Fray Francisco Javier de María pregonará “a los cuatro vientos” la Feria y Fiestas 2019

• El joven sacerdote carmelita descalzo almodovareño dará la bienvenida a las celebraciones patronales de septiembre en la noche del sábado día 14

Lidia Paz y fray Franscisco Javier de María, en la Plaza Mayor de Almodóvar del Campo

Designado en el año del 450º aniversario de la muerte de san Juan de Ávila, año jubilar en su honor, y del 200º aniversario de la beatificación de san Juan Bautista de la Concepción

Fray Francisco Javier de María, el joven carmelita descalzo almodovareño que el pasado año fue ordenado sacerdote, será este año el pregonero de la Feria y Fiestas de Septiembre, que ofrecerá en el transcurso de los actos de inauguración de las celebraciones patronales el sábado 14 de septiembre.

El elegido este año por el Ayuntamiento recibió el cometido con una mezcla de “alegría y cierto desconcierto al principio”, requiriendo de unos días para asumir un encargo que, como él mismo reconoce, es de “mucha responsabilidad; uno está acostumbrado a predicar, pero esto es diferente, es otra cuestión”.

De todas, “doy gracias a Dios por este privilegio”, tal y como concibe esta oportunidad de “hablar uno de su pueblo, de su gente y de sus fiestas; es algo que resulta fácil y a la vez difícil, algo muy comprometido en cualquier caso y más cuando uno es del sitio, porque si uno viene de fuera dice cualquier cosa y siempre queda bien”.

A la hora de elegir fray Francisco Javier se valoró lo singular de este 2019 para con los santos naturales de Almodóvar del Campo. “Es el 450º aniversario de la muerte de san Juan de Ávila, año jubilar en su honor, y el 200º aniversario de la beatificación de san Juan Bautista de la Concepción, sin olvidar que el pregonero forma parte de la Orden de los Carmelitas Descalzos, cuya titular, la Virgen del Carmen, es también patrona”, dice Lidia Paz.

Arropado por su pueblo en su ordenación y primera misa, el pasado año

La teniente de Alcalde subraya además que “a Javi, como aquí lo conocemos todos, Almodóvar del Campo le guarda un gran cariño, como quedó patente de forma muy especial el pasado año”. Así, muchísimos paisanos se desplazaban a Toledo el 1 de julio con motivo de su ordenación sacerdotal y, una semana después, el amplio templo parroquial almodovareño quedó pequeño cuando cantó su primera misa.

“Es un placer que alguien como él esté acompañándonos, él es grande por dentro y por fuera, lleva Almodóvar del Campo allá donde va y creemos que ha sido una muy buena decisión este año”, abunda la edil.

A sus 37 años, el hecho de haber aceptado la vocación del Señor, primero como carmelita y después la llamada al sacerdocio, le ha llevado a estar ya “a estar ya 18 años fuera de Almodóvar, la mitad de mi vida”, si bien suele regresar con cierta asiduidad mensual para estar junto a sus padres, ya mayores.

El hecho de no haber podido estar muchas veces en las fiestas de su pueblo le coloca a veces la “melancolía” lógica de alguien que, como añade, “uno vibra con Almodóvar y quien no siente ese hormigueo, esa ilusión, ese palpitar del corazón cuando llega septiembre, pues yo diría que no es de Almodóvar”.

El pregonero ya ha empezado a trazar su intervención del 14 de septiembre. Un relato en que habrá vivencias personales y a repasar las bases históricas, religiosas y humanas que, con los siglos, han ido tejiendo la idisosincrasia tan particular de la población. “Hablar de Almodóvar del Campo siempre es una gran alegría, un gozo,” afirma y recalca celebra la oportunidad de “poder decir a los cuatro vientos que Almodóvar es muy grande y que celebra unas grandes fiestas en honor a sus patronos, con sus Encierros”.

Fray Francisco Javier de María, da las gracias por el privilegio
Fray Francisco Javier de María, sobre las fiestas de su pueblo
Fray Francisco Javier de María, sobre su designación
Lidia Paz, sobre las razones de la elección de fray Fracisco Javier
Lidia Paz, sobre los actos que vivió el pueblo en pasado del pasado año en torno a su paisano como nuevo sacerdote
Semblanza personal

Nacido el 13 de mayo de 1982 y bautizado una semana después, Francisco Javier es el pequeño de los dos hijos de Dionisio y Brígida. Desde párvulos y hasta 7º de EGB fue alumno del Colegio Público ‘Virgen del Carmen’, pasando a estudiar dos cursos de la ESO en el IES ‘San Juan Bautista de la Concepción’, siempre en Almodóvar del Campo.

