Las obras de la Escuela Infantil avanzan según lo previsto y se contemplará su equipamiento en 2011

Las obras de la escuela infantil avanzan según lo previsto  Las obras de construcción de la Escuela Infantil de Almodóvar del Campo han visto completadas ya la estructura del edificio y su tabiquería interior que establece los diferentes espacios que se contemplan para albergar a casi 80 menores de 0 a 3 años, de manera que la edificación se encuentra muy avanzada.

Financiados con cargo al Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad del Gobierno de España por valor de 436.049,18 euros, los trabajos los está realizando la firma Volconsa que está especializada en este tipo de edificación de infraestructuras educativas y que ejecuta desde el verano un proyecto de los arquitectos Juan Sánchez y Azucena Hervás con un plazo de terminación de ocho meses.

La realización de los trabajos está suponiendo, por otro lado, el empleo de una treintena de personas, de las cuales 21 se encontraban en situación de desempleo, lo que ello también contribuye a paliar los efectos de la crisis en la población.

Una vez finalice la construcción de esta Escuela Infantil, el Ayuntamiento iniciará su equipamiento material para lo cual, según ha adelantado la primera teniente de Alcalde, Almudena Correal, el equipo de Gobierno está ya diseñando una partida específica en el proyecto de Presupuestos municipales para el próximo año. Así, según ha explicado la concejala, “tenemos la previsión de que pueda quedar a disposición de las familias que lo requieran para el curso 2011-2012”.

Y es que, tal y como ha apuntado el primer edil, “éste es un equipamiento ampliamente necesitado y valorado en nuestra localidad y con el que, al fin, vamos a poder paliar todas las necesidades que en esta materia tenemos”. Vicente de Gregorio aludía así a que la amplia demanda de atención a familias con menores de hasta 3 años no se puede cubrir con las actuales instalaciones, que sólo pueden dar cobertura a una docena de usuarios, muy lejos de las 72 que finalmente tendrá el nuevo recinto.

Se trata de un único edificio de planta baja con un pasillo de distribución en ‘L’, que genera tres zonas bien diferenciadas, la zona administrativa, la de servicios y la educativa. Habrá aula para menores de un año, con una capacidad para una docena de niños; otra aula para los que tengan entre 1 y 2 años de edad, con una veintena de plazas; y otras dos aulas para alumnos de 2 a 3 años, cada una de las cuales con 20 plazas. También se dispondrá un importante espacio de servicios múltiples utilizado, básicamente, para el comedor que estará adyacente a la cocina. Y alrededor del edificio habrá diversos patios abiertos mediantes los cuales se dará una mejor iluminación y ventilación a las dependencias creadas.

Elena Hernández, arquitecta del Consistorio almodovareño, ha indicado que esta importante apuesta por los servicios a las familias de la localidad se ajusta a los requerimientos exigibles, como los que dispone la Consejería de Educación de Castilla-La Mancha para este tipo de atención a menores. Y también, según la técnico, se ponen en valor nuevos accesos, fundamentalmente al eliminarse el pronunciado escalonado que existía desde la vía pública, que va a quedar a igual nivel que el acerado de manera que el tránsito será adecuado para hacerlo también con cochecitos de bebé. Asimismo, se resuelve también el enlace y la integración en el conjunto del antiguo convento carmelita y en donde funciona el Colegio ‘Maestro Ávila y Santa Teresa’.

Otro plus de este equipamiento socioeducativo tiene que ver con los propios materiales empleados pues, según Isabel Martínez, jefa de obra, son aptos para los menores a los que se va a dar cobertura, sobre todo por sus suelos de goma y paredes con zócalos lavables hasta 1,20 metros.