Almodóvar del Campo ha festejado a san José

• El alcalde, José Lozano, destaca el gran afán de los vecinos donde se celebran estas fiestas de invierno y sus candelarias, por mantener viva una tradición tan propia de la localidad

Almodóvar del Campo, 20 de marzo de 2018. La semana comenzaba en Almodóvar del Campo con la programación de actos en honor a san José, focalizada en el Altozano, en cuya plaza de Agustín Salido ardía en la noche del lunes la última de las candelarias del ciclo, mientras los vecinos agasajaban a los asistentes.

Lo hacían a base de aperitivos y limoná, ofreciéndose también los ‘Tostaditos de San José’, unos lazos dulces horneados y bendecidos, que los vecinos del barrio entregaban a quienes dedicaban algún donativo como gesto hacia el también patrón de los padres.

Una candelaria acompañada por la banda de Cornetas y Tambores de ‘Jesús Rescatado’, que puso la música en esta noche de agasajo a San José, mezclada con el estruendo de cohetes y fuegos artificiales. La formación acompañaría ya el martes en la procesión vespertina hasta la ermita.

Entre los asistentes estuvieron miembros de la Corporación municipal, cuyo alcalde, José Lozano, ensalzaba el papel de los vecinos en estas fiestas de barrio, recalcando que “ellos son los que hacen grande Almodóvar del Campo con estas candelarias que iniciamos en diciembre”.

Señalaba Lozano, respecto a los vecinos, “con gran participación de la ciudadanía y todos los barrios contribuyen al buen funcionamiento de las candelarias, unas tradiciones que se conservan y que cada año van a más”, refería el regidor.

Respecto a la participación del Ayuntamiento, José Lozano indicaba que el Ayuntamiento se limita únicamente a organizar formalmente, a dar apoyo económico a los vecinos en la gestión de los preparativos y actos, facilitando la logística necesaria, para lo cual articuló en el organigrama municipal una competente Concejalía de Tradiciones.

En estos años, también el equipo de Gobierno ha procurado dignificar todo lo que tiene que ver con estos patrones de barrio, creando paseos como los que conducen a sus ermitas, como el que ayer martes estrenaba san José en su procesión o remozando entornos como el de la ermita de santa Brígida, donde cada año da inicio el ciclo de candelarias.

Ya este martes, fiesta grande del santo, se ofició en día de precepto la santa misa en honor al santo, a la hora del Ángelus, a la espera luego de que partiera por la tarde, desde su puerta norte polilobulada, la imagen desde la parroquia en procesión hasta su ermita, sita en la salida de la localidad por la carretera hacia la pedanía de Tirteafuera y portada a hombros de vecinos y vecinas que fueron tomando el relevo.