Concluyen los trabajos de mejora del Jardín Municipal que le han devuelto esplendor y confortabilidad

imageEl Jardín Municipal de Almodóvar del Campo ha recuperado su esplendor tras las obras de mejora que se han venido realizando en todo el recinto y que han permitido renovar paseos, masa floral, fuentes o espacios dotacionales. Además, la escultura del senador Francisco Lasso y Salido, quien hace un siglo donó al pueblo este parque que era de su propiedad, luce ya una placa en la que se le reconoce y agradece este gesto.

El grueso de los trabajos, que vienen a completar las acciones de mejora que se habían llevado a cabo ya en el área de juegos infantiles con su delimitación homologada o la retirada de arbolado con riesgo de caída en otras zonas, ha sido ahora coordinado por la empresa Talher, especializada en esta materia y en servicios medioambientales.

imageFernando Torres, concejal de Medio Ambiente, se muestra satisfecho por el resultado de las acciones realizadas por la compañía referida, que ya en su día habilitó la vía verde en torno a la localidad y cuya experiencia “era precisa ahora para nuestro Jardín, sobre todo para poder renoval la masa arbórea y arbustiva que presentaba un peor estado, pero también para contar con especies visual y aromáticamente más agradables”.

En concreto, se han retirado 72 metros de seto envejecido y hasta 84 arbustos. En su lugar se han plantado 20 ejemplares de árboles de hoja caduca de tipo ‘prunus-cercis silicuastrum’, con apertura de hoyo, plantación y riego. Y hasta 764 ejemplares de arbustos de variedades caducas, ‘pronus cerasifea’, ‘cercis siliquastrum’, ‘teucrium fruticans’, ‘viburnum tinus’, ‘nandina’, ‘berberis thunbergi’, ‘lavándula angustifolia’, ‘forsythia intermedia’, ‘abelia’ o seto ‘myrtus communis’.

Fuentes
imageOtro de los alicientes de este pulmón verde es su dotación de fuentes y fluir de agua ornamental, que también estaba sin funcionar desde hacía mucho tiempo. “Además de las existentes en los lados del paseo central, ha vuelto a cobrar vida la fuente del pato, que para nuestro pueblo es muy emblemática y ha visto crecer a varias generaciones de vecinos”, refiere Torres.

Para la puesta en marcha del equipamiento de fuentes ha sido preciso instalar sendas bombas nuevas de agua para impulsión, otras dos para la depuración de las aguas, junto a sus correspondientes filtros de arena de sílex y dosificadores de cloro. También se han instalado 80 metros de colector en tubo de acero inoxidable con quince manguitos para la sujeción de las boquillas. Y para evitar filtraciones, los distintos vasos de las fuentes se han impermeabilizado en una superficie de casi 250 metros cuadrados, empleándose un geocompuesto.

Paseos
imageY para hacer más confortable la experiencia de paseo y descanso, se ha eliminado el albero hasta ahora existente en varios lugares de tránsito, con la finalidad de que se pueda caminar por ellas durante todo el año, incluidos los días de lluvia. “Ésta era una necesidad muy patente sobre todo en otoño, invierno y primavera, que entre lluvias y heladas, caminar por los paseos de tierra era algo engorroso, pero ahora se va a poder hacer sin complicaciones a lo largo de todo el año”, en palabras del concejal de Medio Ambiente.

Para ello se han retirado 85 metros cúbicos del albero existente hasta ahora para, en su lugar, esparcirse un total de 850 metros cuadrados de hormigón impreso, de 10 centímetros de espesor, armado con mallazo y empleando para su estampación moldes de goma. El tratamiento final ha consistido en la aplicación de resinas de acabado.

Celosías
imageLa última de las labores realizadas en el centenario Jardín almodovareño ha sido la colocación de celosías en los soportales de las antiguas escuelas, que desde hace años se emplean en la enseñanza del folclore más tradicional de La Mancha Baja.

Además, los parterres que les anteceden han sido también renovados, tanto en su estructura perimetral como en el contenido de jardinería.

Con todo, tal y como concluye Fernando Torres, “la inversión que hemos efectuado en el Jardín Municipal van a permitir disfrutar de un espacio renovado para muchos años, manteniendo la idiosincrasia y el encanto de este espacio que disfrutan cada día decenas de vecinos de todas las edades”.