Luis García Minguillán, un almodoveño por el que pasa el futuro del atletismo español

Llegar a las olimpiadas es un sueño, casi imposible para un velocista blanco. «Vestir la camiseta de España es mi ilusión, me retiraría a gusto»

Luis Garcia Minguillan atleta
El almodoveño Luis García Minguillán en plena carrera

Almodóvar del Campo, 1 agosto 2016.- Luis García Minguillán entrena pensando en llegar a vestir la camiseta de España y representarla en competiciones internacionales. Su sueño, llegar a unas olimpiadas, aunque es consciente de que siendo atleta blanco y español, es muy difícil lograrlo, en el mundo de la velocidad.

Este almodoveño ha participado recientemente en el campeonato nacional absoluto de atletismo, donde no llegó a la fase final. Se quedó a 11 centésimas de pasar. García Minguillán considera que este campeonato fue un premio, ya que por edad, tiene 21 años y es sub-23, no es su competición. Se muestra contento y satisfecho de su participación, de la que afirma corrió mal porque la salida nula que hubo le desconcentró. A pesar de ello, está muy satisfecho de haber corrido con los mejores de España.

Considera que es el mundo de la velocidad no hay edad para destacar. Quizás los 25 años se identifica con la plenitud y antes de esa edad es muy difícil brillar. No obstante, comenta que no hay edad definida para ser bueno corriendo y cita como ejemplo a Ángel David Rodríguez, campeón de España de 100 metros lisos, con 36 años.

¿Olímpico?

Considera un sueño, casi imposible en velocidad, para un atleta blanco español, llegar a las olimpiadas. En velocidad dominan las personas de color. Aún así, considera que en el 2020, si hay un buen relevo 4×100, pueden estar ahí. “Para mí, afirma, representar a España, en campeonatos internacionales o en olimpiadas, sería lo mejor que me puede pasar”. Para que llegue ese momento trabaja incansablemente a las órdenes de Javuer Bermejo, en el Centro de Especialidades de Puertollano.

El caso de Bruno Hortelano, especialista en 100, 200 y 400 metros lisos, compañero de equipo, es un caso aislado. Luis nos comenta que entrena en EE.UU. y tiene una clase mundial que pocas veces se ve en un atleta. Acabará –matiza- disputando una final olímpica. No duda en calificarlo como un superclase, lo que es un estímulo para todos sus compañeros.

Quiere convertirse en un atleta de élite, que para él no es otra cosa que la superación, “ver cómo se van superando las marcas personales”. Aún no gana dinero con el atletismo aunque ahora le preocupa ir bajando sus marcas personales.

Relación con Almodóvar del Campo

Luis García Minguillán vive en Almodóvar del Campo. Se desplaza a Puertollano para entrenar. El pasado año entrenó en Almodóvar a chavales. Es de la opinión que para hacer un equipo competitivo y que haya niños que brillen, hay que invertir mucho dinero. Hay que tener el material y las instalaciones adecuadas. Se necesitan colchonetas, fosos de arena, una pista de atletismo adecuada, donde se puedan realizar saltos, lanzamientos etc. Y eso es muy costoso y es complicado. El deporte, insiste, implica dinero y material de atletismo.

Luis García Minguillán fichó en 2012 por el Playas Castellón, el club más puntero de España. El equipo de la comunidad valenciana se fijo en él al quedar subcampeón de España. Desde entonces ha ido progresando en esta difícil disciplina del atletismo, como es la velocidad. Más si eres, español y blanco.

El concejal de Deportes, Roberto Donoso, considera que Luis es un gran atleta y mejor persona. El pasado año colaboró con la Concejalía, entrenando a niños, «lo que es un estímulo para éstos y espero que pueda seguir colaborando con nosotros».

Donoso considera que «para el Ayuntamiento de Almodóvar todos los vecinos son igual de importantes, pero tener un vecino como Luis, que va llevando el nombre del municipio por toda España, es algo especial. Todos en Almodóvar estamos orgullosos de él».