El alcalde arropa en FEARTECO a la Hermandad del Cristo de la Caridad, que fue gran protagonista

El directivo Rodrigo Acero participó junto a otros capataces en una mesa redonda monográfica donde el paso estrenado este año fue portado a costal en el interior del Pabellón Ferial

El alcalde y el concejal Jesús González, junto a varios miembros de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Caridad, en FEARTECO 2017
El alcalde y el concejal Jesús González, junto a varios miembros de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Caridad, en FEARTECO 2017

Almodóvar del Campo, 14 de noviembre de 2017. El alcalde de Almodóvar del Campo, José Lozano, visitaba el domingo, la III Feria de Arte Cofrade, FEARTECO, que tuvo lugar en Ciudad Real y donde tuvo gran protagonismo la almodovense Hermandad del Santí­simo Cristo de la Caridad.

El regidor se desplazó junto al también concejal Jesús González, asistiendo a  la mesa redonda “Las diferentes funciones del capataz y las formas de carga”, donde  intervino el directivo cofrade Rodrigo Acero., quien ejerció su condición de capataz en el trasiego del  paso a costal,  portado por quienes así­ lo llevaron por primera vez este 2017.

Lozano destacó que es “todo un privilegio para Almodóvar del Campo participar en esta feria con tan destacada participación, habiendo sido muy satisfactorio todo lo que ha contado Rodrigo en la mesa redonda y muy emocionante ver cómo nuestros costaleros han llevado el paso del Cristo de la Caridad, al son de los acordes interpretados por la Asociación Cultural Banda de Cornetas y Tambores “Nuestra Señora del Prado-La Pasión”  de Ciudad Real capital”.

El alcalde de Almodóvar destaca que ésta y el resto de hermandades de pasión, dan vida a una Importante Semana Santa y por eso asegura que, “conforme también a los objetivos de nuestra Junta de Hermandades, vamos a seguir trabajando por la merecida declaración de Interés Turístico Regional, porque nuestro ciclo es digno de alabar hasta el punto de ser otro referente turístico de nuestra localidad”.

Rodrigo Acero, primero por la derecha, durante la mesa redondaLa Hermandad del Santísimo Cristo de la Caridad respondí­a a la invitación de la organización, participando por segundo año consecutivo en FEARTECO. Y lo hací­a, con un stand propio y trasladando el nuevo paso del Cristo de la Caridad que procesionó la pasada Semana Santa por vez primera. “Debió de gustarles cómo anda nuestro paso y por primera vez que se organizaba en esta muestra cofrade el desfile de un paso, lo hemos protagonizad nosotros, junto con una buena banda, la de “Nuestra Señora del Prado” de Ciudad Real.

Así­ lo señalaba Rodrigo Acero, emocionado por participar en la mesa redonda junto a capataces de Málaga, Ciudad Real y Puertollano, e indicaba que su andadura en Semana Santa es amplia después de 35 portando el Santo Sepulcro y 12 como  capataz del Cristo de la Columna, que es portado a varal por mujeres. Matizaba que es el primer año como capataz de un paso que sale a costal por primera vez.

En la mesa redonda los distintos capataces analizaron tanto las diversas formas de llevar los pasos, en función de la zona de España donde se actúe, como la autoridad del capataz y otros temas relativos a funciones, costumbres y  lí­neas de acción propias de cada hermandad.

Un momento de la exhibición a costal del flamante paso del Santísimo Cristo de la CaridadEn el caso concreto de la almodovareña, Acero indicaba que “nuestro nuevo paso del Cristo de la Caridad supera los mil kilos de peso, es portado por 28 costaleros y de media cada uno soporta 40 kilos de peso”. El momento más delicado es la salida y entrada de la iglesia ya que lo hacen de rodillas e, incluso, “en la zona del atrio, yendo así­ de rodillas todaví­a tienen que achicar más para no dar con la cruz de nuestro titular con el dintel de la puerta, eso sí­ es de muchí­sima dificultad”.

Explicó que el motivo de hacer un paso con esas dimensiones se debe, sobre todo, “porque dada la altura que se consigue en este paso con la imagen del Cristo de la Caridad, cercano a los 5,25 metros, la base tiene que tener unas dimensiones proporcionales a la altura en su conjunto, si no hace mucho más dificultoso su traslado”.

Rodrigo Acero ensalzaba también el papel de los costaleros por la pasión que ponen en su trabajo, portando el paso, de madera de cedro, al que se le irán añadiendo diferentes complementos, siendo el primero ponerle bajo la canastilla doce hurricanes, que representan a los apóstoles. “Todo irá en función de presupuestos y según se pueda se irán tallando poquito a poco para que a la vuelta de unos años está completado”, apunta Acero.

Entre el público asistente a la charla, vecinos de Almodóvar del CampoUna Semana Santa que sigue reclamando su catalogación de Interés Regional, para lo cual se exige alguna retransmisión televisiva a nivel nacional. En todo caso, “yo invito a que vean que la Semana Santa de Almodóvar no tiene nada que envidiar a ninguna de las que están declaradas ahora mismo de Interés Regional; la nuestra merece la pena verse, cada hermandad intenta superarse año tras año y podemos presumir de estar a la altura de esos otros municipios”, apostilla.

La talla titular de la Hermandad y diferentes enseres de la misma fueron expuestos durante la feria