36 kilos de sardinas fueron ofrecidos a los dolientes que acompañaron a doña Sardina en su entierro

imageAunque en la noche de este próximo sábado de piñata Almodóvar del Campo cerrará definitivamente su programación de Carnaval, el miércoles de ceniza no faltó el protocolario entierro de doña Sardina. La comitiva doliente, que partió del ejido del Carmen discurrió a lo largo de la calle Corredera ante la atenta mirada de decenas de vecinos, para llegar a la carpa del Jardín que hizo las veces de panteón.

imageIntegrantes de la UDP ‘Valle de Alcudia’ dieron vida a las sentidas plañideras y al cura que ofició la ceremonia fúnebre, transitando tras ellos numerosos vecinos. Por delante, miembros de la banda de la Escuela Municipal de Música iban abriendo el cortejo intercalando la marcha fúnebre con una composición típicamente carnavalera.

imageY tras llegar al punto de destino, los presentes tuvieron ocasión de pasar el mal trago gracias degustando una de tantas sardinas asadas como componían los 36 kilos ofrecidos para la ocasión por el Ayuntamiento almodovareño. Además, también se sirvió una limonada.

A falta del baile nocturno que este sábado acogerá la carpa a partir de las 23,00 horas con la presencia de la orquesta Rocher, un fin de fiesta que siempre ha concitado la presencia de cientos de vecinos, el Carnaval de este año en la localidad se ha caracterizado por las temperaturas frescas que, por otro lado, son lógicas en estas fechas de febrero.

imageEso no ha sido óbice para que no pocos fueran los vecinos que, ataviados de infinidad de personajes o motivos, se sumasen a las citas programadas este año. Así sucedería con el desfile infantil del pasado sábado o con el desfile dominical que, este año, ha brillado especialmente por la presencia de un mayor número de grupos participantes. Y tras la jornada de lunes que se caracterizó por los concursos de disfraces de niños y adultos, el Teatro volvía a rebosar el martes con la exhibición de chirigotas.