El yacimiento de Sisapo recibe la visita de los delegados provinciales Valle Fuentes y Luis Díaz-Cacho

Un momento de la visita. El yacimiento arqueológico de Sisapo, ubicado junto a la pedanía almodovareña de La Bienvenida, ha recibido la visita de los delegados provinciales de Educación, Ciencia y Cultura y de Empleo, Igualdad y Juventud para, en compañía del alcalde de Almodóvar del Campo, conocer de primera mano la evolución de los trabajos que se efectúan dentro de la actual campaña de excavaciones.

Valle Fuentes, Luis Díaz-Cacho y Vicente de Gregorio recorrieron junto al arqueólogo Germán Esteban Borrajo, las principales zonas donde se llevan a cabo las tareas previstas para el actual periodo que, iniciado a mediados de julio, se va a prolongar hasta mediados de noviembre y que básicamente se centran en la ‘domus de las columnas rojas’ y en el denominado ‘hoyo santo’.

Las labores se llevan a cargo gracias a la contratación, por espacio de estos cuatro meses, de una veintena de personas, 19 peones y un técnico. Todos ellos se han incorporado en el marco de las políticas activas de empleo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, con una aportación que ronda los 150.000 euros, inversión que en palabras de Díaz-Cacho “nos permite crear empleo fijando población en esta zona, dado que en su mayoría son vecinos de las aldeas y de la propia Almodóvar, a la par que contribuimos al enriquecimiento del patrimonio histórico de nuestra provincia”.

En cuanto a los trabajos concretos, en el área de la ‘domus de las columnas rojas’ este año están continuando las labores para recabar datos cronoestratigráficos y estructurales, retomando la excavación en determinadas áreas, con la pretensión de rematar esta prospección y la recuperación del colapso de estructuras murarías con revestimiento pictórico, algo que se inició el año anterior. También se está procurando la conservación y consolidación de estructuras, mediante la reparación de algunos sillares de restituido en el lado occidental de esta casa, un reperfilado de los bordes de las áreas de intervención y la retirada de terreras secundarias.

Y en cuanto a la zona del ‘hoyo santo’, si el año pasado un plan de excavación a instancias de los resultados de la tomografía eléctrica, para esta campaña se programaba la apertura de un nuevo corte en el flanco occidental de esta formación, justo en el lugar donde una fotografía aérea ponía de manifiesto la existencia de un importante volumen de estructuras construidas. El equipo de investigadores considera a este respecto prioritario su relación de fábrica con el posible anfiteatro, a efectos de una interpretación incontestable para este espacio del yacimiento.

Uno de los objetivos de las administraciones para con este espacio histórico de origen romano es la posibilidad de que sirva como fuente de ingresos para la zona. “Nuestra intención sigue siendo poder poner en valor este yacimiento como producto turístico, porque el Gobierno de Castilla-La Mancha tiene interés también en poner en valor todas aquellas acciones que llevamos a cabo para recuperar el pasado, desde el presente y planificarlo como vía de desarrollo futuro”, en palabras de Valle Fuentes.

Sobre este particular, Vicente de Gregorio abundó que el objetivo de que el yacimiento sea visitable todo el año es una posibilidad que se quiere llevar a cabo, “con el fin de que se pueda visitar todo el año, una vez se concreten diversas cuestiones logísticas, pero que sin duda es una de las acciones más deseadas como referente para que los turistas puedan completar su visita al Valle de Alcudia que, por otro lado, se beneficiará a este respecto de su próxima catalogación como parque natural”.

Además de los trabajos comentados, también se han programado labores de consolidación de la zona meridional de la muralla del recinto, consolidando las unidades murarías deterioradas en relación con el tramo exhumado de la muralla casamatas. Y otros de acondicionamiento de los restos emergentes en diversas áreas, así como labores de laboratorio imprescindibles para procesar los elementos de la cultura material generados por estas intervenciones.

