Daniel Luque borda el toreo, corta un merecido rabo y ‘enluquece’ a los almodovareños

Última de feria en Almodóvar del Campo.Había un ambiente raro y extraño en Almodóvar y en la provincia. Se hablaba de que la corrida del pasado 18 de septiembre se suspendería por motivos de impagos y deudas que tenía la empresa que comanda Paco Barba hacía algunos toreros y, aunque el tema no tenía nada que ver con Almodóvar, sí que venia de otras localidades que también regenta dicha empresa. Se hablaba de que sería el domingo en la última feria de nuestra provincia cuando rebosaría el vaso e incluso la tarde anterior, en Torralba de Calatrava, se hablaba de que al día siguiente no habría toros en Almodóvar.

Roberto García-Minguillán de Gregorio · El mismo día del festejo por la mañana y después de un problemático sorteo se escuchaba en la localidad y en los limítrofes que casi estaba asegurada la suspensión. Y a puntito estuvo de ocurrir lo que se preveía. Con todos estos rumores, lógicamente, no todos los aficionados asistieron a la plaza por lo que pudiera ocurrir y, aún así, hubo una muy buena entrada con menos de tres cuartos de entrada cubiertos.

El problema, al parecer, iba con César Jiménez que no había cobrado nada. El diestro de Fuenlabrada lo confirmaba así a nuestro digital oretania.es: “El empresario ya estaba avisado de lo que podía pasar. El problema no tiene nada que ver con Almodóvar, sino con este empresario y con otras plazas en las que he actuado. Hoy llegó también el momento en el que actuar y, aunque no tengo nada en contra de este señor que me parece muy buena persona, si no puede correr con la organización de estos festejos que no lo haga, que ni el pueblo de Almodóvar ni yo tenemos la culpa”.

Finalmente y gracias al buen trabajo del Consistorio almodovareño, con la concejala de Festejos Marta Blanca siempre a la cabeza, la situación se resolvió rápidamente, e incluso se vivió un acontecimiento histórico en toda regla.

Se lidiaron ejemplares de la ganadería de Buenavista, desiguales de presentación y juego.

César Jiménez
César Jiménez hizo un esfuercito con su primero. Vistosas verónicas de recibo, comenzó muleteando por bajo. Lo más destacado corrió por el pitón derecho, con el que más se acopló Jiménez, con la figura erguida, mano baja y encaje de riñones; por el izquierdo toreó algo despegado y sin acople. Mató de estocada caída y se le otorgó la oreja.

En el cuarto de la tarde, faena porfiona, con detalles toreros, pero prevaleció la cantidad frente a la calidad; bien rematada con la espada. Le cortó la oreja que le abriría la puerta grande.

Cayetano
Cayetano no contó con un material óptimo para el triunfo, descastado y al que le costaba un mundo embestir. Destacó en su primero de la tarde. Muy bien y templado por delantales, comenzó la faena con sabor y torería, hilvanando buenas tandas por ambos pitones, y en especial por el derecho. Faltó ligazón y no terminó de confiarse en ningún momento. Lo mejor, un cambio de mano excelso. Pinchó repetidamente, saliéndose completamente de la suerte y se esfumó la oreja, recibiendo a la postre un aviso.

Con el quinto nada pudo hacer el menor de los Rivera Ordóñez. Lo recibió con una larga cambiada y extraordinarias verónicas de recibo, pero el toro fue muy mal picado y esto le mermó, para llegar a la muleta insulso; incluso llegó a echarse varias veces. Más poco pudo hacer Cayetano sino justificarse y algún que otro susto, al ser cogido y hacerse el mismo diestro el quite salvador. Tras recetar una estocada caidita, saludó desde el tercio una cariñosa ovación.

Daniel Luque: “la faena secreta de la temporada en la Macha Baja”
Daniel Luque cuajó una de las mejores tardes que un torero ha registrado en Almodóvar del Campo y en muchas más plazas de nuestra región.

En el tercero lo bordó toreando como los ángeles con el capote. A pies juntos, sin enmendarse y extraordinarias verónicas abriendo el compás, meciéndolo muy templado y ganando siempre terreno, para rematar con una media antológica. Extraordinario quite por chicuelinas y escobinas o auténticos muletazos con el capote, que pusieron al respetable en pie como nunca se ha visto en esta plaza. Estuvo cumbre en la faena de muleta con pases de todas las marcas, con un formidable toreo en redondo; toreó de manera excelsa sin la ayuda con naturales con la mano diestra. Remató con las ‘luquecinas’, en donde se terminó de armar el alboroto. No faltó el toreo accesorio, o en este caso primoroso, como son las trincheras, trincherillas y muletazos mirando el tendido. Pinchó y perdió el rabo.

Con el que cerró plaza, Luque quiso volver a hacer historia y lo consiguió. Lo volvió a bordar con un temple sin igual. Faena larga e intensa, sin música y con los rotundos ‘olés’ del público, que constantemente estaba en pie. Hubo duende, ligazón, cadencia, mano baja, torería, embrujo, mando, sentimiento, arrebato… ante un toro incierto y que cabeceaba constantemente. Para enmarcar las tandas de naturales de frente y rebozándose con el animal, que puso el vello de punta. Con unas muñecas de seda, que pintaron el toreo al natural, toreando con todo su cuerpo y quebrada la cintura, con una despaciosidad que hizo parar el tiempo en La Mancha. Se pasó los pitones por la barriga en cada muletazo, sin inmutarse, con un gusto exquisito y una formidable ética, técnica y estética. Almodóvar del Campo en pie, rugía todo un pueblo; se estaba soñando el toreo, nunca se ha visto desplegar tanto arte en el ruedo almodovareño. Pero faltaba la firma perfecta y esta vez sí funcionó la espada, cortando con todo merecimiento los máximos trofeos. El publico, entusiasmado con lo que había sido testigo, hizo que diese su vuelta al ruedo en loor de multitudes, con los máximos trofeos en una mano, el gallo en la otra.

Quedará para la historia de un pueblo taurino, que al fin tuvo su merecido. Se bordó el toreo en el coso de las Eras de Marta.

Ficha técnica
Plaza de toros de Almodóvar del Campo.
Última de abono, 18 de septiembre de 2011.
Menos de tres cuartos de aforo.

Toros de Buenavista, desiguales de presentación y juego.

– César Jiménez, oreja y oreja.
– Cayetano, ovación con saludos y ovación con saludos.
– Daniel Luque, fortísima ovación con saludos y dos orejas y rabo.

Al final del festejo salieron en volandas por la puerta grande César Jiménez y Luque entre el clamor popular y los gritos de "torero, torero…".

Galería gráfica, por Joseán Pila
Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo.  Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo. Última de feria en Almodóvar del Campo.