La presentación ante sus paisanos de Investigaciones Manchegas causa entusiasmo antes de ir a Alemania

imageInvestigaciones Manchegas encandiló a los vecinos de Almodóvar del Campo, localidad donde está asentada esta firma especializada en la creación de virtuosos instrumentos musicales con raíz de brezo, durante el acto de presentación oficial al que acudieron también autoridades de la localidad y el delegado provincial de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

El Teatro Municipal fue el marco donde la empresa de la que es mentora Francisco Espinosa, dio a conocer los productos que en apenas un par de semana estarán expuestos en Alemania, en la prestigiosa feria Musikmesse 2012 que, del 21 al 24 de marzo, tendrá lugar en Franckfurt.

Todo un orgullo para esta localidad ciudadrealeña según expresaba el alcalde, José Lozano, quien reconocía que “para mí es un honor que por primera vez se presente aquí en Almodóvar del Campo esta empresa, que lleva ya algunos años en el mercado”. El regidor almodovareño considera que todas las instituciones deben contribuir al proyecto emprendedor que encabeza Espinosa, “porque está trabajando por un pueblo del que, siempre he dicho, es un paisano más” y, por ende, su reconocimiento internacional debe también suponer “un despegue para Almodóvar del Campo, para la Junta de Comunidades, para Castilla-La Mancha y para España”.

En parecidos términos se pronunciaba el delegado provincial del Gobierno autonómico, Antonio Lucas-Torres, quien además incidía en el factor artesanal de este tipo de instrumentos y piezas, señalando que “con una materia prima tan humilde como puede ser la raíz de un árbol, en este caso el brezo, sacan un producto de tanta calidad, tan rico, como son estas boquillas, como son estas embocaduras, estas abrazaderas como son estos instrumentos de calidad mundial”. De ahí que, a su juicio, este empresario y su proyecto merezcan el apoyo de la Junta de Comunidades, pues “cuando hablamos de emprendedores desde el Gobierno de Castilla-La Mancha, creemos que esto que hoy se presenta aquí es emprender y no solamente un negocio, sino para que en el futuro seamos pioneros en calidad”. Y es que, concluía el delegado Lucas-Torres, de la mano de Investigaciones Manchegas “estamos ofreciendo u producto único, hecho aquí en Castilla-La Mancha, fabricado por un vecino de Almodóvar del campo y evidentemente esa calidad nos pone a la altura a la que todos queremos estar, que es la máxima en cuanto a calidad artesanal”.

Francisco Espinosa
imagePor su parte, Francisco Espinosa reconoció el “verdadero privilegio y honor” que para él suponía dar a conocer estas creaciones de reconocido virtuosismo en el pueblo donde reside desde hace más de 30 años. “Es algo que me llena y hasta incluso me emociona”, puntualizaba.

Durante el acto, el promotor de Investigaciones Manchegas tenía oportunidad de apuntar las notas más destacadas de un proceso de producción que, como bien decía, es muy prolongado en el tiempo. Primero porque “la naturaleza tarda entre 60 y 100 años en hacer una raíz que se pueda sacar sin problemas y luego otros cinco años desde que sacamos esa raíz y la terminamos nosotros”.

La materia prima de que se nutre la empresa procede de Cádiz, desde allí las envía a Italia, donde un socio del proyecto, el artesano Romeo Dominico, “nos las corta y nos la prepara con un proceso que tenemos patentado”. Al cabo de un año, pasan las piezas resultantes hasta Almodóvar del Campo, “donde le hacemos otro tratamiento y las dejamos secar durante un periodo de tres años, tras los cuales hay un proceso de seis meses en los que vamos trabajando, poco a poco, con esa madera para poder hacer estas piezas que están aquí en esta exposición”.

Espinosa, que a consecuencia de este largo recorrido está considerado como el mayor exportador de raíz de brezo del mundo, reconoce que tras unos años en los que se han venido dando a conocer en diferentes ferias y foros de alcance internacional, con “un producto que es deseado, que se sabe que está pero que muy poca gente lo puede tener”, es ahora cuando entran de lleno en la fase de comercialización. Una etapa que, no obstante, “queremos acometer sin prisas, haciendo todo con tiempo, pues se trata de un producto artesanal que hay que hacer muy despacito y no podemos volvernos locos ahora si hemos estado esperando desde 2003 o desde 2005 que fue cuando tuvimos la primera patente”, según dice.

Demostración en directo
imageEl acto de presentación que acogía el Teatro almodovareño no sólo consistía en ver estos instrumentos, sino también en escuchar el particular tono musical que crean. Para ello se realizó una demostración en directo con un pequeño grupo de músicos de la banda de la Asociación Amigos de la Música ‘Pablo Sorozábal’, con instrumentos con boquilla de raíz de brezo, tanto de viento metal como de viento madera.

El programa de esta modesta audición, seguida por vecinos presentes, representante de asociaciones y autoridades locales y de otros ámbitos, como la senadora almodovareña Carmen Fúnez, fue dirigido por Luis Fernando Valiente Escoba. La denominada Big Band ‘Brezo’ hizo sonar ‘Intermedio de la Leyenda del Beso’, de Soutullo y Vert; ‘Waltz nº 2’, de Shotakovich; ‘Os passaros do Brasil’, Pomba Triste; ‘Hijo de la Luna’, de José María Cano Andrés; ‘We are the Champions’, de Freddy Mercury; y ‘La Alhambra’, llano.