Hablar de fiestas en Almodóvar del Campo, es hablar de tradiciones. Pocas poblaciones en la provincia pueden ofrecer un calendario festivo tan extenso y con tanta solera como esta población.

Feria y Fiestas de Septiembre
Un momento de los tradicionales Encierros almodovareños. Del 11 al 19 de septiembre se celebran estas fiestas que, sin duda, son las que caracterizan a Almodóvar del Campo. Los tres primeros días están dedicados a los santos, Virgen del Carmen, San Juan Bautista de la Concepción y San Juan de Ávila, a la realización de diversos concursos y competiciones deportivas, teatro, certámenes de pintura y fotografía, etc. Los Encierros, declarados en 1991 de Interés Turístico Regional, son de los más antiguos de España. En 1591 ya eran citados en los libros de Acuerdos del Ayuntamiento. Por las tardes, se celebran festejos taurinos. no podemos olvidarnos de las ‘peñas’, en las que se agrupan muchos jóvenes y otros no tan jóvenes, para disfrutar juntos de estos días.

Las candelarias
Una de las estampas de las candelarias de invierno. Se trata de una tradición que en Almodóvar se sigue manteniendo e, incluso, se fomenta para que no desaparezca. Las luminarias o candelarias son grandes hogueras que se realizan con motivo de la celebración de los patrones de cada barrio, Santa Bárbara (3 de diciembre, barrio del Calvario), San Antón (16 de enero, barrio de San Antón), San Sebastián (19 de enero, barrio de San Sebastián), San Juan Bautista de la Concepción (13 de febrero, en la calle San Miguel) y San José (18 de marzo, en la plaza de Agustín Salido) en el barrio del Altozano. Los vecinos de cada barrio se encargan de organizarlas con el engalanamiento y alumbrado, leña para la lumbre, limonada, roscos, barquillos y flores para los asistentes. Al día siguiente al de la luminaria se celebra un acto religioso y procesión en honor al santo correspondiente.

San Juan Bautista de la Concepción
La imagen de San Juan Bautista de la Concepción, en procesión. Cada 14 de febrero los almodovareños rinden honores a este hijo ilustre. Eucaristía y procesión vespertina son los puntos álgidos de esta cita que, como se refiere en el anterior apartado, tiene en  vísperas la quema de la popular candelaria. En los días previos, cada tarde tiene lugar una celebración eucarística preparatoria a la celebración. Alternativamente, una año sí y otro no, la población reserva la jornada como fiesta local oficial. (Más información en el apartado ‘Personajes ilustres’).

Carnaval
Jovial grupo de almodovareñas, dando vida al Carnaval. Dependiendo de cómo caiga el calendario, febrero o marzo, las celebraciones de Carnaval han tenido siempre un gran arraigo en la población, tomando con fuerza el relevo actualmente los niños gracias al empeño de padres y centros educativos. El Teatro, la Plaza Mayor o el Jardín Municipal son hoy en día los enclaves donde mayor presencia tienen grupos y máscaras callejeras. También tienen gran fama las agrupaciones carnavaleras o murgas locales que, integradas fundamentalmente por jóvenes, suelen lograr premios destacados en aquellas poblaciones que visitan.

Semana Santa
Un grupo de niños, en los prolegómenos de la procesión del Domingo de Ramos. Cinco son las cofradías o hermandades que articulan la celebración de este ciclo en torno a la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo. Todas ellas dan forma a una Junta de Hermandades que se encarga de organizar el Pregón y editar una publicación que recoge los actos, novedades y artículos de esta tradición. La Hermandad de Nuestro Padre Jesús Rescatado, Nuestra Señora de las Mercedes y Santo Niño Jesús, se encarga de las procesiones del Domingo de Ramos y el Miércoles Santo. La Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Esperanza, tiene su estación de penitencia en la tarde del Jueves Santo. La Hermandad del Cristo de la Caridad hace lo propio en la madrugada del Jueves al Viernes Santo. Y la procesión de la noche del Viernes Santo la comparten la Hermandad del Santo Sepulcro y la Hermandad de Nuestra Señora la Virgen de los Dolores, cuyas hermanas desfilan con vestido negro y mantilla española. La celebración de la Semana Santa también es variable, entre marzo o abril.

