Audi Filia y Sephardica llenaron la ermita de Santa Brígida de público y exquisita música antigua

• La edición de este año ha servido para la puesta de largo de este enclave como renovada sede para el nuevo año jubilar que, albergará Almodóvar del Campo en torno a san Juan de Ávila

Almodóvar del Campo, 7 de mayo de 2019. Almodóvar del Campo volvió a remontarse siglos atrás con motivo del III Festival de Música Antigua en la Ermita de Santa Brígida que, nuevamente con gran respaldo de público, que este fin de semana, protagonizaron las formaciones Audi Filia  y Sephardica.

La apertura de la programación por parte de la formación anfitriona, que comparte con el Ayuntamiento la organización de este exquisito evento cultural, tuvo un carácter muy especial, dado que suponía también la puesta de largo del templo que corona el cerro que lleva el nombre de la santa sueca, como una de las sedes del nuevo año jubilar que va a acoger la localidad en honor a san Juan de Ávila.

De hecho, el interior de la ermita ya viste elementos que así lo atestiguan y el grupo que integran Ángel Cervera y Rafael del Campo y que bautizaron con el título de la principal obra escrita del santo y Doctor de la Iglesia, así lo indicaron  ante el numerosísimo público asistente que completó toda la bancada y obligó a muchos, de buen ánimo, a presenciar el concierto de pie.

San Juan de Ávila estuvo presente de manera muy explícita durante el recital titulado ‘Io cantarei d’amor’, puesto que se proyectaron diferentes imágenes iconográficas suyas y se declamaron algunos de sus textos más significativos por boca de Jesús Ángel Cervera. Aportaciones procedentes de la selección que en su día hiciera los sacerdotes de la Parroquia almodovareña Tomás y Leopoldo Lozano, ambos hermanos.

En cuanto al repertorio musical, estuvo integrado por ‘lo cantarei d’amor’, de C. da Rore (1515-1565) y G. Dalla Casa (-1601); ‘Sonata III’, de G. B. Fontana (1571-1630); Recercada II sobre ‘Doulce Memoire’ y Recercada II sobre ‘O Felici occhi miei’, ambas de D. Ortiz (1510-1570); ‘Amarilli mia bella’ (flauta solo), de G. Caccini (1550-1610); ‘Ancor che col partire’, de C. da Rore y G. Dalla Casa; ‘Recercada dima ca in bologna’ (clave solo), de G. Cavazzoni (1525-1577); ‘Vestiva i colli’, de G.P. Palestrina (1525-1594) y F. Rognoni (-1626); y ‘Aria quarta sopra la ciaccona’, de M. Uccelini (- 1680).

Ya el sábado fue turno para el conjunto que integran Sara Marina, Ángeles Núñez y Emilio Villalba, Sephardica, que ofrecieron el recital ‘Las mujeres que conservaron nuestra música’, con trece composiciones que se incluyen en su último trabajo discográfico.

En concreto, las tituladas ‘Alekhem kehal’ (anón. mediterráneo); ‘Bouselik Pesrev’ (anón. mediterráneo); ‘Morena de llaman’ (anón. sefardí); ‘Jardines de As’ (anón. andalusí); ‘Rosa das Rosas’ (cantiga de Sta María, s.XIII); ‘Tanto quer Santa María’ (cantiga de Sta María, s.XIII); ‘Como Podem’ (cantiga de Sta María, s.XIII); ‘Hermanas reina y cautiva’ (romance anón. s.XIV); ‘Cantemir VII’ (anón. mediterráneo); ‘A la una yo nací’ (anón. sefardí); ‘Una Pastora yo amí’ (anón. sefardí); ‘Una matica de Ruda’ (anón. sefardí); y ‘Avrix me galanica’ (anón. sefardí).

Virginia López, concejala de Cultura, se muestra muy satisfecha por la “gran acogida que cada año tiene esta propuesta totalmente novedosa, que además de permitirnos escuchar interpretaciones realmente magistrales, pone en valor este enclave tan querido para Almodóvar del Campo y que, además, en apenas unas fechas volverá a ser también foco de atracción para los miles de peregrinos que esperamos acudan a un año jubilar totalmente renovado”.

Interior de la ermita
Un momento actuación Shepardica
Rafael del Campo y Ángel Cervera