Las ermitas son otro referente a no desdeñar en una visita a la localidad, ubicadas todas en las diferentes salidas o entradas a Almodóvar del Campo.

Interior de la ermita de Santa Brígida. La ermita de Santa Brígida está ubicada en el cerro que lleva su nombre, a 3 kilómetros al sureste de la población. Es de planta rectangular con una única nave, separada del presbiterio por un gran arco ligeramente apuntado con cubiertas de artesanados de tres paños. El arco de la nave es abierto por su cabecera con decoración estrellada en su paño central; hay otro, de forma cuadrangular que repite la misma tipología que el de la nave.

La localización de la ermita de Santa Brígida en lo alto del cerro posibilita unas vistas muy bellas. Es de destacar la privilegiada vista que se obtiene desde la cima del cerro, se trata de un lugar que acoge actividades tanto de ocio y naturaleza como místicas.

La ermita de El Calvario, en la antigua salida hacia Puertollano. La conocida como ermita del Calvario, es la dedicada al Santísimo Cristo de la Columna, en la zona del antiguo camino a Puertollano. Data de mediados del siglo XVIII y su estructura se compone de una sola nave formada por una sucesión de arcos ciegos, separados por pilastras toscanas que se prolongan por la bóveda a modo de fajones. Es de planta de cruz latina con bóveda de cañón con lunetos y cúpula de media naranja en el crucero.

La ermita de San Antón, en la bifurcación de salidas hacia Puertollano y Villamayor de Calatrava. La ermita de San Antón (San Antonio Abad), en la bifurcación de salida hacia Puertollano y Villamayor, es de planta regular. Su presbiterio aparece separado de la nave por un gran arco ligeramente apuntado que presenta vestigios de haber tenido artesonado.

La ermita de San Isidro, en plena ruta hacia Villamayor de Calatrava, data de mediados de la década de 1930 y se asocia con el culto relacionado con las actividades agrícolas de las cuales es patrón su titular. Su importancia radica en el carácter agrícola de la región.

La ermita de San José, en la salida hacia la pedanía de Tirteafuera, se construyó en el siglo XVII. Es de planta cuadrada con cubierta de madera y tejado a cuatro aguas, siendo destacable, el empleo del arco conopial en la puerta de acceso y el pórtico adosado a ésta, que se eleva sobre fuertes pilares con arcos rebajados. Está rematada por linterna y ‘copulín’. Todo el conjunto de la cúpula está decorado por pinturas de motivos vegetales y geométricos. El otro tramo es de planta rectangular y está cubierto con una bóveda de cañón.

La ermita de San Sebastián, en la salida hacia Brazatortas. La ermita de San Sebastián, en la ruta hacia Brazatortas por el antiguo camino de Córdoba, data de la primera mitad del siglo XVI y se asocia con la cura de la peste y las calenturas. Se menciona en las Relaciones Topográficas de Felipe II. Es de sencilla construcción de planta cuadrada con tejado a cuatro aguas.

Mención aparte merecen dos enclaves ubicados en el interior del casco histórico y que están relacionados con los dos santos de la Iglesia Católica nacidos en Almodóvar del Campo.

Zona de acceso a la casa de San Juan de Ávila. Por un lado, se conserva la casa natal de San Juan de Ávila como edificio parroquial desde 1997, año el que sufrió una profunda remodelación restauradora. Los avatares históricos llevaron a este lugar a ser destinado incluso a cárcel y juzgado. De singular interés es la Cueva de la Penitencia, donde el santo solía retirarse a orar y que se conserva.

Interior de la capilla de San Juan Bautista de la Concepción. Por otro lado, la capilla de San Juan Bautista de la Concepción, una iglesia-oratorio inaugurada a mediados del siglo XIX (1884) con motivo de la beatificación de este santo. Se ubica en el solar de la casa donde nació este reformador de la Orden Trinitaria. El templo es de una sola nave con bóveda de artesa y presbiterio circular con bóveda de horno. Tiene decoración isabelina, y coro alto a los pies. Es de destacar también su patio interior, presidido por un pozo de gran encanto para el visitante.