Retamar celebró sus fiestas patronales en honor de la Virgen de las Nieves

El Ayuntamiento de Almodóvar del Campo y los vecinos han desplegado un intenso programa de actos, a cuya inauguración se sumaba el pasado viernes el alcalde José Lozano

Las autoridades, posando ante la patrona, la Virgen de las Nieves
Las autoridades, posando ante la patrona, la Virgen de las Nieves

Almodóvar del Campo, 8 de agosto de 2017. La pedaní­a almodovareña de Retamar vivía este fin de semana el dí­a grande de unas fiestas patronales que organizaba el Ayuntamiento del municipio con la colaboración vecinal, para rendir tributo a la Virgen de las Nieves.

La patrona salí­a el sábado en procesión a las nueve y media de la noche por las calles de esta aldea y, como es habitual, rodeada de decenas de vecinos y visitantes entre los que no faltaron las autoridades locales. Previamente, por la mañana, se celebró misa en su honor, a las doce y media,  completándose la jornada con verbena popular.

En la jornada inaugural del viernes dí­a 4 el alcalde, José Lozano, junto con la alcaldesa pedánea, Paqui Sánchez, acompañaban a los vecinos de la pedaní­a y aquellos que viviendo en otros lugares, regresan para acompañar a la Virgen de las Nieves en estos dí­as.

A las ocho de la tarde se abrí­a el programa festivo con el pasacalles de los gigantes y cabezudos para, desde las once y media de la noche, vivir las primeras honras a la Virgen de las Nieves con la tradicional ofrenda floral. Le seguí­an los fuegos artificiales y la primera de las verbenas.

Este viernes también concluía el triduo que, en honor a la patrona, se habí­a iniciado el miércoles día 2 a las nueve y media de la noche, y que también tuvo lugar el jueves. Ya el viernes, a las siete de la mañana se pudo participar en el rosario de la aurora que recorría las calles de esta población.

Y si a la una del mediodí­a del domingo se celebraba misa por los difuntos, a las siete y media de la tarde Retamar disfruta de una suelta de vaquillas. Ya en la medianoche, nueva cita verbenera.

Ha sido el lunes dí­a 7 cuando la programación se cerraba con diferentes propuestas. Al mediodí­a los pequeños podrán disfrutar de un trenecillo y un castillo hinchable. A las dos de la tarde, comida de hermandad a la que seguirá, hora y media después, una fiesta de la espuma. Y por la noche, la última de las verbenas populares que han sido programadas.

Otras actividades lúdicas

Durante estas fiestas se celebraron carreras de sacos para alevines y cadetes, atletismo alevín y juvenil y un torneo de bolos. Igualmente ha habido tiro al plato, cuatrola y carrera de cinta, así como dominó y yincana infantil.