El alcalde sale al paso de las injurias y calumnias que, desde hace tres años, vierte Juana de la Fuente

El primer edil, en rueda de prensa junto a sus tenientes de Alcalde. El alcalde de Almodóvar del Campo, Vicente de Gregorio García, ha ofrecido esta semana la primera rueda de prensa que, en tres años y aun a pesar de todas las calumnias vertidas, ha dedicado al grupo municipal del Partido Popular, al objeto de salir al paso de la continua campaña de “acoso y derribo” que desarrolla la oposición, desde el mismo momento en que la actual Corporación municipal tomó posesión.

En una contundente declaración ante los medios de comunicación, el primer edil de esta localidad ciudadrealeña recordó cómo ya en la toma de posesión, la portavoz del grupo popular protagonizó “una acción vergonzante” que, a la postre, supuso la puesta de largo de una acción continuada de enfrentamiento y provocación. “Aquél día no le escuchamos que aceptaba la voluntad del pueblo y culpaba a nuestros vecinos de las aldeas, esos por los que ahora al parecer tanto se preocupan, de haber adulterado con su voto democrático la decisión de todo Almodóvar del Campo”, indicó De Gregorio.

“Nos dijeron muchas cosas, como que solamente queríamos ser concejales para buscarnos un puesto de trabajo y a la vista está de dónde seguimos todos y cada uno de los integrantes de este equipo de Gobierno, pero con esa actitud adelantaban su estrategia de hacer demagogia morbosa y difamarnos públicamente”. Una maniobra que, según el primer edil, han ido realizando permanentemente a través de innumerables “panfletos” que periódicamente distribuye el PP por todo el pueblo, “culpándonos de lo divino y de lo humano, pero sin dar prueba alguna de nada y dejando que el morbo haga el resto”.

De Gregorio, que compareció junto a sus tenientes de Alcalde Almudena Correal y Paco Bermejo, lamentó que en lugar de trabajar sanamente por el desarrollo y bienestar de los vecinos de la población, Juana de la Fuente se esté dedicando a poner trabas a las gestiones que realiza el equipo de Gobierno y “no haya hecho ni una sola propuesta razonable, con un plan financiero concreto, para llevar a cabo algo de provecho para Almodóvar del Campo”.

“Pero ahora va más allá, empleando el argumento de la malversación de fondos en una expresión que suena muy grandilocuente para hacer pensar que este alcalde roba el dinero de sus ciudadanos”, apuntó el alcalde. Sin embargo, la denuncia judicial en la que se emplean esos cargos obedece sencillamente “al empleo de folios del Ayuntamiento, para hacer fotocopias en el Ayuntamiento y meterlos en sobres del Ayuntamiento, con los que el alcalde, en el uso de sus facultades, se dirigió por vez primera a los vecinos meses atrás, para salir al paso de tanta injuria y calumnia como me dedican a mí y a mis compañeros en esos panfletos”, refirió De Gregorio.

Para el presidente de la Corporación municipal, “es muy significativo” que De la Fuente no haya denunciado al alcalde por el contenido de esa carta a los ciudadanos, especialmente porque “ya la justicia me reconoció el derecho a ejercer mi propia libertad de expresión, entendida también como la necesaria defensa que sobre la figura del alcalde tengo el deber de ejercer”. De ahí que, en su opinión, buscase la polémica dando categoría de sentencia a lo que no es otra cosa que comparecer ante un juez, olvidando que por más imputación que se pueda aplicar, “todo el mundo es inocente hasta que se demuestra lo contrario”.

Precisamente por haber utilizado torticeramente al estamento judicial para difamar a Vicente de Gregorio, haciendo creer a la ciudadanía que malversa los caudales públicos, el alcalde adelantó que recurrirá al amparo de la Justicia para limpiar su buen nombre y que, “de una vez por todas no queden impunes las gravísimas acciones de unos concejales, con Juana de la Fuente a la Cabeza, a la que únicamente debiera mover el interés de todos nuestros convecinos, para los cuales tantas cosas hemos hecho hasta este momento y lo que nos queda”.