Los primeros días de la semana carnavalera, entre concursos de disfraces y la exhibición de las chirigotas

imageLunes de concursos y martes de exhibición chirigotera han marcado el inicio de la semana en la programación del Carnaval de Almodóvar del Campo que, como tantos otros lugares, celebra este miércoles de ceniza su entierro de doña Sardina. La carpa y el Teatro han sido los puntos neurálgicos de las actividades organizadas por la Concejalía de Festejos en estos dos días.

Porque en el recinto montado ‘ex professo’ en el Jardín Municipal para este ciclo en torno a don Carnal tenían lugar el primer día de la semana sendos concursos, para niños y para adultos respectivamente a horas diferentes.

imageHacia las seis de la tarde se celebraba el infantil, que contaba con la presencia de no menos cien participantes, ataviados fundamentalmente de sus personajes favoritos y de cuento. Todos los presentes que concursaban a título individual o en grupos, recibieron un regalo por parte del Ayuntamiento. El tercer premio fue para una niña de cisne negro, el segundo para una pareja de cubos de rubik y el primero para otro de una familia de pollitos junto a su mamá gallina. Los premios consistieron en vales para material escolar por valor de 30, 60 y 80 euros respectivamente.

imagePor la noche, en el mismo lugar, los adultos tomaban el relevo, con una participación parecida en lo que a número y calidad se refiere. El primer premio, de 150 euros, correspondió a una majestuosa pareja de piratas; el segundo, de 100 euros, a una simpática tigresa; y el tercero, de 75 euros, a una pareja de huevos kínder.

Y ya el martes el foco de atención estaba en el Teatro Municipal, que una vez más quedó pequeño para presenciar la exhibición de chirigotas en la que tomaron parte cinco grupos, las locales ‘Los Comodones’ que hubieron ‘doblar la raspa’ y ‘Hazte con los Nervios’ que se presentaron con mucho ‘glamour’; las daimieleñas ‘El culo de la Manola’ y ‘Chin-Chón’; y los puertollaneros de ‘Agítese antes de usar’.

La rabiosa actualidad, en sus contextos internacionales, nacionales, regionales y locales, con la crisis como denominador común, despertaron la carcajada de los presentes, entre ellos las autoridades locales que encabezaba el alcalde, José Lozano. Cabe referir que cada una de las chirigotas actuantes recibió 600 euros por su participación.

Marta Blanco, responsable de la Concejalía de Festejos, se mostraba muy satisfecha por esta cita señera del periplo carnavalero de la localidad, “que va cogiendo año tras año mucha fuerza” y que, prueba de ello, han tenido que quedarse fuera del acto otras que también se interesaron en participar, si bien matiza “que dar cabida a más de cinco grupos se hace muy largo”.

Y tras el entierro de doña Sardina de este miércoles de ceniza, el sábado de piñata se cerrará el Carnaval con un último baile de disfraces en la carpa y con la participación de la orquesta Rocher.