El presidente de Castilla-La Mancha ha inaugurado el nuevo Centro Multifuncional Cultural almodovareño

El alcalde y el presidente saludan a los diestros antes de iniciarse el festejo. El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, que hoy inauguró la nueva plaza de toros de Almodóvar del Campo (Ciudad Real), mostró su satisfacción por haber podido asistir a una apertura “por la “puerta grande”, haciendo referencia al éxito de los tres diestros que salieron a hombros.

El presidente, que aseguró haber disfrutado enormemente durante toda la tarde junto al alcalde de la localidad, Vicente de Gregorio, “uno de los hombres que más saben de toros de toda España”, presenció la corrida de toros protagonizada por Enrique Ponce, Sebastián Castella y Daniel Luque (que sustituyó a Cayetano Rivera).

Para Barreda, la nueva plaza de toros de Almodóvar ha quedado francamente bien, al tiempo que reconoció la larga tradición taurina existente en el municipio.

“Nuestros encierros se hacen desde hace siglos”, recordó el jefe del Ejecutivo autonómico, quien explicó que en el Archivo Municipal de Almodóvar, “uno de los más interesantes de todos los archivos municipales de la Región”, hay noticias de los encierros desde el siglo XVI, “y ya entonces se decía que se celebraban con anterioridad, de manera que hacer en el siglo XXI una nueva plaza de toros, y haberla hecho tan bien, es una gran satisfacción”.

Otro momento de la presencia de Barreda, ya en el tendido del flamante Centro Multifuncional Cultural. Por su parte, el alcalde de Almodóvar, Vicente de Gregorio, trasladó su satisfacción y su alegría por la inauguración de la plaza y agradeció al presidente Barreda su compromiso con la localidad.

“Esta plaza demuestra que los compromisos del presidente con Almodóvar, se cumplen”, señaló el primer edil, para quien una plaza de toros era algo que le faltaba al municipio y que deseaban todos sus ciudadanos.

Cuatro corrales
Se han construido 4 corrales, con una superficie cercana a los 210 metros cuadrados, para una capacidad aproximada de 35 animales, ya que para los encierros el Ayuntamiento adquiere unos 22 animales aproximadamente. Se han preparado 8 chiqueros para las diferentes corridas de toros.

Se trata de un Centro Multifuncional Cultural y se han preparado dos camerinos, para los posibles conciertos, así como cuatro salas para asociaciones culturales y usos varios.

A lo largo de la ejecución de los trabajos se ha dado empleo a un centenar de personas.

El edificio se presenta a la ciudad como un edificio relevante en tamaño y forma, convirtiéndose en un icono urbano. El diseño del edificio, de forma ovoide, se basa en el correcto funcionamiento de las diferentes actividades a desarrollar en el recinto, ya que el mismo tiene que albergar espectáculos de toda índole, tantos taurinos, como cualquier otro tipo de espectáculo. Para ello debe responder a las exigencias funcionales diferentes.