El Ayuntamiento dota a la Policía Local de un vehículo todoterreno

imageEl servicio de Policía Local de Almodóvar del Campo cuenta con un nuevo coche patrulla en sustitución del que ha venido funcionando en los últimos años y que se ha tenido que sustituir por rotura definitiva. El vehículo, adquirido con fondos propios, es un Nissan Qashqai diésel y está equipado conforme a lo reglamentado.

La inversión total realizada ha ascendido a los 26.800 euros. Importe que, en palabras del concejal responsable de este servicio, Jesús González, “ha supuesto un esfuerzo muy grande dadas las actuales circunstancias económicas y sin ninguna ayuda por parte de otras administraciones, pero en todo caso había que hacerlo porque los policías ya no podían seguir como estaban”, en referencia a que últimamente venían patrullando en un todoterreno.

La partida correspondiente en los Presupuestos de este ejercicio ya se había consignado, atendiendo así la petición que trasladó  al equipo de Gobierno el departamento policial cuando empezó la legislatura actual. “Se nos apuntó que el anterior coche no iba bien y se ha aguantado todo lo que se ha podido, porque la economía está como está, hasta que ya no ha sido posible esperar más”, indicaba González.

El edil, que indicó que solo el equipamiento específico policial, reglamentario por otra parte, ha asciende a 8.600 euros, confía en que los agentes harán un uso adecuado del nuevo vehículo para que tenga una vida útil normal en este tipo de servicios y que no suele ir más allá de cinco años.

Y es que como corroboraba Miguel Ángel Susín, jefe del cuerpo policial almodovareño, “los vehículos para este servicio están operativos las 24 horas del día y por tanto sufren un mayor desgaste”, de ahí que agradeciera a la Corporación el esfuerzo realizado en este contexto de crisis que se vive.

Por otro lado, este vehículo que se suma a las dos motocicletas del parque móvil del servicio, es adecuado por su condición de ‘todocamino’ “al término municipal que tenemos, que es muy amplio y rural y por lo tanto está mejor preparado que el anterior apto para atender pedanías, sus entornos y fincas”, según Susín, quien también destaca que la condición mixta del coche también facilita el patrullaje urbano.

Además de respetar la uniformidad reglamentaria conforme a lo establecido por la Junta de Comunidades en el decreto vigente correspondiente, el coche cuenta con los accesorios típicos de la labor policial como las luces prioritarias, sirena y megafonía.

La principal novedad en este sentido radica en la incorporación de una tableta digital, con el fin de poder acceder en la distancia a los datos necesarios, sin tener que desplazarse a la comisaría. Así, en definitiva, “ofreceremos una mejor atención al ciudadano que es de lo que se trata”, apunta el jefe policial.