La iglesia de La Bienvenida será objeto de obras de rehabilitación para evitar filtraciones y humedades

Un momento de la visita al templo de La Bienvenida. Técnicos de patrimonio de la Delegación Provincial de Educación, Ciencia y Cultura y del Ayuntamiento de Almodóvar del Campo, junto a autoridades locales encabezadas por el alcalde, han visitado la iglesia de la Virgen de Las Candelas en la pedanía almodovareña de La Bienvenida, al objeto de elaborar el proyecto técnico a ejecutar este verano.

La intención es resolver diferentes deterioros que provocan filtraciones desde la cubierta y diversos efectos por humedades en muros, dado que como explica el primer edil “tenemos que contribuir a la recuperación del patrimonio que tenemos en nuestro municipio desde tiempos inmemoriales”, ha apuntado el primer edil, Vicente de Gregorio.

Fue el propio párroco de este templo afincado en el Arciprestazgo del Valle de Alcudia quien comunicó al Obispado la necesidad de efectuar las obras a ejecutar. Desde la institución religiosa se planteó el tema a la Comisión Mixta de la que también forma parte el Gobierno de Castilla-La Mancha y que está posibilitando numerosas obras de restauración y adecentamiento del patrimonio eclesiástico en la comunidad. Por tanto, las obras se ejecutarán conforme a los fondos destinados a la citada comisión, de acuerdo al proyecto sobre el que ya trabajan los servicios técnicos municipales, puestos a disposición de este menester por el Consistorio almodovareño.

El proyecto, cuyo coste se determinará en función de las acciones concretas a realizar, pretende corregir el hundimiento de un tramo de alero y parte de la cubierta, así como el deterioro de la coronación del muro en el faldón situado hacia el oeste, en un tramo de dos metros; el referido faldón está bastante sucio, con falta de recorrido y limpieza. Asimismo, las boquillas de este faldón y otros se encuentran deterioradas vacías de mortero, así como tejas movidas por anidación de aves.

También se ha percibido que un contrafuerte de la fachada este junto a la zona de acceso está roto, hasta el punto de que penetra agua por la coronación del muro, así como una fisura vertical. Se ha detectado otra fisura en el encuentro de los muros este y sur. El falso techo en la zona perimetral a encuentros del muro de la zona sur, está desprendido por movimientos de su estructura.

Se corregirán además los parámetros de las fachadas oriental y occidental de la nave principal, que están muy deteriorados por la falta de mortero de agarre y a través del cual atraviesan las humedades. En ciertos tramos se ha ‘recebado’ con mortero de cemento con fuerte dosificación y sin ningún tratamiento algo que también se ha de rehabilitar.

En cuanto a la cubierta, salvo en los daños referidos que se repararán, se encuentra en buen estado. Subsanados estos aspectos, cabe una rehabilitación y recuperación de la bóveda existente cuyo estado debe verificarse, así como los paramentos de mampostería mixta y sillares.

Este edificio religioso es propiedad del Obispado de Ciudad Real, está declarado como Bien de Interés Cultural como Ermita de La Bienvenida del siglo XVI y actualmente se enclava dentro del área del Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona y próximo al yacimiento arqueológico romano de Sisapo.

Estructuralmente está formado por materiales en sus contrafuertes y esquinas de encuentro de muros, de sillares basálticos, provenientes de las antiguas edificaciones romanas de la zona arqueológica. Está formada por zona de altar en forma cuadrangular, con cubierta a cuatro aguas, sustentada por la bóveda que se ubica al noreste y prolongación de nave central hacia el sur, con cubierta a tres aguas. Al parecer, la estructura de la cubierta está formada por bóveda de medio punto.