Almodóvar del Campo comparte junto a casi 300 curas de la región el primer aniversario del Doctorado

imageEl pueblo de Almodóvar del Campo ha tenido la ocasión este lunes, 7 de octubre, de compartir con los alrededor de 270 sacerdotes llegados de las cinco diócesis castellano-manchegas, el primer aniversario de la proclamación de san Juan de Ávila como doctor de la Iglesia.

El momento álgido ha sido la eucaristía concelebrada por todos ellos en el templo parroquial poco después de la una de la tarde y presidida por el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, junto a los obispos del resto de diócesis. Los sacerdotes, ataviados con sus respectivos hábitos, ocupaban la práctica totalidad de las bancas, en tanto que los propios de la localidad se ubicaban en las naves laterales y al fondo. Cabe destacar también la presencia de autoridades locales o de la directiva de la Hermandad de los Santos.

imageEste acto en torno al primer aniversario de la proclamación de san Juan de Ávila como Doctor de la Iglesia por parte de los sacerdotes de la provincia eclesiástica de Toledo, daba comienzo a las 11,00 horas en la iglesia de la Virgen del Carmen, dando así inicio a la celebración conjunta de su jubileo.

En este templo fueron distribuidos para alternar sus visitas a la exposición monográfica del santo doctor en el Centro Cultural ‘Casa de la Marquesa’ y a la cueva de las penitencias de la casa del santo doctor. La visita a este emplazamiento fue muy especial por ser el lugar histórico en el que san Juan de Ávila discernió su vocación. En uno y otro lugar, los representantes del clero castellano-manchego oraron conjuntamente, pidiendo especialmente por las vocaciones al sacerdocio.

imageTras la visita, todos los sacerdotes desfilaron procesionalmente trasladando las reliquias de su patrón desde el oratorio hasta la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, a cuyas puertas fueron recibidos por alumnos de Primaria con los dibujos del santo doctor.

Ya en el interior, Antonio Algora, obispo de Ciudad Real, dio la bienvenida a todos los sacerdotes al comienzo de la celebración, con lectura de un texto del santo. En la eucaristía presidida por Braulio Rodríguez, el arzobispo de Toledo hizo referencias a la doctrina del santo y al acto de proclamación como Doctor de la Iglesia, hace un año en Roma.