Almodóvar del Campo, centro de fe en la intensa JMJ Regional que invitó a los 830 jóvenes presentes a seguir el ejemplo del santo doctor

imageCon la celebración en la mañana de este domingo, 28 de julio, de la eucaristía presidida por el obispo de Ciudad Real, Antonio Algora y concelebrada por los numerosos sacerdotes que han acompañado a los 830 jóvenes castellano-manchegos hasta Almodóvar del Campo, hacia las 11,00 horas se ha cerrado la Jornada Mundial de la Juventud regional organizada por las delegaciones de Pastoral Juvenil.

Una cita que comenzaba en la tarde-noche previa y que, al margen de los medios de comunicación del entorno, ha tenido también trascendencia nacional con las conexiones ofrecidas por 13 Televisión, del grupo Cope y la retransmisión de la vigilia con los jóvenes por parte de Radio María.

imageCon todo, han sido catorce intensas horas para estos jóvenes y sus acompañantes que, en su periplo por los distintos espacios jubilares y demás emplazamientos de la localidad anfitriona, cuna del santo doctor Juan de Ávila y san Juan Bautista de la Concepción, han estado acompañados en todo momento por algunos de los alrededor de 150 voluntarios movilizados, fundamentalmente, por la Parroquia almodovareña.

El primer punto destacado de la programación tenía lugar, puntualmente a las once de la noche. Del ejido del Carmen, que durante la tarde y toda la noche funcionó como zona de confesión, fueron partiendo en procesión los diferentes grupos de peregrinos, tras los diferentes símbolos que se iban intercalando en el desfile. Acompañaron las marchas de la banda de cornetas y tambores de la Cofradía de la Sangre de Cristo de Socuéllamos. Y cerraba la comitiva, que discurrió por una calle Corredera engalanada con los colores de la bandera vaticana e infinidad de pancartas con frases de santos, el propio Antonio Algora.

imageLlegados a la Plaza Mayor, donde estaban autoridades locales, entre ellos el alcalde José Lozano o la senadora almodovareña Carmen Fúnez, los jóvenes se fueron organizando en diferentes áreas reservadas para cada una de las diócesis participantes. Comenzaba así una celebración cargada de simbología en la que la oración y la adoración del Santísimo fueron los momentos más intensos.

En su primera intervención pública, desde el altar al que la fachada consistorial daba la cobertura de retablo, Algora llamó a los jóvenes “a entrar en la disciplina al estilo de vida de Cristo” y a ser discípulos de Cristo llevando su palabra y ejemplo a todos los rincones. Y les hizo reflexionar sobre sus vidas como cristianos, al objeto de que “seáis la simiente que conduzca a la regeneración de la sociedad, de la mano de este amor que ha cambiado la historia de los hombres”. Y es que, añadió el obispo, “ojalá que de esta JMJ aprendamos que la gente nos necesita; oíd los gritos que da esta sociedad”.

imageTras esta vigilia de adoración al Santísimo, el altar demudaría en escenario donde se ofreció a los presentes el concierto que combinaba el musical ‘No tengo miedo’, que se ha llevado a cabo en la Diócesis organizadora y diferentes canciones de la JMJ. Tras este espectáculo que disfrutaron los presentes, los jóvenes fueron realizando el itinerario para ganarse el jubileo que ofrece este año Almodóvar del Campo.

En esta ‘Noche de centinelas’, quienes esperaban turno para la ruta o ya la cubrieron, tuvieron ocasión de participar en no pocas actividades alternativas: conexión con Río de Janeiro, catequesis jubilar, lectura continuada del Evangelio, elaboración de un grafiti con los logos de las JMJ, fotomatón, infinidad de conciertos y coros, cine, teatro de enriquecimiento espiritual, karaokes, futbolín… A las 6 de la mañana de este domingo, los jóvenes subían hasta la ermita de Santa Brígida rezando un rosario joven.

imageLlegadas las 8 de la mañana, los participantes pudieron desayunar y media hora más tarde empezaban a concentrarse de nuevo en la Plaza Mayor, para compartir la oración previa a la eucaristía de clausura que daba inicio a las 9,30 horas y en la que también participaban las autoridades referidas. En ella el obispo profundizaría sobre las primeras reflexiones que había hecho en la vigilia nocturna sobre san Juan de Ávila.

Algora apeló a la cueva como “un símbolo muy importante para los cristianos, porque representa al joven acomodado que ha tenido una mala experiencia en la universidad, aunque no de fracaso académico, y experimenta el amor de Dios que le cambia la vida”.

imageTambién, al cierre de la eucaristía y en un tono emocionado, el obispo tuvo palabras de recuerdo y agradecimiento al Papa emérito Benedicto XVI, por proclamar el doctorado de san Juan de Ávila y autorizar el año jubilar en Almodóvar del Campo y deseó lo mejor al Papa Francisco en su intención de hacer de Dios el verdadero protagonista de la Iglesia.

Con ello se cerraba una mini-JMJ en las que el alcalde, José Lozano, quiso agradecer la colaboración de los voluntarios que desinteresadamente han atendido a tantos peregrinos y también la comprensión de los vecinos de las zonas en las que hubo alguna actividad. Indicar asimismo que, además de la labor de agentes de Policía Local y Guardia Civil, los miembros de Cruz Roja apenas hubieron de atender incidencias destacables.

image