El Ayuntamiento facilita la edición remasterizada en CD de los villancicos más autóctonos de Almodóvar

Coincidiendo con el vigesimoquinto aniversario de la grabación que el grupo ‘Los Pastores’ realizara en el Teatro y que fue publicada, en el ya extinto, sistema de casetes

Carátula del trabajo editado en CD, con especial tributo al maestro Pascual Solís
Carátula del trabajo editado en CD, con especial tributo al maestro Pascual Solís

Almodóvar del Campo, 2 de enero de 2019. Los villancicos más tradicionales de Almodóvar del Campo, que son cantados en  diciembre, a las siete de la mañana, durante las ‘misas de la Virgen’, en la madrugadora novena, previa al día de Navidad, vuelven a estar disponibles, en CD,  para su disfrute en casa.

El Ayuntamiento ha contribuido a la reedición remasterizada y en compact disc (CD) de la grabación original que, hace ahora un cuarto de siglo, realizara el grupo Los Pastores, en el Teatro Municipal, ante los micrófonos de la discográfica Tecnosaga. Un grupo navideño dirigido por el recordado maestro Pascual Solís.

Pepe Lara, integrante del grupo y coordinador indica que debido a que la cinta casete, medio en que se difundió originalmente, esta ya obsoleta y no se usa, siendo sustituida por el CD o incluso por el pendrive usb.

Dentro del coro navideño eran varios los componentes que habían pensado en que aquella grabación publicada con el título “La Mancha canta villancicos” no se perdiera y en la pasada primavera  se pusieron a trabajar en el tema.  «Se ha hecho con gusto, con el apoyo del grupo y del Ayuntamiento que, por mediación de la concejala de Cultura, ha patrocinado en su integridad la reedición en soporte digital», afirma Lara.

La concejala de Cultura, Virginia López, señala que «cuando nos lo propusieron vimos que era una buena idea y, sobre todo, algo imprescindible, para que esas cintas que teníamos en casa y que ya no es posible escuchar, pudiéramos escucharlas de nuevo  en CD». La decisión, arropada por el alcalde José Lozano, se transformó en una cuidada publicación, ahora bajo el título ‘Grupo de Villancicos Nuestra Sra. de la Asunción – Almodóvar del Campo’.

Posando junto al belén parroquialLos villancicos que se pueden escuchar son ‘Los balcones’, ‘¿Adónde vas a esta hora?’, ‘Cantemos pastorcitos’, ‘Villancico manchego’, ‘El portal de un niño pobre’, ‘En lo más alto del cielo’, ‘Hoy cantan los pajaritos’, ‘En una noche muy fría’, ‘Cascabeles’ y ‘Estando la Virgen María’. Diez escogidos temas de un gran repertorio, que supera el centenar, y con décadas de tradición.

Miguel Ángel Solís, hijo de Pascual Solís y que tomó el relevo en la dirección del grupo, indica que se trata de “los villancicos que se pueden considerar más nuestros”, y señala que “técnicamente, el proceso logra que se gane muchísimo en calidad de sonido, porque no es lo mismo analógico que digital […] Es algo más que interesante y había que modernizar”.

Solís incide en que “esto es también la historia de Almodóvar del Campo, la historia de su música, son sus costumbres y sus villancicos. Almodóvar puede presumir de tener una Navidad bonita y este coro – al que el recordado sacerdote Tomás Lozano bautizó como ‘Los Pastores’-, adorna esa celebración litúrgica de nuestras misas de la Virgen, con estos cantos y no todos los pueblos lo pueden disfrutar”.

Por su parte, Eduardo Cervera, que al igual que Carlos Lara, ha sustituido a Miguel Ángel Solís en la dirección del grupo, indica que han sido varias las etapas en el canto de estos villancicos de la aurora. Comenzaron en la década de 1920, y mantuvieron aquella tradición,  su tío Eduardo,  Francisco Antonio Ruiz, Julián Berzal o Pepe Morales. Posteriormente se asentó en el seno de Acción Católica en 1964.

De izquierda a derecha, Eduardo Cervera, Pepe Lara, Virginia López y Miguel Ángel Solís“Fue con una rondalla. Yo era pequeñito, y estaba el padre Laureano de párroco. Cantaba muy bien y nos importó estos villancicos que ya son como del pueblo”, señala Cervera, señalando como un joven Pascual, se hacía cargo del grupo, como actividad musical y cultural. Incluso puso música a ‘El belén del niño pobre’, un villancico compuesto por el también almodovareño Carlos Baos.

Cervera señala que era Rondalla y tuna, dado que “de madrugada se hacían rondas en cualquier época del año, a mozas, madrinas, y luego a las seis de la mañana durante los nueve días de misas de la Virgen, se rondaba un barrio distinto para que la gente se levantase para acudir a las misas y así se recorrían prácticamente todo el pueblo. Y tras la misa, siempre dos o tres casas invitaban a cantar villancicos y nos agasajaba”.

La  discográfica Tecnosaga, sello dedicado a salvaguardar la música tradicional del país, conservaba el original máster, grabado hace 25 años en sistema analógico y el trabajo de estudio ha consistido en pasarlo a digital, con el apoyo del Ayuntamiento y un presupuesto bastante asequible. Se han editado 500 ejemplares, que salen a la venta al precio de 5 euros e incluye un libreto que repasa la tradición y las letras de los villancicos.

El coro original, dirigido por Pascual Solís Redondo, lo formaban como voces altas Pepe Lara, José Cruz Damas, Joaquín Notario, J. Antonio García, Antonio Patiño, Jesús Ruiz y Ángel Arévalo y, como voces bajas, Miguel Ángel Solís, Isaac Pérez, Carmelo Sendarrubias, Miguel Nevado, Javier Frutos y Germán García Notario.

'Los Pastores', en pleno canto de villancicos en las pasadas misas de la VirgenEn el apartado musical, tocaban las bandurrias Manuel Hipólito, Amalio Manuel Cachero, José Manuel Frutos, Carlos Lara y Javier Bermejo; los laúdes, Santos Frutos y Jesús Ángel Cuesta; las guitarras, Antonio Buitrago y Joaquín Martín del Burgo; el acordeón, Jesús V. García; la pandereta, José Lara; la zambomba, Rodrigo Acero; las castañuelas, Carmelo Sendarrubias y Ángela Sendarrubias; y los cascabeles, Antonio Patiño.

Actualmente la formación cuenta con una treinta de componentes, y como señala Cervera, “dentro de lo complicado que es renovar el grupo, con una cantera instrumental que es menor desde que nos dejó el maestro Pascual, vamos incorporando a chicos jóvenes e intentamos incorporar algún instrumento nuevo”. De momento, la marimba, y pronto el violín.

En el año 2005 se editaba un segundo trabajo, ya en CD, con villancicos algo más modernos y que contaban también con derechos de autor. “En la primera, en 1993, como eran más bien nuestros, autóctonos, no fue preciso”, apuntan estos representantes del grupo coral, quien muestra el agradecimiento al Ayuntamiento, a su alcalde y a la concejala de Cultura, por la especial sensibilidad para salvaguardar otra faceta más de las tradiciones de Almodóvar del Campo.