Emilio Breso y un bravo “buendía”

Pablo Aguado, Emilio Bresó y Ángel Téllez le hicieron frente esta tarde a una seria y desigual novillada santacolomeña de Joaquí­n Buendía en el coso de ‘Las Eras de Marta’

Emilio Bresó por la puerta grande
Emilio Bresó, a hombros por la puerta grande

Almodóvar del Campo, 16 septiembre 2017.- Una novillada santacolomeña con el hierro de Joaquí­n Buendí­a de muy seria presencia era la que se lidiaba esta tarde para la segunda de la feria taurina de la localidad ciudadrealeña de Almodóvar del Campo. En el cartel, Pablo Aguado, Emilio Bresó y Ángel Téllez.

Salió al ruedo el primer novillo, muy bien presentado, pero muy flojo, al que Aguado cuajó una faena repleta de detalles toreros, destacando con la derecha, toreando con mucho gusto. Se lo puso complicado al matar, e incluso al primer intento lo cazó, viviéndose un momento angustioso. El público agradeció su esfuerzo obligándole a saludar en el tercio. Oreja para Pablo Aguado en el cuarto, último novillo de su carrera, faena de más a menos, por la escasa condición del novillo. Mató de una gran estocada y le cortó la oreja.

Novillada Almodóvar 2017Novillo complicadísimo el segundo de la tarde, que puso en serios apuros a Emilio Bresó al que se le vio muy seguro y capaz, e incluso llegó a cogerlo de manera escalofriante. El novillo  fue duro hasta para entrar a matar, teniendo que entrar hasta en tres ocasiones. (3 estocadas y el toro no caía). Momentos muy angustiosos para un novillero poco placeado. Braví­simo el quinto novillo de la tarde, que propició el momento álgido de la tarde, una faena de antologí­a y fantasí­a a cargo de Emilio Bresó que formó un alboroto sin igual.

Comenzó el trasteo con bellos ayudados por alto, que le siguieron tandas inconmensurables al natural, de trazo largo, templadí­simo y con una gran personalidad. Finiquitó la faena de unas escalofriantes manoletinas, que pusieron el ¡Uy! en el tendido. Mató de una gran estocada, que hizo que cayera el toro sin puntilla. Dos orejas con muchísima fuerza y, lo más importante, la esperanza y la ilusión de contar con un torero de gran proyección en la provincia de Ciudad Real. Las dos orejas con muchí­sima fuerza para el torero, y el deber de los empresarios de contar con él, porque se lo merece con creces.

Novillo complicadísimo también el tercero que puso en serios apuros a Téllez. Firmeza incontestable por parte del novillero que tragó lo indecible. Imposible el sexto de la tarde, que se orientó demasiado pronto. Abrevió y fue lo mejor que pudo hacer. Saludó una cálida ovación.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Almodóvar del Campo, Ciudad Real. Segunda de feria. Novillada con picadores.

Novillos de Joaquí­n Buendía.

Pablo Aguado, ovación y oreja. 

Emilio Bresó, silencio y dos orejas.

Ángel Téllez, silencio y ovación.