Soledad Cervera Bermejo destacó el papel de cofrades y costaleros y llenó de vivencias de su infancia el pregón

imageComo toda la comunidad cristiana, Almodóvar del Campo se encuentra ya de lleno inmersa en Semana Santa. El pasado sábado tenía lugar el tradicional acto de apertura de programación, con el sentido pregón pronunciado este año por Soledad Cervera Bermejo. La entrega de la distinción ‘Nazareno de Honor’ 2013 a Miguel Simarro por parte de la Hermandad del Santo Entierro y el concierto de la Asociación ‘Valle de Alcudia’ completaron el programa.

En los prolegómenos del acto, celebrado como es habitual en el Teatro Municipal, que contó con la presencia de numeroso público, entre ellos autoridades locales y sacerdotes de la parroquia como su actual titular, Juan Carlos Torres, la presidenta de la Junta de Hermandades destacó la capacitación de la pregonera de este año para ejecutar tan destacado momento.

“Tiene una destacada trayectoria en nuestra Semana Santa y las hermandades aceptaron todos muy bien la propuesta”, indicaba Manoli Naranjo. De hecho, Cervera Naranjo, aunque no reside en su localidad natal conoce a fondo tradiciones de su pueblo como la Semana Santa pues, como ella reconocería en su intervención, sus padres la formaron en los principios cristianos y a ellos, Claudio y Soledad, quiso dedicarles entre otros el pregón.

Soledad no podía ocultar su sentimiento de gratitud, “en primer lugar a Manoli, que fue la que pensó en mí y a todas las juntas de todas las hermandades que dijeron que sí”. Esta docente que actualmente desarrolla su labor educativa en un centro de Fernán Caballero, reconocía tener también la emoción contenida y estar “feliz, porque es mi pueblo, es mi parroquia y es mi gente”.

Tras la brillante presentación que hizo Maribel Garrido, la pregonera iniciaría su discurso con una reflexión sobre ser cofrade e “intentando revalorizar la religiosidad popular, que creo que está denostada de la sociedad actualmente”. Ella, que es cofrade reciente del Cristo de la Caridad aunque siempre ha estado unida a esta hermandad por diversos motivos, considera que cualquier hermano, cualquier miembro de la banda, cualquier costalero no participan y engrandecen la Semana Santa almodovareña por meras razones festivas; “creo que lo hacen desde el corazón y nadie tenemos que juzgar lo que cada uno en su interior siente”, apuntaba.

imageY es que en el texto emanado de su inequívoca fe se refería particularmente a “los jóvenes cofrades de Almodóvar, que portan emocionados en sus hombros el peso de cada paso, cada trono, recordando la Pasión del Señor, ante la mirada dolorida de su Madre María”. Para añadir que “ellos son el futuro de continuidad del ser cofrade con la finalidad de vivir profundamente en devoción ‘la catequesis de la Muerte y Resurrección de Jesús”.

La segunda parte de su alocución, como Soledad anticipaba, iba a ser “un canto a nuestras procesiones, a nuestros pasos, siempre guiados por san Juan de Ávila y san Juan Bautista de la Concepción y por la fe que mis padres me transmitieron y yo he intentado vivir”.

De esta manera, Cervera Bermejo pintaría el trasiego de pasión, muerte y resurrección que se celebra cada Semana Santa en Almodóvar del Campo, con un emotivo memorial a sus vivencias de chiquilla y con reflexiones llenas de sentimiento religioso y alma en plenitud de fe. En este contexto se refirió a las hermandades, que “son y quieren ser signos de creyentes sin complejos, sin miedos, procurando no caer en patologías o pecado de ostentaciones, en las que vivimos la caridad, y en las que solo Dios penetra en el corazón de cada cofrade, de cada penitente, de cada costalero”.

La pregonera, que aludió a textos evangélicos, de santos místicos y de poetas del pasado siglo, felicitó a todas las cofradías paisanas y particularmente a la del Santo Sepulcro, por vivir este año su sexagésimo aniversario. Esa sería la razón por la que este colectivo protagonizaría la entrega de la distinción del ‘Nazareno de Honor’, que este año se entregaba a Miguel Simarro, de parte del hermano mayor José López.

Y el broche musical lo pondría la Asociación Musical ‘Valle de Alcudia’, cuyos componentes, bajo la dirección de Fernando Bermejo, interpretaron las marchas ‘Cristo del Perdón’, ‘Caridad del Guadalquivir’, ‘La Saeta’, ‘Soledad franciscana’, ‘Mater Mea’, ‘El evangelista’, ‘Madrugá de canela y clavo’ y ‘Aires de Triana’.

imageAl día siguiente, Domingo de Ramos, la lluvia que hubo hacia el mediodía malogró la estación de penitencia de la sección infantil de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Rescatado, Nuestra Señora de las Mercedes y Santo Niño Jesús. Todas las hermandades confían en que la meteorología dé una tregua en estos días.

Guardapasos
Por otro lado, la presidenta de la Junta de Hermandades tuvo palabras de agradecimiento hacia el equipo de Gobierno y particularmente al alcalde, José Lozano, por la sensibilidad mostrada hacia estas asociaciones al presentarles el proyecto de guardapasos que se va a iniciar en próximos días.


Pregón de Soledad Cervera Bermejo ·