El Ayuntamiento limpia el cauce del arroyo del Lino

Fernando Torres señala que esta limpieza en el arroyo no se habí­a realizado en al menos dos décadas, lo que propiciaba anegamientos de la carretera y fincas colindantes

Trabajos realizados en el cruce con la salida a la carretera de Brazatortas
Trabajos realizados en el cruce con la salida a la carretera de Brazatortas

Almodóvar del Campo, 9 de noviembre de 2017. El cauce del arroyo del Lino, que marca el lí­mite oeste del casco urbano de Almodóvar del Campo, ha sido objeto de una limpieza integral a lo largo de un tramo aproximado de un kilómetro, el que hay entre la salida de la población hacia la carretera de Brazatortas y el camino Tazaplata que conduce al Cementerio.

Como indica el concejal de Medio Ambiente, Fernando Torres, el canal y el lecho de este curso fluvial “se encontraban en muy mal estado desde hacía bastante tiempo y cuando en estos últimos años ha llovido con fuerza se acarreaban riadas que provocaban incluso la inundación de algunas zonas como la carretera de Tirteafuera, por desbordamientos que suponí­an un factor de riesgo”.

Aspecto de una zona del cauce ya limpio del arroyo del Lino
Aspecto de una zona del cauce ya limpio del arroyo del Lino

Además, añade el edil, también “los vecinos con fincan colindantes vení­an reclamando esta actuación, que solamente ha sido posible tras recibir el visto bueno de la Confederación Hidrográfica del Guadiana”, correspondiendo al Consistorio almodovareño el coste de estos trabajos que ha ejecutado la firma Kapital SLU tras la correspondiente licitación de los mismos.

Operarios de esta firma de excavaciones y contratas, han utilizado diversos medios, incluido una pequeña excavadora todoterreno, en la limpieza de este cauce que ya tení­an demasiado lodo y juncos, “recuperando en profundidad el lecho en unos 40 centí­metros y quedando, en general, en bastante buen estado”, apunta satisfecho el concejal.

“Nos consta que en al menos veinte años no se habí­a hecho nada en nuestro arroyo, por lo que estética y funcionalmente se encontraba en muy mal estado y quienes tienen viviendas cercanas o corralones adyacentes, veí­an afectadas sus propiedades en situaciones de grandes tormentas que provocaban el desbordamiento del agua”, señala Torres.

Panorámica de una de las zonas de actuación
Panorámica de una de las zonas de actuación