es fantástica y creo que se repetirá con sucesivas ediciones”, señalaba el alcalde.

“Visto el éxito habrá que pensar en la próxima edición”, coincidía por su parte Ángel Cervera, uno de los integrantes de Audi Filia. “Estamos todavía emocionados y encantados de cómo ha respondido la gente, la ermita estaba a rebosar, había mucha gente fuera y hemos disfrutado mucho con el concierto”, señalaba al término del concierto de apertura  ‘De la Canzona a la Sonata’.

El alcalde y dos concejalas, junto a los componentes de Audi Filia
El alcalde y dos concejalas, junto a los componentes de Audi Filia

Por espacio de una hora, el público de este primer concierto pudo admirar la música instrumental para flautas de pico renacentistas y barrocas, violonchelo barroco y clave, pudiendo conocer así la evolución en la escritura instrumental desde las disminuciones renacentistas hasta la sonata barroca. Se trazó así, con destacable virtuosismo, un viaje musical a través de más de dos siglos, con obras de Cipriano da Rore, Darío Castello, Bartolome Selma y Salaverde, Diego de Ortíz, Girolamo Frescobaldi, Bach, Bigaglia y Haendel.

En esta ocasión, Ángel Cervera y Rafael del Campo, que respectivamente tocan los instrumentos de viento y el clave, contaron con el apoyo de Alberto Campanero, que se desplazó desde Madrid para apoyar en las distintas interpretaciones con el chelo barroco, “que refuerza mucho el continuo, que es un poco como la base de este tipo de música sobre todo en el Barroco”, apuntaba Cervera.

Ya el sábado era el turno para el concierto ‘Medieval-zen’ que, con una notable presencia de contenidos sefardíes, ofreció el conjunto almagreño Il Parnasso Musicale. Fídula, laúd medieval, flautas de pico, voces y percusiones contribuyeron a crear un clima ideal para la búsqueda de la interioridad en conexión con melodías medievales entre el amor cortés y pastorelas, cantos alegres y típicos de ambiente popular.

María Huertas de Il Parnasso Musicale, en primer término, dirigiéndose al público
María Huertas de Il Parnasso Musicale, en primer término, dirigiéndose al público

Al final se vivió una apoteosis, con todo el auditorio puesto en pie en un enorme corro alrededor de las bancas, bailando y celebrando una de las piezas del repertorio. María Jesús Calcerrada, Antonio Jiménez, José Huertas y María Huertas cerraban así la más de una hora de sublime interpretación, en la que la voz es un eje diferencial de este grupo.

Precisamente María Huertas, al término de este concierto de cierre del I Festival de Música Antigua en la Ermita de Santa Bárbara, se mostraba muy entusiasmada con la experiencia. “Ha sido una maravilla, la respuesta de la gente muy buena, muy cálida, bailando; la ermita con una acústica muy buena y hace fresquito que se agradece”, indicaba.

Por ello no dudó en felicitar a toda la organización por su labor y particularmente brindaba a “Ángel y Rafa todo el apoyo para que esto siga con fuerza y continúe años y años”. No en vano, zanjaba Huertas, esta iniciativa a cuya celebración contribuyen Ayuntamiento de Almodóvar del Campo y Audi Filia, es “un bien y un valor más para el pueblo”.

Audi Filia, en plena interpretación el pasado viernes
Audi Filia, en plena interpretación el pasado viernes
Il Paranasso Musicale en una de las piezas que interpretó
Il Paranasso Musicale en una de las piezas que interpretó