Autoridades y familiares de Alfredo Palmero de Gregorio coinciden en destacar su genialidad universal

imageCoincidiendo con la entrada de la primavera, el Museo Palmero de Almodóvar del Campo ha rebrotado con inusitada vitalidad este viernes, un mes muy señalado para el promotor de esta pinacoteca: Alfredo Palmero de Gregorio venía al mundo un 12 de marzo de 1901 y lo dejaba un 5 de marzo de 1991. Ahora, este 23 de marzo de 2014 el inmueble en cuyo estudio ejecutó parte de su gran obra, ha sido reinaugurado despertando el interés entre paisanos y forasteros.

Ha sido su hijo Alfredo quien en representación de la toda la familia y saga de artistas, ha querido agradecer el interés del Ayuntamiento y particularmente de su alcalde, por actualizar y poner en valor las valiosísimas obras de arte que alberga el recinto, facilitando a los visitantes una experiencia única para conocer la genialidad de este pintor que atesoró infinidad de obras de diverso género, incluyendo las suyas propias.

El acto ha contado con la presencia de José Lozano y del delegado provincial del Gobierno de Castilla-La Mancha, Antonio Lucas-Torres, quienes junto a Alfredo Palmero hijo han compartido el histórico momento en que se ha descubierto la placa conmemorativa. Una lámina en la que se recuerda que el museo era inaugurado por primera vez en el año 1962 y que, en la mente de su mentor, debía ser la antesala de un parador de turismo.

Más de medio siglo después, tras el convenio de cesión con la familia y una inversión municipal que ha superado los 18.000 euros invertidos con el buen hacer en materia de museos por parte de la firma especializada Anancus Producciones Culturales y a partir de ahora con la gestión de la empresa de turismo activo Descubre Alcudia, este emblema que fue de Almodóvar del Campo durante tantos años reabre sus puertas con la finalidad también de crear riqueza.

imageEl regidor anfitrión así lo ha reconocido cuando ha expresado su “ferviente deseo de que este museo contribuya a hacer más rica y más atractiva la oferta turística de Almodóvar y reporte para esta mi tierra todo tipo de beneficios, incluidos los económicos”.

Palabras de Lozano que rubricaría el delegado de ejecutivo castellano-manchego, al señalar que “tenemos que dar a conocer lo bueno de nuestra tierra, con los grandes de la tierra y el turismo juega un papel importante en ello, considerando que también permite crear puestos de trabajo”. De hecho, añadía Lucas-Torres, cerca del 13% del PIB de la región procede de este sector. Y por todo ello eso quiso pronosticar el éxito del Museo Palmero, pues “quien venga repetirá y animará a que venga otra gente, porque merece la pena admirar toda esta obra”, de un pintor del que también reconoció su peso nacional e internacional.

Una obra “imperecedera” en palabras del hijo del pintor cuyo talento, tal y como ha confesado, decidió un buen día “defender a ultranza”. Por eso durante su intervención en este acto inaugural, Alfredo Palmero, padre por cierto del actual continuador de la saga, pronosticó que algún día el maestro tendrá también hueco en El Prado.

Ello no es óbice para que la obra de los grandes autores esté cerca del pueblo y con más motivo, según este portavoz de la familia, mediante museos en sus villas natales como en el caso de Goya en Fuendetodos o el propio Palmero en su Almodóvar del Campo. Una pinacoteca que, una vez reabierta, “debe perdurar a lo largo del siglo XXI”, congratulándose del entendimiento que, en este menester, se ha alcanzado con el Ayuntamiento.

José Lozano apuntaba también que el propósito del convenio primero y de la remodelación posterior, tienen como finalidad “dar a conocer la vida y obra” de Palmero. Para ello, “hemos pretendido no solo una mera exposición de cuadros y efectos personales o demás obras artísticas, sino armonizar todo ello con un discurso común que resulte atractivo, a la par que evocador para todo tipo de visitantes”. Para, en definitiva, “que quien acuda a él se emocione”, parafraseando así al maestro cuando 52 años atrás daba las razones para abrir el museo por vez primera.

imageEl alcalde se refirió a la saga de artistas indicando que todos ellos, Palmero ‘el viejo’, Miguel Ángel o actualmente Alfredo ‘el joven’, “han puesto en un lugar de honor el nombre de Almodóvar dentro del mundo pictórico y, por eso, nos sentimos orgullosos de contar con paisanos de su talla y de personas capaces de emocionarse por nuestro pueblo”.

Cabe referir por último que Lucas-Torres destacó la trascendencia de esta reinauguración indicando que “se abren las puertas a uno de los pintores más importantes del siglo XX de toda España e incluso uno de los grandes a nivel universal”.

Un hito que se produce “en un año muy importante” porque, como recordó el delegado, se celebra este 2014 el cuarto centenario del Greco y porque ha sido también aprobada recientemente la primera Ley de Museos regional, gracias a la cual “se pretende potenciar la marca museográfica de Castilla-La Mancha, que cuenta con una gran variedad de museos y con una amplia riqueza de contenidos”.


Audio: José Lozano corte

Audio: Alfredo Palmero, hijo corte

Audio: Alfredo Palmero, hijo corte

Audio: Antonio Lucas-Torres corte