El yacimiento de Sisapo
El de La Bienvenida es un importante yacimiento arqueológico situado en la localidad de Almodóvar del Campo. Se están realizando en este lugar excavaciones y estudios desde 1980 que están siendo de gran utilidad para la reconstrucción de la dinámica histórica de la comarca. Se han producido importantes hallazgos que nos demuestran la inserción de la localidad en la cultura y economía de los Tartesos a finales del siglo VIII a. C. Además se ha descubierto que ya en época romana se convirtió en la capital minera de la comarca.

La Bienvenida en la antigüedad estuvo ligada indudablemente con la explotación de las minas de cinabrio y plata. El yacimiento ha podido ser identificado con un importante centro minero citado por las fuentes clásicas con el nombre de Sisapo.

Esta ciudad tuvo una extensión aproximada de 10 Ha. y estaba rodeada por una muralla de más de 3 metros de ancho con unas 28 torres. En el interior del recinto se han encontrado restos de viviendas de varios momentos culturales desde el siglo VII a.C. hasta el siglo IV d.C.

Entre los hallazgos más importantes figuran las dependencias de una gran casa romana de peristilo o patio porticado enlosado de mármol blanco en el interior, y pavimento de opus spicatum al exterior, fechado entre los siglos I y II d.C. También han aparecido numerosos objetos arquitectónicos, tumbas y cerámica ibérica, que se pueden ver en el Museo Provincial de Ciudad Real.

Un yacimiento con tan larga vida pasó por momentos de esplendor y decadencia. Se ha podido documentar su importancia antes y después de la llegada de los romanos a España, es decir, en los períodos Ibérico y Romano, pero hoy día sabemos que incluso muchos siglos antes, en tiempos de los famosos reyes de Tartessos, había gentes que llegaron a Sisapo buscando las minas de plata y cinabrio.

El principal reclamo patrimonial no es otro que el yacimiento arqueológico declarado ‘Bien de Interés Cultural’ en el que se fueron sucediendo las culturas tartésica, íbera y romana denominada en este caso como ‘SISAPONE’. Se localiza en uno de los tres domos volcánicos que conforman el paisaje de Los Castillejos. Descubierto a mediados del siglo XX, los trabajos de excavación sistemática se vienen realizando desde 1980, sacando a la luz los restos de un núcleo antiguo que funciona casi ininterrumpidamente entre fines del siglo VIII o inicios del VII antes de Cristo y el siglo V después de Cristo.

El proyecto de investigación  Sisapo se centra en el análisis histórico de la ciudad homónima, identificada en la actual aldea de La Bienvenida, pedanía dependiente del municipio de Almodóvar del Campo. El yacimiento de La Bienvenida está situado sobre una meseta de 620 m. de altitud perteneciente al sector centro-occidental del Valle de Alcudia, en el extremo SW de la provincia de Ciudad Real. Pese a que los primeros restos constructivos fueron exhumados a mediados del siglo XX, las investigaciones sistemáticas sobre La Bienvenida no tendrán lugar hasta 1980. Durante los primeros 15 años, los trabajos de campo se desarrollaron en campañas bastante irregulares en duración temporal y sistemas de financiación. A partir de mediados de los 90, la Consejería de Educación y Cultura de la JCCM en convenio con el INEM viene asumiendo el coste de la contratación de personal técnico y operarios en campañas de cuatro meses anuales. También colaboran en la financiación del Proyecto, el Ayuntamiento de Almodóvar del Campo y el CEDER del Valle de Alcudia.

En 1982 se halló  en contexto arqueológico un fragmento de epígrafe en el que podía leerse (S)ISAPON(E), resto de una inscripción de carácter público realizada por la Comunidad, el Consejo o los Magistrados de Sisapo y que pudo haber formado parte del revestimiento del pedestal de una estatua. Esta evidencia dio pie a plantear la hipótesis de la identificación de La Bienvenida con la Sisapo citada por las fuentes como sede de la gestión y explotación del cinabrio más afamado del Imperio. La propuesta ha ido cobrando cuerpo con los resultados científicos que el yacimiento ha proporcionado en los últimos años y se ha corroborado nuevamente por vía epigráfica mediante los hallazgos realizados en la campaña de 2001.