Virgen de la Cabeza
Procesión de 'La Morenita' por las calles de Almodóvar del Campo.
Los almodovareños profesan en líneas generales un gran fervor por la iliturgitana Virgen de la Cabeza, hasta el punto de que existe una hermandad propia en Almodóvar del Campo que todos los años se desplaza en romería, cada último domingo de abril, al cerro del Cabezo, en Andújar (Jaén). Unos días antes, las calles del municipio manchego acogen la procesión con la imagen de ‘La Morenita’.

Santa Brígida 
Un momento de la romería de Santa Brígida. La de Santa Brígida, cada 1 de mayo, es una romería en la que es costumbre subir andando por el ‘reventón’ al cerro donde está situada la ermita, algo cada vez menos practicado por la mayoría, y que en la actualidad motiva grandes atascos debido a la gran concentración de vehículos. También es costumbre la degustación del hornazo. La tradición manda rondar a las mocitas cantándoles los mayos el día 1 y la noche del día 2 se canta a las casadas. En la actualidad estas interpretaciones mayeras no se han perdido gracias al esfuerzo del grupo ‘Balálita’.

Los Mayos
El grupo de mayos de 'Balálita', en plena faena en la medianoche del primer día de mayo. La noche del 30 de abril, los mayistas cantan frente a la iglesia de Nuestra Señora del Carmen los tradicionales mayos, canciones en honor a la Virgen. El día 2 de mayo se cantan en honor a Santa Brígida, en la ermita que está en la cima del cerro del mismo nombre. Se trata de una tradición festiva de tiempos ancestrales y tiene relación con la fertilidad.

San Juan de Ávila
La imagen de San Juan de Ávila, en procesión. El 10 de mayo la población rinde tributo a este hijo ilustre. Eucaristía y procesión vespertina son los puntos álgidos de esta cita. En los días previos, cada tarde tiene lugar una celebración eucarística preparatoria a la celebración. Alternativamente, una año sí y otro no, la población reserva la jornada como fiesta local oficial. (Más información en el apartado ‘Personajes ilustres’).

San Isidro Labrador
Procesión de San Isidro, a punto de llegar a su ermita. Aunque no es una fiesta de tanta presencia como antaño, la configuración de Almodóvar del Campo durante siglos como localización dedicada a la labor del campo hace que el patrón de los agricultores, San Isidro Labrador, siga siendo agasajado cada 15 de mayo. La eucaristía y la procesión hasta su ermita, sita en la salida de la población en dirección a Villamayor de Calatrava, siguen organizándose año tras año, con presencia de socios de la Cooperativa ‘Virgen del Carmen’ o la Oficina Comarcal Agraria.

Corpus Christi
Procesión del Corpos Cristi, saliendo del templo parroquial. En junio tiene lugar la celebración en el que el Cuerpo de Cristo sale a la calle, en procesión acompañado por elementos como la custodia o el palio y por los niños y niñas que ese año han celebrado su primera comunión. A lo largo del su itinerario procesional, vecinos de las calles por donde discurre tienen la costumbre de lanzar pétalos de rosas y elaborar unos altares florales en los que el romero o el tomillo ofrecen un aroma muy característico.

Virgen del Carmen
En primer término, la imagen de la Virgen del Carmen, durante el canto de la Salve. La celebración de esta compatrona, a la que el municipio reserva todos los años su segunda festividad local oficial, tiene cada 16 de julio su cita. Las eucaristías de la jornada se celebran en su honor y, al caer la tarde, tiene lugar la procesión con la imagen de la Virgen del Carmen. En los días previos se organiza también un ciclo de misas vespertino preparatorio y es también muy populosa la ofrenda floral de vísperas que, en esa medianoche, va seguida del canto de la Salve.

Navidad
Con la llegada de los Reyes Magos se pone fin al ciclo festivo de Navidad. El día 16 comienzan las misas de la Virgen, como es costumbre desde hace muchos años. Son nueve misas a las 7 de la mañana y la décima a las 12 de la noche del día 24. Donde después de la cena de Nochebuena, se acude a la Misa del gallo cantando ‘pastores’, cantos típicos de la época navideña interpretados por los ‘auroros’. Después del acto religioso, los más golosos, tienen costumbre de tomar un delicioso chocolate con churros. Este ciclo se completa posteriormente con la celebración de la Nochevieja y de los Reyes Magos, que cada 5 de enero protagonizan la Cabalgata donde niños y mayores se echan a la calle.