Recepción en el Ayuntamiento a los seis pequeños saharauis que disfrutan de Almodóvar estos meses

imageAlmudena Cervera, concejala de Bienestar Social, recibió en nombre de todo el Ayuntamiento a los seis pequeños saharauis que comparten estos dos meses estivales con otras tantas familias de Almodóvar del Campo, lejos de los rigores de las temperaturas del desierto argelino en esta época del año.

Durante la recepción, Cervera entregó un sencillo regalo a las cuatro niñas y dos niños que han recalado en la localidad, una cifra que sigue mermando debido a los efectos de la crisis en las familias tal y como reconocían la propia concejala o el presidente de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui ‘Oásis’, Paco Real.

“Con las actuales circunstancias es difícil que haya más familias o se reincorporen otras que ya los tuvieron”, indicaba a este respecto Almudena Cervera, en tanto que el también coordinador provincial de estos colectivos añadía que “este año en Almodóvar no hemos hecho campaña de captación, pero si sigue aminorándose tendremos que retomar la campaña de sensibilización para ver si la gente se anima, porque sí es verdad que tuvimos el listón muy alto con 18 familias en el pasado”. En todo caso, es una tendencia que alcanza a toda la comunidad autónoma, dentro de la cual Ciudad Real es la provincia donde menos se ha recortado aunque también ha mermado.

El papel de las administraciones en el programa Vacaciones en Paz se sostiene en la medida de las posibilidades. Este año, como explicaba Real, el coste del viaje ha sido facilitado directamente por la Diputación a las asociaciones, de manera que se facilita un trámite que antes obligaba a los ayuntamientos a adelantar con fondos propios estos gastos. Algo que también agradecía Cervera, quien apuntaba que de esta manera el de Almodóvar del Campo se va a centrar ya en ponerse a disposición de estos niños, sus familias y la propia asociación ‘Oásis’, para ofrecer todo el apoyo y colaboración que requieran durante estos dos meses. Facilidades que también quiso reconocer el responsable del colectivo.

Como bien refería Almudena Cervera, “lo importante es que vengan estos pequeños y que estos meses los pasen con nosotros, lejos del calor grandísimo que hace ahora en verano en el desierto”. Además, recalcaba el hecho de que “las familias tienen muy buena experiencia con esta acogida, estableciendo unos lazos inolvidables”. De hecho, de estos seis menores cuatro ya han estado en Almodóvar en ediciones pasadas.

Por último, Paco Real tuvo un recuerdo muy sentido en torno a la pérdida de Enrique de Gregorio, “un miembro muy querido en nuestra asociación y este año es muy complicado para nosotros y sobre todo para mí, que era mi mano derecha y mi mano izquierda que me acompañaba a muchos sitios. En cierta manera, por eso para mí este año estas Vacaciones en Paz son tristes, su recuerdo no se puede olvidar”. En todo caso, reiteró el compromiso de “hacer lo que haga falta por estos seis niños y pasen un verano feliz con nosotros”.