La orquesta de antiguos alumnos del Conservatorio contribuyó a enriquecer la tradición musical local

Un momento de la actuación.Almodóvar del Campo, localidad ciudadrealeña con una gran tradición musical, fue testigo el pasado fin de semana del concierto ofrecido por la orquesta de cuerda de antiguos alumnos del Conservatorio Profesional ‘Pablo Sorozábal’, con la presencia entre el selecto público asistente del director del centro educativo, Adolfo Muñiz y miembros de la Corporación Municipal, entre ellos el alcalde José Lozano.

Por espacio de una hora y bajo la dirección de Enrique Santacecilia Oller, quien no dudó en agradecer la sensibilidad con que la localidad almodovareña acogía esta formación orquestal, los jóvenes músicos ejecutaron cinco composiciones diferentes, algunas con diferentes movimientos.

El alcalde, junto a otros concejales, asistió a la cita musical. Tras la batuta del director, esta orquesta de cuerda la integran los violinistas Esther T. Alcaide, Beatriz Moreno, Gregorio Hervás, Ángela Carneros, Gracia Morejudo, Cristina López, Pilar López, Alba Ramírez y Eloisa Romero; tocaron los violoncellos Nuria Lobo, Marcelina Mora y Ana T. Cano; las violas sonaron por parte de Carlos Vizcaíno, Irene López, Elena Escudero y Cecilia Luchena; al contrabajo estuvo José Luis Pardo y al piano Isabel L. Romero.

Con entusiastas aplausos agradeció el centenar largo de asistentes a los componentes de esta formación de antiguos alumnos la interpretación de ‘Allegro Molto’, de D. Santacecilia; ‘Preludio de Invierno’, de José Luis Sánchez; ‘Concierto para cuerdas en La mayor RV 160’, de Vivaldi; ‘Concierto grosso Op. nº1 en Sol mayor’, de Haendel; y ‘Quintettino en Do mayor’, de Boccherini.