2015 trae nuevas rebajas y congelaciones impositivas para los ciudadanos de Almodóvar del Campo

imagePor segundo año consecutivo, el Pleno del Ayuntamiento de Almodóvar del Campo ha dado luz verde a una nueva rebaja en los impuestos más significativos, en tanto que el resto siguen congelados. En la sesión ordinaria de octubre se daba luz verde a la propuesta de Ordenanzas Fiscales para 2015 planteada por el equipo de Gobierno para la que, a diferencia de los tres años anteriores, los grupos de la oposición cambiaron su posicionamiento contrario por la abstención.

Una postura que, en opinión del alcalde, supone “un reconocimiento por parte de PSOE e IU, pues algo positivo perciben en estas ordenanzas”, si bien reconoce que también lo eran ya en 2014 “incluso con bajadas más significativas” que ahora y, sin embargo, votaron en contra. No obstante, José Lozano considera que por encima del juego político, están los intereses de los ciudadanos y, por eso, “nuestra gestión se está caracterizando por el uso del sentido común en todas las decisiones que adoptamos y, en este caso, los ajustes impositivos son también razonables”.

Así, en el interés por desarrollar el programa electoral que recibió el respaldo ciudadano, reducirán su carga serán el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM)

En el caso del IBI, que en 2013 ya se redujo al 0,67%, ahora quedará en el 0,65%. Se mantienen, además, las bonificaciones de carácter social que ya se introdujeron hace un año, de manera que hay una reducción del 50% de la cuota íntegra de este impuesto para aquellas personas cuyos ingresos estén por debajo del salario mínimo interprofesional.

Respecto al ICIO, baja del 2,7% al 2,6%, contemplándose también varias bonificaciones. La mitad, en el caso de empresas que construyan en la localidad viviendas de protección oficial y otro tanto para jóvenes que edifiquen su primera vivienda. Y tendrán la exención íntegra aquellas obras que favorezcan las condiciones de acceso y habitabilidad de las viviendas, así como las destinadas a aprovechamientos térmicos con sistemas de energía solar.

En cuanto al IVTM, baja otro 2% cuando ya hace un año lo hizo en un 3%, lo que supone una destacada rebaja acumulada para un impuesto que con los años había ido creciendo y que inicialmente el actual equipo de Gobierno decidió congelar.

Por otro lado, la tasa por concepto de agua sigue congelada, aunque se contemplan dos bonificaciones. Una novedosa de un 50% de la cuota del servicio para familias numerosas, pensionistas y personas con discapacidad cuyos ingresos no lleguen al salario mínimo interprofesional. Y se mantiene la del 100% para vecinos que no tengan ningún ingreso ni nadie del núcleo familiar.

En cuanto a la recogida de residuos sólidos urbanos, también se congela su cuota de 48 euros al año, que quedarán en la mitad en el caso de familias con todos en sus miembros en paro y para las familias numerosas, jubilados y personas con discapacidad que tampoco alcancen el salario mínimo interprofesional.

Asimismo, en el caso de los abonos de la Piscina Municipal las personas con discapacidad habrán de abonar por vez primera sólo 30 euros, la misma cuantía que ya disfrutaban los mayores de 65 años. Y la tasa de ocupación de la vía pública se ha reducido otro 50% de manera que, por ejemplo, si antes por tres horas se pagaban 90 euros, a partir de 2014 serán solo 45 euros.

El alcalde Lozano considera que esta serie de reducciones de carga impositiva a sus vecinos sigue siendo “muy necesaria cuando todavía el ciudadano sigue sufriendo las consecuencias de la crisis”, si bien reconoce que en el caso de IBI, ICIO y IVTM, los ingresos suponen casi un 45% de los presupuestos municipales de manera que es preciso “ajustar la partida de gastos de las cuentas municipales sin que ello suponga una merma en la dotación y calidad de los servicios que se ofrecen”.


Audio: José Lozano corte

Audio: José Lozano corte