Desde muy niño estuvo muy vinculado a la Parroquia, siendo ya monaguillo a los 11 años, siempre con mucha inquietud vocacional hacia las cosas de Dios y de la Iglesia. A los 16 años comenzó a trabajar en una carpintería metálica de la localidad, donde estuvo dos años aprendiendo en lo que recuerda como “una buena experiencia”.

Se confirmó en la fe cristiana el 5 de diciembre de 1999 y a los 18 años hizo la prestación social en la Asociación Cultural de Música y Danza ‘Grupo Balálita’. Su quinta, del año 2000, era la última que tenía que hacer el servicio militar.

A los 19 años ingresó, tras un tiempo de discernimiento con sus párrocos Tomás, Leopoldo y Raúl, y frailes carmelitas, en la Orden de los Carmelitas Descalzos, ingresando un año como postulante en el convento de Salamanca. Al año siguiente fue admitido al noviciado, ya en el monasterio del ‘Desierto de las Palmas’, en Castelló. Allí hizo sus primeros votos como religioso carmelita descalzo, 2002-2003.

Al terminar, le destinaron a Granada para continuar su formación carmelitana, estudiando algunas asignaturas de Teología en los Jesuitas y terminando algunos estudios inacabados de la ESO. Después, en 2004, pasó a Salamanca cursando algunas asignaturas en el Instituto Teológico de los Dominicos y un año después fue destinado a la comunidad de Medina del Campo, en Valladolid.

Durante este amplio periodo de siete años, realizó sus votos perpetuos como carmelita descalzo el 4 de octubre de 2008, convirtiéndose así se hacía ya religioso de pleno derecho en la Orden Carmelita. Aprovechó también para estudiar en Valladolid algunas asignaturas como Espiritualidad, Liturgia entre otras, en el Instituto Teológico de los Padres Agustinos Filipinos. Y en Medina del Campo hizo diferentes tareas como administrador de la comunidad, ayudante del Seminario Menor, sacristán, religioso asistente de las Cofradía del Carmen, de la Milagrosa y del Carmelo Seglar…

Entre 2012 y 2018 realizó los estudios académicos eclesiásticos necesarios para poder ser ordenado sacerdote-carmelita, siendo destinado para ello en Toledo, asistiendo a las clases de Filosofía y Teología impartidas en el Instituto Teológico ‘San Ildefonso de Toledo’, ubicado en el Seminario Conciliar diocesano.

Al concluir el curso de 5º de Teología, fue ordenado diácono en la catedral de Toledo el 2 de julio de 2017. Y al terminar el sexto y último curso fue ordenado sacerdote, carmelita descalzo, el 1 de julio de 2018, celebrando solemnemente su primera misa en la parroquia natal de Almodóvar del Campo el 7 de julio.

Actualmente y desde octubre del pasado año, está destinado en Granada como miembro de la comunidad formativa OCD, donde reciben a quienes tienen inquietud vocacional y donde se forman aquéllos que quieren ser futuros carmelitas descalzos.

Allí atiende no solo las actividades propias de comunidad formativa, sino también la Pastoral del Colegio ‘El Carmelo’ de las Carmelitas Misioneras, a las Madres Carmelitas Descalzas de la ciudad y cercanas, así como se ocupa además de las comunidades del Carmelo Seglar de Almodóvar del Campo y Ciudad Real…

Predicador de las novenas como las del Carmen en Almodóvar o en Toledo, de la Milagrosa en Medina del Campo, director de ejercicios espirituales a religiosas OCD, pregonero 2019 de las fiestas patronales de la Virgen de la Estrella de Toledo, entre otras actividades eclesiales.

Se declara amante de la música, en concreto la religiosa, tradicional, española y cofrade…, la lectura, la historia, los toros, la Semana Santa, pasear, la ornamentación floral y efímera; disfrutar de su pueblo y su gente, sus fiestas y tradiciones, su día a día, también de allí adonde se encuentre viviendo… “Pero, ante todo, vivir mi vocación de hijo de Dios”, afirma.