El traqueteo ferroviario del municipio vuelve a la memoria colectiva

'El Ferrocarril de Fuente del Arco-Peñarroya-Puertollano-San Quintín. 1875-1970’ fue presentado el pasado viernes

El historiador Isaac Pérez Infante también intervino en el acto

Magnífica presentación del libro que repasa la historia de la antigua línea.

Gabriel Molero presentó la obra junto a una exposición y un vídeo inédito.

De nuevo se escuchó el trasiego sobre raíles en Almodóvar del Campo. Fue el pasado viernes, durante la presentación del ingente volumen ‘El Ferrocarril de Fuente del Arco-Peñarroya-Puertollano-San Quintín. 1875-1970’, de los que son autores Gabriel Molero Caballero y Manuel García-Cano Sánchez.

Un acto que tenía lugar en la sala de actos del Mercado Municipal, donde Molero estuvo acompañado por el historiador local Isaac Pérez Infante y la concejala de Cultura, Virginia López, además de un selecto público que tuvo la oportunidad de revivir, o conocer más al detalle, el pasado ferroviario de buena parte del municipio.

El autor, puertollanero, jubilado ya de su oficio como ferroviario e hijo de maquinista en esta línea clausurada hace casi medio siglo, se desplazaba para la ocasión desde su actual residencia, en Valencia, junto con una exposición fotográfica y un vídeo en el que se pudo reconocer en plena actividad la estación y el paso de uno de tantos convoyes.

Su inmenso amor a este medio de transporte y en particular a esta línea, cuyos 240 kilómetros hicieron de ella la segunda más extensa de España, todo un modo de vida que palpó desde bien pequeño, le motivó la realización de este volumen integral de más de un millar de páginas, que repasa mucho más que una mera infraestructura.

No en vano, como refería durante la presentación, para la realización de este libro empleó alrededor de diez años de trabajos, entre documentación y entrevistas personales, tallando así un estudio completo de cada una de las poblaciones que unía en las provincias de Badajoz, Córdoba y Ciudad Real.

“En un homenaje que trasciende lo meramente ferroviario, para retratar los pueblos y las gentes”, refería Molero, quien ha puesto un especial celo para evitar el más mínimo de los errores y aumentar contenidos edición tras edición, habiendo localizado a más de 180 ferroviarios, vivos o a través de sus viudas o hijos.

Diferentes referentes almodovareños en la exposición llevada que acompañó el acto
Diferentes referentes almodovareños en la exposición llevada que acompañó el acto
Gabriel Molero, junto a Virginia López, sostiene un ejemplar de la obra
Gabriel Molero, junto a Virginia López, sostiene un ejemplar de la obra
Referentes netamente almodovareños

El lector de Almodóvar del Campo tiene en el libro la ocasión de contemplar una foto panorámica del trasiego del tren. También podrá encontrar horarios que, como indicaba Molero, “estaban ilocalizados”; horarios de salida hasta Puente el Arco o Puertollano o a ferroviarios que han trabajado en Almodóvar del Campo. Además, de “la máquina número 1, que era de vapor y que tenía puesto el nombre de Almodóvar del Campo”.

El libro veía la luz hace ya un par de años y Gabriel ya lo ha presentado en diferentes lugares, siempre del trazado que recorría la línea y, entre una y otra presentación y edición, la obra se ha ido enriqueciendo con nuevos contenidos y un tratamiento más cuidado de sus más de 900 imágenes.

El veterano maquinista también dijo que, en todo este tiempo, el interés que ha despertado el trabajo es tal que se está vendiendo en otros puntos de España y “gracias a ello, también Almodóvar del Campo está siendo conocida por esta faceta y no solo por sus fiestas”, con lo que eso supone también de valor añadido.

Virginia López, por su parte, felicitaba al autor por el especial trato con que el municipio queda reflejado en la obra y hacía una analogía temporal de lo que antaño significó esta línea con lo que hoy en día se reclama para la futura autovía A-43 que, en su opción sur, discurriría por cercanas zonas en las tres provincias y supondría también de desarrollo.

Un libro que viene a “despertar también muchas más vivencias de las que yo, por edad, no puedo tener, aunque ahora también se nos brinda la ocasión de seguir aprendiendo nuevas cosas de un pasado casi inabarcable, el de nuestra Almodóvar del Campo y su amplio municipio”, refería la munícipe.

“En mi caso apenas queda el recuerdo lejano de aquella especia de casa aislada, cerrada a cal y canto, rodeada de unos cuantos árboles y partes de andén vetusto, testigo muda de épocas de trasiego de viajes o mercancías. Esa vieja estación, cuyo enclave dio paso a la urbanización que le rinde memoria en su denominación”, apostilló.

Con el fin de que toda la ciudadanía pueda tener oportunidad de acceder a esta ingente obra, el Ayuntamiento ha llevado a su Biblioteca Municipal Pública dos ejemplares para consulta y préstamo, pudiéndose adquirir además en la Librería ‘Mais Arco Iris’ a un precio de 25 euros.