Nuestra Señora de la Paz recibió el agasajo estival de la pedanía de Navacerrada

El martes tenía lugar el día grande, en que la patrona de esta pedanía de Almodóvar del Campo salió en procesión arropada por vecinos y autoridades, tras la misa vespertina

Las autoridades municipales y pedánea, ante la patrona de ValdeazoguesAlmodóvar del Campo, 16 de agosto de 2018. La pedanía de Navacerrada cerraba este martes 14 de agosto sus celebraciones patronales en honor a Nuestra Señora de la Paz, con varias propuestas lúdicas que comenzaban el pasado sábado día 11 y a cuya programación han contribuido el Ayuntamiento de Almodóvar del Campo y vecinos.

La programación daba comienzo con el campeonato de truque organizado en “El Chiringuito” y a la una de la tarde comenzaban actividades infantiles en las que no faltó el toro mecánico ni la fiesta de la espuma. Por la tarde hubo campeonato de cuatrola con ‘El Chiringuito’ y a las once de la noche la primera de las verbenas populares de la Plaza ‘Mercedes Gómez Silvestre’.

El domingo 12 tenía lugar el baile del vermú a la una de la tarde y por la noche bingo popular, antesala de un lunes 13 en el que los pequeños pudieron disfrutar de castillo hinchable y otras atracciones infantiles al mediodía. A las tres de la tarde se daría paso a una comida organizada por el Ayuntamiento.

Pero sin duda era el martes 14 cuando la programación de festejos vivía su fecha álgida. Con la presencia de diferentes miembros de la Corporación municipal, como Jesús González o Manuel Soria y en compañía de la alcaldesa pedánea, Teresa Rodríguez Culebra, a las nueve de la noche daba comienzo la misa solemne por la patrona que oficiaba el párroco Ernesto Antonio Villegas Román.

Posteriormente la Virgen de la Paz partía del templo en procesión, acompañada por las diferentes autoridades y fieles, un pasacalles compuesto por vecinos habituales y quienes regresan en estas fechas aprovechando el descanso vacacional. Los músicos dieron realce al trasiego de la patrona.

Tras la procesión el Ayuntamiento ofrecía un vino de honor para todos los presentes y a las 23,00 horas se daba paso a la última de las verbenas programadas.