El escritor Emilio Pascual Martín departió con jóvenes estudiantes y el Club de Lectura sobre dos de sus obras

imageEl escritor Emilio Pascual Martín compartió este martes, 24 de abril, con varias decenas de lectores de diferentes edades, en el marco de las XIV Jornadas Cervantinas que está desarrollando durante toda esta semana el Ayuntamiento de Almodóvar del Campo.

Por la mañana lo hizo en torno al libro ‘Días de Reyes Magos’ escrito en 1999, con alumnos de Secundaria del Colegio ‘Maestro Ávila y Santa Teresa’ y el Instituto ‘San Juan Bautista de la Concepción’. Por la tarde, hizo lo propio con el Club de Lectura, en este caso para abordar el relato de la novela ‘El número de la Bella’.

Este editor, poeta y narrador expresaba durante un alto en su intensa agenda de encuentros con lectores almodovareños, su satisfacción por desarrollar este tipo de citas. “Siempre digo algo que no es retórica sino una realidad y es que los lectores reescriben el libro, porque con muchísima frecuencia perciben claves que están un tanto ocultas o que, simplemente, alguien las descifra aunque no fuera ni siquiera premeditadamente colocadas por el autor”. En una hermosa interpretación de este pensamiento, Pascual Martín entiende que “los libros son seres vivos, que desde el momento en que salen de las manos del autor empiezan a tener vida propia, o muerte propia en el sentido de que si se queda oculto en las bibliotecas es papel encuadernado; lo decía Borges”.

imagePreguntado acerca de cómo concebir una obra dependiendo de si ésta será para lectores de una determinada edad, el escritor natural de la segoviana localidad de Tejares, reconoce que “las historias a veces son las mismas”, si bien “lo único que hay que abordar un poquito es la complejidad estructural o narrativa y eso, efectivamente, hay que tenerlo en cuenta de cara a los lectores”. No obstante, insiste en que “las historias al fin y al cabo son muy pocas y son siempre las mismas, lo que pasa es que las acomodamos a nuestro tiempo. Los lectores sí son múltiples y lo que hacemos es adaptarlas de algún modo a la capacidad lectora de cada uno”.

Emilio Pascual Martín, ligado durante buena parte de su trayectoria a la faceta técnica del mundo editorial, decidió dar el salto al mundo de la escritura prácticamente “por una especie de apuesta”. Según refiere, “yo tenía una historia que contar que estaba ahí que estaba ahí y fue además una editora que me dijo justamente eso, tú sabes hacer muy bien los libros pero no sabes contar una historia. Y dije, bueno, ya veremos si lo sé hacer”.

imagePor lo demás, el escritor considera positiva toda acción de promoción de la lectura. Posiblemente no sea tan necesario hoy en día hacerlas en ámbitos infantiles o juveniles, pues “llego a la conclusión de que son los únicos que leen porque llega un momento en que los que han leído dejan de leer y algunos no han leído nunca”. Y sí se muestra partidario de hacerlas para los adultos. No obstante, “la lectura no es una cosa para imponer; el placer de la lectura es como todo en este mundo, hay que buscárselo por sí mismo”, aunque reconoce Pascual Martín que “también hay que enseñar cómo se maneja un libro y a leer y a saber cómo hay que defenderse con esa herramienta que es la lectura, al margen de que esté o no colocada en un libro tradicional”.

Jornadas Cervantinas
Las XIV Jornadas Cervantinas de Almodóvar del Campo daban inicio el pasado lunes con teatro para niños a cargo de Narea, con la función ‘Historias de un Espantapájaros’. Tras la presencia del escritor referido, este miércoles han continuado las actividades con un cuentacuentos para escolares a cargo de Elena Revuelta Rojas y las historias de ‘Cuentos para contar, cantar y nunca acabar’.

Tras el viaje cultural a Tomelloso y Argamasilla de Alba que este jueves tiene lugar, las actividades se completarán el viernes 27 de abril con la presencia del actor Carlos Alba, que ofrecerá como actividad de animación a la lectura para escolares de Primaria la adaptación titulada ‘Quijote 400 y pico’.