Manuel Hipólito deja el Ayuntamiento tras 44 años de servicio hacia sus convecinos

 

El alcalde, José Lozano, ensalza su papel como funcionario público pero también como vecino que se sigue desviviendo por las tradiciones locales a través del Grupo ‘Balálita’

Junto a diferentes miembros de la Corporación municipal, presidida por el alcalde Lozano
Junto a diferentes miembros de la Corporación municipal, presidida por el alcalde Lozano

Almodóvar del Campo, 12 de julio de 2017. El salón plenario del Ayuntamiento de Almodóvar del Campo fue el escenario de la jubilación de Manuel Hipólito, conocido sobre todo por ser el referente del folclore de este  municipio, que recibía el homenaje de compañeros y Corporación al alcanzar la edad de jubilación.

En estos días en los que se conmemora el 40º aniversario de las primeras elecciones democráticas, este vecino entrañable se integró en la plantilla municipal cuatro años antes. “Hay que pensar que yo entré en otro régimen, en otros tiempos en los que todo era muy diferente”, reconocía este hombre entusiasta al término de un acto en el que recibió diferentes agasajos.

A este respecto Manuel Hipólito indicaba que “hubo vivencias muy difíciles pero que afortunadamente se salió hacia adelante y ahora todo es muy diferente, todos los alcaldes son democráticos y, gracias a Dios, estamos viviendo una situación bastante buena y con eso me voy, con ese recuerdo”, un Hipólito, que estuvo acompañado en el acto de su mujer Pilar, sus dos hijos y  nietas.

Un acto, el de su jubilación, tras 44 años en el Ayuntamiento, que supuso un momento de grandes emociones. “La alegría de entrar en otra etapa se la vida, en la que vas a disponer de más tiempo para la familia, pero también la tristeza de que hemos estado juntos con estos compañeros y, quieras o no, esto es un pueblo y nos conocemos todos”, explicaba aún con el nudo en la garganta.

El alcalde hace entrega de una placa conmemorativa a Hipólito
El alcalde hace entrega de una placa conmemorativa a Hipólito

Afirma llevarse consigo “muchísimos recuerdos”. No en vano, apuntaba, “hacíamos nuestras vivencias, nos juntábamos muchas veces y la verdad es que me he llevado muy bien con todos y la pena es esa… Todo en la vida llega y me voy con la satisfacción de haber sido un buen compañero, que creo haberlo sido, pero sobre todo de haber tenido unos compañeros extraordinarios. Y ahora ya que Dios me dé salud para poder disfrutar de esta jubilación”.

El acto estuvo presidido por el alcalde, José Lozano, quien  reconocía la condición de “decano” de Hipólito en la plantilla municipal. “Era la persona que más tiempo llevaba y para mí es una alegría que haya estado trabajando tanto y hecho tanto por el pueblo, por los ciudadanos porque al fin y al cabo Manolo es de las personas que han trabajado y se han desvivido por el municipio y por sus ciudadanos”.

El alcalde almodovareño, además, quiso enfatizar un doble agradecimiento recordando que “Balálita’ sin Manolo no sería nada, es decir, que hay que agradecer ese festival tan importante de La Mancha Baja que tiene nuestro municipio y que hay que agradecerle a esta persona que ha hecho tanto por Almodóvar del Campo”.

Igualmente Lozano hizo referencia a ese sentimiento de alegría y pena que se concitaban en el acto, “creo que debemos quedarnos con lo positivo, que es una persona que llega a su edad de jubilación feliz, con salud y que va a seguir trabajando en esos asuntos que tanto le gustan por el pueblo”.

Junto a su familia
Junto a su familia

A partir de ahora dividirá el tiempo entre su familia y su otra pasión, el folclore y las costumbres de Almodóvar. “Como es sabido, las tradiciones de mi pueblo y de sus aldeas es mi prioridad, empecé hace muchos años… El otro día me llevé una sorpresa cuando un señor de San Benito me decía, Manolo la primera jota que grabaste fue aquí hace 38 años. Yo no lo sabía y este hombre se ve que tiene una memoria extraordinaria”.

Manuel Hipólito recordaba como se ha recorrido en tantísimos años todas las aldeas y “todos los cortijos que he podido y en Almodóvar me he tomado muchos vasos de leche con magdalenas con los viejos”. Todo por rescatar cualquier vestigio, por pequeño que fuera, del folclore del municipio para perpetuarlo y ponerlo al servicio de la historiografía local. De momento piensa en terminar un libro-tratado que recogerá vivencias y las  costumbres de Almodóvar y sus pedanías.

Respecto al acto, indicar que además de las intervenciones de portavoces de los grupos políticos, la del alcalde o la del propio Hipólito, también intervino su hija para rememorar la lucha de este hombre por sacar adelante a la familia y por haberles inculcado junto a su esposa máximas como que “las cosas se consiguen con esfuerzo y tesón”. Su nieta mayor, también le dijo unas palabras de felicitación.

Posando con buena parte de sus compañeros
Posando con buena parte de sus compañeros
Hija y nieta le dirigieron unas emotivas palabras
Hija y nieta le dirigieron unas emotivas palabras