La pedanía de Tirteafuera vive este domingo el día grande de sus fiestas de la Virgen del Rosario

Este domingo, 6 de octubre, la pedanía almodovareña de Tirteafuera vive el día grande de sus festejos en honor a la Virgen del Rosario que hasta este lunes dieron inicio hace unos días. En el programa de actos, un año más, colabora el Ayuntamiento de Almodóvar del Campo.

Al mediodía de esta jornada central de las fiestas habrá misa cantada por el coro en honor a la patrona, que desfilará en procesión por las calles de la pedanía desde las 20,30 horas, acompañada por autoridades, damas y banda musical, dando paso a su término a los fuegos artificiales. Ya a las diez de la noche habrá bailes regionales, a los que seguirá la actuación de la orquesta Bolero.

La clausura de las celebraciones tiene lugar ya este lunes. A las 15,00 horas se ha previsto una comida de socios y desde las cinco de la tarde se sucederán atracciones y concursos infantiles.

La inauguración oficial de las celebraciones en Tirteafuera, cuyo representante municipal pedáneo es Francisco Rodríguez Borlado, tenía lugar a las 22,00 horas del pasado viernes, 5 de octubre, con un acto en cuyo transcurso se hacía entrega de un ramo de flores y la imposición de bandas a las damas infantiles de este año, así como se ofrecía un aperitivo para todos los asistentes. Al filo de la medianoche actuaba la orquesta Resplandor. Previamente a los actos de apertura se celebraba una misa solemne con ofrenda de flores de toda la localidad, así como los torneos de bolos masculino y de truque.

Diferentes actividades se vinieron sucediendo desde el fin de semana anterior, como carrera de galgos, campeonatos de bolos, una marcha popular vespertina y el mismo jueves día 4 un desfile de carrozas y el primero de los concursos de juegos de naipes, en este caso de cuatrola. También, misa solemne aplicada por los hermanos fallecidos.

Y la jornada sabática se abría a las 11,00 horas con una exhibición de caballos en el campo y, a primera hora de la tarde, gymkana de peñas. La Orquesta Atlantis amenizaba este día, que también tuvo misa vespertina, la verbena nocturna.